«Pau Torres está perfecto y ahora hay que decidir»

El meta Pau Torres, en el entrenamiento de ayer en el campo de la Esperanza./J. M. Rodríguez / AGM
El meta Pau Torres, en el entrenamiento de ayer en el campo de la Esperanza. / J. M. Rodríguez / AGM

«Disponemos de los tres porteros y es una situación especial y difícil. Hay que tener tacto con estas cosas», admite el entrenador

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

La situación que se vive desde la semana pasada en la portería del Cartagena empieza a recordar mucho a la del año pasado, ya que el meta teóricamente titular está en el banquillo y el que partía como suplente es el que está jugando. Además, el segundo cancerbero de la plantilla encara el tramo final de la temporada con la ventaja de haber tenido continuidad desde principios de enero. La gran diferencia -por supuesto- es que hace un año Limones fue al banquillo por una decisión técnica y ahora Pau Torres ha sido relegado por la lesión que sufrió en el primer partido del año en Huelva y que le obligó a pasar por el quirófano. La semana pasada, tras dos meses y medio fuera de combate, regresó a una convocatoria y estuvo en el banquillo en el duelo ante el filial de Las Palmas.

«Pau Torres está perfecto. Ha he cho un gran esfuerzo para recuperarse antes de tiempo y ha recortado plazos. Es un tío muy importante para nosotros y un portero de mucho nivel. Él está bien, tiene la mano en condiciones y lleva bastantes entrenamientos completados y una buena carga de trabajo. Se le ve con muchas ganas. Sabemos que esta es una situación especial y difícil, ya que Marcos y Craninx están perfectamente también y su nivel es alto. Pau Torres, cuando se lesionó, estaba a un nivel muy alto, pero sabemos que hay que tener tacto con estas cosas, ya que el puesto de portero es delicado», admitió ayer el entrenador del Cartagena, Alberto Monteagudo, quien no dio pistas sobre si mañana mantendrá a Marcos o apostará por Pau Torres.

Oferplan

El meta madrileño, que ha encajado 14 goles en los 14 partidos que lleva defendiendo la portería albinegra, ha conseguido por fin la regularidad que le faltó en sus primeras apariciones. Por su parte, Pau Torres recibió 14 goles en los 17 encuentros de Liga que jugó. Cuando cayó lesionado en Huelva, el pasado 7 de enero, el catalán atravesaba su mejor momento del curso. Solo le habían marcado cuatro tantos en los ocho partidos anteriores a su lesión. En el quinto, un autogol de Míchel Zabaco en el Nuevo Colombino, chocó contra el poste y sufrió una fractura en el segundo metacarpiano de la mano izquierda.

Jesús Álvaro, apto

La única baja para mañana es la del sancionado Hugo Rodríguez, quien vio la quinta amarilla en Las Palmas de Gran Canaria. Moisés, baja en la salida a Canarias por culpa de un fuerte golpe sufrido en el encuentro anterior contra el Granada B, está recuperado y volverá a ser titular mañana ante el Jumilla. Y también regresará al 'once' el lateral Jesús Álvaro, quien no viajó a tierras canarias porque su pareja estaba a punto de dar a luz. Anoche, al cierre de esta edición, aún no había nacido la primera hija del lateral tinerfeño. Pero lo normal es que lo haga antes del partido de mañana.

«La semana pasada no estaba mentalmente para jugar. Estaba centrado con lo suyo, fue tres veces al hospital para el parto y las tres veces se volvió a casa. Él lo que no quería era perderse el nacimiento de su hija y yo, como entrenador, por supuesto que lo entiendo. Yo me perdí el nacimiento de mi primera hija en un partido en el que luego me quedé en la grada. Y en la segunda, ya le dije al míster que podía ser la final del Mundial pero yo me iba a ver cómo nacía mi hija. Jesús [Álvaro] lo que quiere es ver nacer a su hija. Tras eso, estará en condiciones para jugar mañana», contó Monteagudo.

 

Fotos

Vídeos