Dos terrenos prohibidos para 'cazar' al líder

Ander Lafuente conduce la pelota entre dos rivales, el 24 de febrero de 2008, en la última victoria del Efesé en Marbella. /Geca Sport
Ander Lafuente conduce la pelota entre dos rivales, el 24 de febrero de 2008, en la última victoria del Efesé en Marbella. / Geca Sport

Los siguientes viajes del Efesé, a 7 puntos del Melilla, son a Marbella y a La Línea ; el balance allí es de de 2 triunfos en los últimos 10 partidos

RUBÉN SERRANO CARTAGENA

No importan los momentos de forma, el nivel de la plantilla, las bajas ni la altura de la temporada, ya sea en la jornada 5, 20 o 33. Tampoco si está en juego el liderato o la lucha por evitar los puestos bajos de la clasificación. El caso es que cada vez que el Efesé tiene que hacer las maletas y viajar hasta Marbella y La Línea de la Concepción, hay problemas. En los últimos diez desplazamientos (cinco a cada estadio), los albinegros solo han sumado dos victorias, una en cada campo. Y esta vez, se da la circunstancia de que son los dos próximos partidos que va a disputar el Cartagena lejos de casa. Mañana toca ir a Marbella, el último viaje de 2018, y luego abrir la persiana del 2019 junto al Peñón. Los de Munúa tendrán que romper ese gafe en estos territorios prohibidos si no quieren perder más comba con el líder Melilla, a 7 puntos de distancia.

El del Marbella es el caso más cercano. Allí no ganan los albinegros desde una lluviosa tarde de febrero de 2008, cuando el equipo entrenado entonces por Pichi Lucas se llevó los tres puntos gracias a un gol de Orlando. En aquella plantilla, previa a la del ascenso en Alcoy, brillaban Sívori, Molist, Carmona, Ander Lafuente y Cabrejo, entre otros, y derrotaron al extinto UD Marbella, que en 2013 cambió de denominación por el actual Marbella FC, con los correspondientes ascensos de categoría. Desde ese 24 de febrero, el balance es de dos empates y dos derrotas.

PARA TENERO CLARO

Marbella.
Últimos cinco viajes: 1 victoria, 2 empates y 2 derrotas.
La Línea.
Últimos cinco viajes: 1 victoria, 1 empate y 3 derrotas.
Victorias.
En Marbella, en febrero de 2008. Gol de Orlando (0-1). En La Línea, en marzo de 2014. Gol de Carlos David (0-1).
Melilla.
Líder a 7 de distancia. Marbella y La Línea, próximos dos partidos fuera de casa del Efesé. Mañana y el 6 de enero.

No lo lograron los chicos de Palomeque en 2015, pese a ponerse dos veces por delante en el marcador, con goles de Luque y Carlos Martínez (2-2). Idéntico resultado fue el de la temporada siguiente, ya con Monteagudo, en la recta final de un curso que empezó mal y terminó sin el premio de la fase de ascenso. En marzo del año pasado, las dianas de Delmonte y Ramírez (en propia puerta) alejaron un poco más al Efesé del Lorca FC, en plena caída libre de resultados hasta acabar metidos en el 'playoff' de chiripa. A principios del curso pasado se repitió la historia: derrota por 1-0 con un gol de Chus Hevia. También ocurrió en la vuelta, en el Cartagonova, con un tanto de Indiano.

Sin 'columna vertebral'

Por suerte para este Cartagena de Munúa, el actual Marbella no tiene nada que ver al que le peleó el liderato a los albinegros. Para empezar, no sigue el entrenador Estévez. Tampoco gran parte de los principales pilares de aquella plantilla: el medio Corpas jugó 36 partidos, marcó 8 goles y se fue al Almería. También el joven Rioja, canterano de Real Madrid y Celta. Otro bloque fundamental, el dominicano Carlos Julio, abandonó el club con destino al Mirandés. Además, no continuaron Francis Ferrón (20 partidos y 11 dianas), el central Catena (ahora en el Reus) ni Carlos Indiano, que rindió a un gran nivel, encontró regularidad con Estévez y fue a parar al Salamanca.

El caso es que después de Marbella, y recibir al Talavera para cerrar el 2018, los de Munúa deberán arrancar 2019 en La Línea, otro campo gafado. Desde marzo de 2014 no vencen allí los albinegros, cuando Carlos David hizo el único gol del partido (0-1). El resto de cursos siguientes, el balance fue de tres derrotas y un empate. Tocará romperlo para 'cazar' al Melilla.

Cárcel, rusos y un nuevo dueño chino, en medio del caos

El Marbella ha vivido unos meses realmente muy convulsos, que se está notando a nivel deportivo, con el equipo en mitad de tabla. En noviembre, el club cambió de manos: lo dejó el ruso Alexander Grinberg, tras un lustro en el que evitó la desaparición del club (estaba con deudas en Tercera y lo convirtió en sociedad anónima), y ha dejado paso a la sociedad Guirenniao Group Limited, con sede en Hong Kong. El nuevo presidente es Zhao Zhen y, de momento, hay cambios en el organigrama e incertidumbre en el vestuario y cuerpo técnico. Grinberg fue detenido el año pasado por lavar presuntamente dinero para la mafia rusa. Estuvo en la cárcel y, desde que salió en febrero, aún investigado, ya había intentado vender el Marbella. Ya estaba en conversaciones con varios grupos y el traspaso de acciones se hizo efectivo finalmente en noviembre.

 

Fotos

Vídeos