Elady Zorrilla: «Sigo trabajando en la aceituna en mis días libres. El fútbol no me va a cambiar la vida»

Elady Zorrilla, ayer por la tarde en el Cartagonova. / antonio gil / agm
Elady Zorrilla, ayer por la tarde en el Cartagonova. / antonio gil / agm

«Lo primero que hace un futbolista cuando gana dinero es comprarse un cochazo y un neceser de 400 euros. A mí, eso no me interesa», cuenta el extremo del FC Cartagena

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

«Lo primero que hace un futbolista cuando gana dinero es comprarse un cochazo y un neceser Louis Vuitton de 400 euros. Yo no quiero vacilar de coche ni gastarme 400 euros en un bolso, por muy exclusivo que sea». Entonces, Elady Zorrilla (La Puerta de Segura, Jaén, 1990) muestra el suyo. «Me ha costado 30 euros y los otros 370 los guardo para cosas importantes», cuenta con naturalidad el futbolista del Cartagena, quien compaginó el fútbol con su trabajo como albañil hasta hace tres años.

Ficha personal

Nombre y edad
Elady Zorrilla. Nació en La Puerta de Segura (Jaén) y tiene 28 años.
Trayectoria
Orcera, La Puerta, Villacarrillo, Real Jaén, La Hoya Lorca, Écija, Linares, Mancha Real, Real Murcia y KS Cracovia.
Partidos/goles en Segunda B
91/28.

- Lo tiene claro.

- El fútbol no me va a cambiar la vida porque ni me voy a hacer millonario ni me va a fichar el Chelsea. Soy de un pueblo de Jaén de 2.500 habitantes, tengo el espejo de mis padres y me miro en él. Nunca he querido acostumbrarme a lo bueno. Porque pasar de lo bueno a lo malo cuesta y al revés no cuesta nada. Hoy [por ayer] he estado por la mañana trabajando en mis olivos [en plena sierra de Jaén] antes de venir para Cartagena [el entrenamiento de ayer fue por la tarde]. En mis días libres sigo trabajando en la aceituna. Es el futuro que me espera cuando deje el fútbol. Ayudo a mis padres y además tengo tierras con olivos y tengo que gestionarlos, recogerlos y arreglarlos.

«Cuando llegué de Polonia no me iba de nadie porque no me respondían las piernas. Ya estoy fresco»

- Su historia es la de un futbolista distinto, uno que de tanto intentarlo al final ha llegado. Tiene 28 años y aún le falta un paso más.

- Yo nunca he ganado dinero en el fútbol y ahora que estoy ganado algo no me voy a volver loco. Sé que mi oportunidad de jugar en Segunda pasa por subir con el Cartagena y convertirme en un jugador importante aquí. Este verano tuve ofertas de clubes de Segunda, pero me ofrecían bastante menos del salario base para la categoría e iba como cuarto o quinto extremo. Esa no es manera de jugar en Segunda. Si llego, quiero hacerlo bien. Ojalá sea en Cartagena. Nunca he estado en un club en el que se hagan las cosas tan bien. Paco [Belmonte] y Manolo [Sánchez Breis] son dos personas excepcionales. Están siempre en el día a día, 24 horas pendientes de todo y muy cerca de los jugadores. Merecen el ascenso.

- Este domingo, junto a Orfila, Santi Jara y Carrillo, vuelve a la que fue su casa hasta el pasado mes de junio. ¿Celebrará un gol si lo marca?

- De bien nacidos es ser agradecidos. Y en Murcia se portaron de maravilla conmigo. Me dieron la oportunidad de convertirme en un jugador importante en Segunda B. Yo hice las cosas bien en el Mancha Real, marcando 11 goles y dando 16 asistencias en la primera vuelta. Pero ellos apostaron por mí y era difícil, viniendo de donde venía y tras varios años jugando en Tercera División. Y no tiene sentido que yo me ponga a celebrar un gol en Nueva Condomina.

«No me asocio lejos del área ni sobo la pelota porque no me gusta. Voy directo hacia la portería»

- Está teniendo un comienzo difícil en el Cartagena. Ni siquiera se puede decir que es titular fijo.

- Solo hay cuatro o cinco jugadores que lo sean. He tenido menos minutos de los que me hubiera gustado, pero miras a otros compañeros y están como yo. Soy el jugador número 12 de la plantilla en minutos acumulados y al final he aportado cosas. Las piernas no me respondían al principio, porque llegué de Polonia tras 40 días parado y sin hacer pretemporada. Y en mi primera semana jugué los tres partidos que tuvimos, los dos de Don Benito y el de Huelva. No me iban las piernas y así no te puedes ir de nadie. Pero mira el domingo cómo sí me iba de alguien. Me noto mucho mejor, fresco y con chispa.

- Es capaz de lo mejor y de lo peor. Un día parece un jugador de Regional y otro, de Primera División. Además, se le achaca que tácticamente le cuesta más que a otros.

- Yo no creo que sea irregular. Un jugador que se tira ocho jornadas sin marcar un gol puede serlo. Pero no es mi caso. Lo que hable la gente me resbala. Yo sé lo que hago en el campo. Es mentira que no trabaje en defensa. El domingo salvé un gol en nuestra área pequeña. Yo sé que si no bajo a defender no puedo jugar de titular. Ni aquí ni en ningún lado.

«El Murcia apostó por mí tras varios años jugando en Tercera. No tiene sentido celebrar un gol allí»

- Tiene la etiqueta de revulsivo.

- No me gusta mucho, pero es verdad. El propio míster [Munúa] sabe que por mis características puedo cambiar los partidos entrando desde el banquillo en las segundas partes. Santi Jara es mucho mejor jugador que yo. Tiene mucha más calidad. Y Carrilo, por ejemplo, es buenísimo. No le quitan el balón nunca. Pero yo tengo gol. Más que ellos. Voy a la espalda, soy vertical y hago daño a la defensa rival. Me la juego. Dicen que no me asocio. Pero es que no soy un jugador que pierde el tiempo, asociándose y tocando el balón veinte veces con el compañero lejos del área. Y hubo entrenadores que no me ponían por eso. Porque no sobaba la pelota. Pero es que no me gusta. Es perder el tiempo. Prefiero ir directo hacia la portería y buscar el gol.

- Le ha costado mucho llegar. ¿Por qué? ¿Cuál fue el problema?

- Subí con el Jaén a Segunda y me echaron. Y subí con el Linares a Segunda B y me echaron. Al tercer ascenso, con el Mancha Real, me dieron la oportunidad. Y la aproveché. He marcado casi 60 goles en mi carrera, entre Segunda B y Tercera. No está mal para ser un extremo.

«Cuando deje el fútbol, me dedicaré a lo de siempre, a mis olivos y mis tierras. Y me iré a cazar y a pescar»

- ¿Qué hará cuando se retire?

- Dedicarme a lo de siempre, a mis olivos y mis tierras. He invertido en eso y a mi familia no le ha ido mal. Aprovecharé para disfrutar de mis dos pasiones, la caza y la pesca.

Más

 

Fotos

Vídeos