«Vamos a pelear hasta el final»

Munúa, ayer, le da indicaciones desde el área técnica a Aketxe, con Luis Mata preparado para sacar de banda en segundo plano. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Munúa, ayer, le da indicaciones desde el área técnica a Aketxe, con Luis Mata preparado para sacar de banda en segundo plano. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

Munúa muestra su disgusto por la «relajación» cuando el Marbella se quedó con diez

RUBÉN SERRANO CARTAGENA.

El Cartagena está matemáticamente clasificado para el 'playoff' de ascenso a Segunda, gracias al pinchazo del Badajoz y a la victoria de ayer ante el Marbella (2-0). Pero a Gustavo Munúa no le gustó la «relajación» de su equipo en algunos momentos del partido, sobre todo a raíz de la expulsión del visitante Juanma Garía en el minuto 55. Por eso, insistió varias veces en ello durante su comparecencia posterior al choque.

«Con la expulsión, nos confiamos demasiado. Parecía que estaba hecho [con 2-0 en el marcador] y casi nos llevamos un gran disgusto», por un disparo de Elías que salvó Joao Costa con una gran estirada. «Hubo momentos de incertidumbre. Erramos en la salida de balón y nos sentimos incómodos. No estamos en condiciones de subestimar a nadie. No me gustó. Somos un equipo serio, con una identidad, y no nos podemos dar esos lujos ahora», criticó el charrúa.

A pesar de esas desconexiones puntuales, el Efesé dominó la primera parte. «Tuvimos el balón, las ocasiones e hicimos un gol. Las sensaciones no eran malas. El Marbella es un rival mentalmente fuerte, suelto y prácticamente sin jugarse nada. Siempre es difícil. Es un equipo en forma [llegó al Cartagonova con 16 jornadas seguidas sin perder y 7 sin encajar]», más aún cuando los albinegros tenían «la necesidad de ganar» y seguir con opciones de quedar primeros de grupo. «Tuvimos varias fases de pérdidas de balón», sobre todo de Mejías y Sergio Ayala, y «esperemos que no vuelva a suceder», advirtió Munúa.

El charrúa defiende a Mata, desorientado de carrilero diestro: «Estoy contento; viene un buena línea»

«Tuvimos momentos de incertidumbre y pérdidas; no estamos en condiciones de subestimar a nadie»

El uruguayo repitió el sistema de 3-5-2 y, como era de esperar, apostó por Luis Mata de carrilero diestro, en sustitución del lesionado Santi Jara. Al luso se le vio incómodo y desorientado. Pero el técnico del Efesé, que dejó el colmillo de Óscar Ramírez en el banquillo, salió en su defensa. «A Luis lo veo muy bien, viene en buena forma, interpreta muy bien el juego a pesar de ser zurdo. Sabe leer el juego, temporizar y aparecer por sorpresa. En el uno contra uno es muy difícil pasarlo. Te da mucha seguridad. Estoy contento con su rendimiento, aunque otros compañeros lo podrían hacer bien».

Sin forzar amarillas

Al Efesé le quedan dos jornadas más para tratar de meterle más presión a Melilla y Recreativo de Huelva. Este domingo, a las 18.00 horas, viaja a Talavera de la Reina para enfrentarse a un rival ya salvado del descenso. Terminará en casa, ante un Linense también sin metas. «Quedan seis puntos y estamos para pelear hasta la última jornada ese primer lugar, y así lo vamos a hacer. El objetivo está más que claro. Vamos a luchar mucho por conseguirlo». Los afrontará con Aketxe, Vitolo, Cordero, Moisés y Orfila a una amarilla de la sanción. «No vamos a gestionar nada. Todos los partidos son importantes», dijo Munúa.