Zabaco, un espía al descubierto

Míchel Zabaco, hace un año en un entrenamiento en Pinatar Arena con el Cartagena. / pedro martínez / agm
Míchel Zabaco, hace un año en un entrenamiento en Pinatar Arena con el Cartagena. / pedro martínez / agm

Bolo, su entrenador en la Ponferradina, dice que el burgalés «conoce a la perfección al Cartagena y nos vendrán muy bien las referencias que nos dé»

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Míchel Zabaco (Burgos, 1989) es el primer hombre de la eliminatoria de semifinales de la fase de ascenso que va a enfrentar los dos próximos fines de semana a Cartagena y Ponferradina. El domingo, cuando el balón eche a rodar, las cosas empezarán a cambiar y los Elady, Rubén Cruz, Carlos Bravo, Dani Pichín y compañía acapararán todo el protagonismo en el terreno de juego. Será difícil que sobre Zabaco recaiga la atención del personal, ya que al menos en la ida empezará en el banquillo. Trigueros y Jon García son ahora mismo los centrales titulares para Bolo, técnico del conjunto berciano, y el ex del Cartagena estará en el banco de reservas. No obstante, en la víspera del primer envite entre albinegros y blanquiazules todos los focos se dirigen hacia él, quien disputó 75 partidos y anotó tres goles con la camiseta albinegra entre 2016 y 2018.

«El Cartagena es un rival complicado que ha levantado la eliminatoria ante un gran equipo como es el Castilla. Tenemos referencias de él y además contamos con Míchel Zabaco, quien conoce la casa a la perfección, pues jugó allí las dos últimas temporadas. Nos vendrán muy bien las referencias que nos dé. Sabemos que cuenta con jugadores con experiencia en la categoría y que nos va a exigir mucho», comenta Bolo, entrenador de la Ponferradina.

Por supuesto, Zabaco lo sabe casi todo del Efesé, pero el equipo que se va a encontrar en esta eliminatoria apenas se parece a aquel en el que formaba pareja con Moisés en el eje de la zaga. Resulta que el pasado domingo ante el Castilla solo estuvieron en el 'once' de Munúa cuatro futbolistas que compartieron vestuario con el burgalés; Óscar Ramírez, Josua Mejías, , Cordero y Rubén Cruz. Luego entró Aketxe. Moisés estaba sancionado y Jesús Álvaro y Cristo están lesionados.

El zaguero no quería verse las caras con su exequipo y asegura que la eliminatoria está muy igualada

Pau Torres, Hugo Rodríguez, Chavero, Ruibal, Owusu, Moussa y Sergio Jiménez, quienes también participaron en el infausto partido del Cerro del Espino ya no están en el Cartagena. Con todo, Zabaco mantiene el contacto con varios de sus excompañeros y tiene información de sobra para trasladársela a su entrenador. 'La Verdad' ha intentado entrevistar al defensa burgalés antes de estos dos partidos tan importantes para ambas entidades, pero ha sido imposible debido a la negativa de la Ponferradina.

Un autogol fatídico

La política de comunicación del club leonés es la de no conceder entrevistas individuales a ningún medio y ceñirse solo a las ruedas de prensa oficiales del club. Zabaco hablará mañana para los medios de Ponferrada después del entrenamiento. Con todo, el jugador ha confesado a alguno de los amigos que dejó en Cartagena que lo último que quería era enfrentarse al Efesé y que la eliminatoria está muy igualada.

Un presidente que cotizó como picador de carbón

La Ponferradina es un club serio, con prestigio en Segunda B. Sus años dorados los ha vivido recientemente, entre 2005 y 2016, en once temporadas en las que siempre estuvo en Segunda o jugando el 'playoff' de ascenso cuando compitió en Segunda B. Es una entidad con fama de pagar bien y que trata de manera impecable a sus futbolistas.

Pero también tiene sus peculiaridades. Está presidido por José Fernández Nieto, conocido en Ponferrada como Silvano, en honor al nombre de su padre. Se trata de una persona que aparece como directivo de decenas de empresas y de la Federación Española de Fútbol. Y lo curioso es que, pese a ser un empresario conocido por su éxito, llegó a figurar en la Seguridad Social como picador de carbón en la empresa Unión Minera del Norte SA (Uminsa) entre 2008 y 2009, según publicó en 2015 el diario 'El País'.

Él alegó entonces que «había trabajado en la minería» porque quería comprar otra firma. Silvano es uno de los principales accionistas de Carbones Arlanza, con sede en Bembibre (León) y también es director general de Berciana de Petróleos, de una constructora, de varias gasolineras en la provincia de León y de una empresa de embutidos.

Hace unos meses, en conversación privada con este periódico, el que fuera defensa central del Efesé reconoció que el gol en propia meta que se hizo en el minuto 97 en la final por el ascenso ante el Rayo Majadahonda del año pasado pesó mucho a la hora de no sopesar una oferta de renovación del Cartagena y aceptar rápidamente la propuesta de la Ponferradina, donde este curso ha jugado 28 encuentros como titular.

El zaguero burgalés rechazó ofertas de Mirandés, Racing de Santander y Hércules y escogió la de la Ponferradina, un club estable y que cumple a rajatabla en lo económico. Míchel Zabaco completó dos grandes temporadas con la camiseta del Efesé, pero lo cierto es que finalmente será recordado de por vida por su autogol en Majadahonda. Así las cosas, tomó la decisión de hacer las maletas y marcharse muy lejos, a más de 800 kilómetros de la ciudad portuaria. Lo curioso es que Zabaco habría renovado automáticamente por el Cartagena hasta 2020 en caso de ascenso, pero tuvo la mala suerte de protagonizar una acción desgraciada que le perseguirá siempre y encontró nuevo equipo solo una semana después de la eliminación en el 'playoff' ante el Extremadura.

Al marcharse, Zabaco dijo que estaba «completamente seguro» de que su autogol en Majadahonda «se olvidaría pronto», ya que el Cartagena iba a ascender «este mismo año». Obviamente, ahora no piensa lo mismo. Como le sucediera en su etapa en el Efesé, un ascenso con la Ponferradina le cambiaría la vida a él, que ya tiene 30 años, y a sus compañeros en el cuadro berciano.

Respeto al Cartagena

No hablan los futbolistas de la Ponferradina, pero sí lo hizo el presidente del club, José Fernández Nieto. «Yo creo en la fuerza de El Toralín, pero la eliminatoria se resolverá en función de lo que hagamos en los dos partidos. El Cartagena es un gran equipo y nosotros los respetamos al máximo. A los rivales hay que respetarlos; esto es un deporte. Y todo lo que se haga que sea legal, hay que respetarlo», dijo Fernández cuando le interrogaron sobre las quejas del Real Madrid Castilla por la presunta dureza empleada por los jugadores albinegros el pasado domingo.

Belmonte: «Son un equipo más intenso que agresivo»

El presidente del Cartagena, Paco Belmonte, aseguró a 'La Verdad' que la Ponferradina es «un gran equipo de la categoría» y entiende que la eliminatoria «se decidirá en El Toralín con total seguridad». Sobre las virtudes del conjunto entrenado por Jon Pérez Bolo, apuntó que «son un equipo más intenso que agresivo, con mucho peligro a balón parado y dos jugadores muy verticales en las bandas como Isi y Dani Pichín». Belmonte opinó que «la lesión de Yuri les ha hecho crecer como bloque y ahora hay muchos jugadores que aportan llegada y gol».

Más