La sonrisa a un 2018 amargo

Jugadores del Efesé durante un partido./A. Gil/ AGM
Jugadores del Efesé durante un partido. / A. Gil/ AGM

El Efesé, sin Moyita, Moisés ni Vitolo, recibe hoy al Talavera en el último partido de un año marcado por el no ascenso en mayo en Majadahonda

R. S. CARTAGENA

La reciente victoria en la Nueva Condomina, ante el eterno rival; la histórica goleada al Ibiza (6-0) e incluso el logro de acabar líderes del grupo IV, la temporada pasada, algo que no se lograba desde que Paco Jémez estaba sentado en el banquillo, allá por 2009. Al Efesé le toca esta tarde bajar la persiana del año 2018, a las cinco de la tarde, con la visita del Talavera al estadio Cartagonova. Un año con alegrías, sin duda, pero irremediablemente amargo y que será recordado para siempre por aquella desgraciada mañana del 27 de mayo, cuando el Cartagena perdió el ascenso a Segunda División en Majadahonda con un gol en propia a falta de medio minuto.

Ahora toca descansar. Desconectar unos días. Estar con la familia. Recuperar energías de cara a un 2019 que se presenta de nuevo con el ascenso en el horizonte. Pero antes de esa semana de vacaciones, al Efesé le toca cerrar al menos el amargo 2018 con una sonrisa, sumando los tres puntos esta tarde y comiéndole algo más de terreno al líder Melilla, a cuatro puntos de distancia. Una temporada más en Segunda B es el luto que debe pasar obligatoriamente el conjunto albinegro.

Y el primer paso para salir es con una victoria. De sumar los tres puntos, el Cartagena se marcharía al parón invernal con 36, una cifra idéntica a la de la temporada pasada y a pesar del irregular arranque liguero de los de Munúa. Pero, como ya se sabe en esta categoría, nadie lo va a poner sencillo. Mucho menos el Talavera del exalbinegro Fran Alcoy, un equipo cañero pero que anda metido en líos: son decimoterceros, con 22 puntos y solo 6 por encima del descenso. Aún pueden respirar tranquilos, con cierto colchón, pero el problema es que no ganan desde principios de noviembre. Son seis partidos consecutivos sin obtener un triunfo, y esa ansiedad pesa.

El problema es que el entrenador albinegro, Gustavo Munúa, deberá hacer frente al choque sin tres de sus futbolistas más utilizados: no estarán Moyita, Moisés ni Vitolo. El de Osuna arrastra unas molestias en el rotuliano, motivo por el que ya se perdió varios partidos, mientras que el central sevillano se resintió de un dolor en la rodilla. No llegan a tiempo.

En el caso del tinerfeño, su ausencia estaba ya más que confirmada con Munúa. El uruguayo es partidario de no forzarlo, a pesar de que se encuentra perfectamente de la fractura del tabique nasal que sufrió en Marbella. Vitolo fue sometido a una reducción y, aunque eso no le impide jugar, en el club prefieren que descanse. Su puesto está perfectamente cubierto con Cordero, Julio Gracia y hasta Álvaro Queijeiro. También el de Moisés, con Orfila o Antonio López. Elady y Fito son las otras alternativas para sustituir a Moyita.

Análisis de juego y mesas redondas, en la escuela de Agrónomos

El salón de actos de la escuela de Agrónomos de la UPCT asiste hoy al segundo día de las jornadas de formación organizadas por la Fundación del FC Cartagena, la UPCT y la AFCT. Desde las 9.15 hasta las 13 horas habrá talleres de metodología de entrenamiento, análisis de juego, mesas redondas y una 'masterclass' de aspectos de modelo de juego. La entrada es gratuita y está destinado a los padres, tutores, entrenadores y monitores de las bases. Participan, entre otros, el director de la cantera albinegra y exanalista del Atlético de Madrid, Javier Madrid; y los entrenadores David Jávega y Paco García.

 

Fotos

Vídeos