Fútbol | FC Cartagena

El trasvase cambia de dirección

Maestre pugna con Moyita en el último derbi en el Cartagonova. /J.M. Rodríguez / AGM
Maestre pugna con Moyita en el último derbi en el Cartagonova. / J.M. Rodríguez / AGM

La probable llegada de Maestre al Efesé confirma que lo habitual es que los mejores jugadores granas vayan ahora al Cartagena, cuando antes era al revés

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Sergi Maestre, centrocampista barcelonés que esta temporada ha destacado en el Real Murcia, está muy cerca de convertirse en jugador del Cartagena. Tiene propuestas mejores desde el punto de vista económico, pero a nivel deportivo ninguna oferta le da lo que le ofrece con total seguridad la del Efesé: ser titular en un equipo que volverá a estar en la pelea por el ascenso. Su cada vez más probable llegada conllevará la marcha de Vitolo, penalizado por su mal final de temporada y sus casi 36 años.

A sus 28 años, Maestre se encuentra en el mejor momento de una carrera que siempre se ha desarrollado en Segunda B. Acumula un total de 247 partidos en la división de bronce tras sus pasos por Lugo, Zaragoza B, Olot, Cornellá, Badalona y Real Murcia. Se formó en las categorías inferiores del Barça y entre sus virtudes destacan su inteligencia táctica y su solvencia a la hora de sacar la pelota jugada desde atrás. Es un notable pivote defensivo.

Si finalmente Maestre cruza de norte a sur el Puerto de la Cadena para cambiar Murcia por Cartagena hará el mismo camino que el verano pasado recorrieron Elady, Santi Jara y Orfila. Los dos primeros han sido los dos mejores jugadores del Cartagena en la temporada que acaba de terminar. Elady tiene ofertas de Tenerife, Cádiz y Almería, pero el club se remite a su cláusula de rescisión (500.000 euros) y de momento no hay negociación en marcha con ningún club. Santi Jara, con contrato en vigor, tiene plaza fija en la plantilla albinegra del próximo curso.

Fueron al vecino

Del Murcia al Cartagena
:
2018:
Diego Benito, Carrillo, Orfila, Santi Jara y Elady
2017:
Germán y Chavero.
Antes:
Urzaiz, Cañadas, Guirao, De Lucas, Tato, Clavero, Pablo Ruiz, Loreto, Isach, Gómez, Larrosa, Morillas, Juanjo y Eugenio.
Del Cartagena al Murcia
:
2018:
Hugo Álvarez.
2017:
Fernando Llorente y Salva Chamorro.
Antes:
Añil, Paco Sánchez, Pedro Cordero, Palomeque, Rai, Isaac Jové, Campillo, Quinín, Azkárate, Javi Delgado, Sergio Fernández, Carlos Molina y Tete.

Carrillo, Diego Benito, Chavero y Germán Sáenz son los futbolistas que en los dos últimos años vistieron la camiseta albinegra tras haber pasado anteriormente por el Murcia. Esto confirma un cambio de tendencia en el tipo de relación entre los dos grandes enemigos del fútbol regional, ya que siempre el Cartagena estuvo por debajo del Murcia y el viaje más habitual era en dirección norte. Jugadores que destacaban mucho en el Cartagena eran fichados por el Murcia.

Bonanza y crisis

El camino a la inversa solo lo hacían futbolistas que habían sido descartados por el club grana y cuya carrera, salvo contadas excepciones, estaba ya en declive. Eso es historia. Ahora vienen al Cartagena, procedentes del Murcia, futbolistas en plenitud. Los casos de Elady y Santi Jara hablan por sí solos. El cambio de dirección en los trasvases de jugadores Murcia-Cartagena y Cartagena-Murcia se explica por un doble motivo: el Efesé vive años de bonanza económica, institucional y deportiva, mientras que el Real Murcia está atravesando los peores momentos de su historia, a raíz de su descenso administrativo de 2014.

Sea como fuere, nunca ha sido tarea fácil para ningún futbolista abandonar Nueva Condomina para aterrizar en el Cartagonova. Y mucho menos lo fue hacer el trayecto al revés. Así, no sorprende el hecho de que entre 2012 y 2016 el trasvase de jugadores entre las dos ciudades más importantes de la Región fuera tan escaso.Antes del polémico fichaje de Germán Sáenz por el Efesé, cocinado por Belmonte y Sánchez Breis a espaldas de Deseado Flores en las últimas horas del mercado invernal de 2017, De Lucas y Tato ya habían dejado el Murcia para venir al Efesé. Ambos acabaron triunfando y se convirtieron en ídolos de la afición blanquinegra.

En los años 50, 60 y 70 sí fue muy habitual el ir y venir de jugadores entre ambos clubes. Los más veteranos seguro que recuerdan los nombres del lorquino Pallarés 'El liguillo' o Bardají, que vinieron al Cartagena desde el Murcia. Luego, Añil, Pedro Cordero, Paco Sánchez, Palomeque o Rai hicieron el camino a la inversa, con desigual fortuna en el conjunto de la capital.

Más adelante, con el Efesé en Segunda, los defensas Clavero y Pablo Ruiz acompañaron a De Lucas en el Cartagena de Juan Ignacio Martínez que casi sube a Primera. Loreto e Isach también hicieron el viaje de norte a sur. El Murcia, por su parte, contraatacó tras el robo de Germán fichando en el verano de 2017 a Fernando Llorente. Pero solo duró cinco meses en el cuadro grana.

El fichaje de Mackay, pendiente de Mario y Joao Costa

Además de Maestre, el meta coruñés Ian Mackay, de 32 años, podría también cambiar el Murcia por el Cartagena. De momento, solo está en la agenda de Paco Belmonte, a la espera de que el dueño del club tome una decisión consensuada con Gustavo Munúa acerca de qué dos inquilinos habrá el próximo curso en la portería del Efesé. Mario, que ha sido suplente, tiene un año más de contrato y en el club siempre se ha destacado su profesionalidad e importancia en la armonía diaria en el vestuario.

Por su parte, Joao Costa va a desligarse del Oporto y a Belmonte le gustaría hacerse con sus servicios. En su contra juega el hecho de que deja de ser sub-23. Mackay ha recibido 30 goles en 36 partidos con el Murcia y ha salvado a los granas en muchos partidos de la temporada. Le han ofrecido la renovación a la baja y no va a seguir en el Murcia. El Cartagena está atento a su futuro.