Sin salidas, a la espera de Cristo

Cristo Martín salta al terreno de juego, en un reportaje con 'La Verdad' el pasado 28 de noviembre. / antonio gil / agm
Cristo Martín salta al terreno de juego, en un reportaje con 'La Verdad' el pasado 28 de noviembre. / antonio gil / agm

El Cartagena solo dará de baja a un sénior en el caso de que el atacante tinerfeño esté apto para jugar a finales de enero

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Será el mercado invernal menos movido de la era Paco Belmonte. Salvo que aparezca alguna ganga a lo largo del mes de enero, el Cartagena no fichará a ningún jugador mayor de 23 años y solo hará algún movimiento en las 16 fichas sénior si el atacante tinerfeño Cristo Martín está apto para jugar la segunda vuelta. Si se recupera a tiempo y el club le da una ficha, habría que dar una baja antes del 31 de enero. Pero Cristo todavía no se entrena junto a sus compañeros y aún habrá que esperar dos o tres semanas para saber si tiene posibilidades de llegar a tiempo o si, por el contrario, se pasa toda la temporada en blanco. Se rompió el tendón de Aquiles el pasado 2 de mayo y su puesta a punto se está demorando un poco más de lo previsto.

«Mi reto es estar el 15 de enero entrenando con mis compañeros. Ese día no estaré al 100%, lógicamente. Pero quiero estar y, poco a poco, ir recuperando todo lo demás. Si llega en febrero, perfecto. Si es en marzo, igual. Pero voy a pelear para que sea cuanto antes y para volver a jugar esta temporada», anunció el futbolista canario hace un mes en una entrevista concedida a 'La Verdad'.

Cristo tiene contrato hasta 2020, es uno de los capitanes y su relación con Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis es fantástica. Va más allá de lo puramente deportivo. Por ejemplo, Cristo jugó un papel fundamental el pasado verano para que su paisano y amigo Vitolo acabara aceptando la oferta del Cartagena. «El primero que va a ser honesto, conmigo mismo y con el club, voy a ser yo. Si no estoy bien, no voy a permitir que me den una ficha. Pero si estoy bien, voy a pelearlo al máximo», añadió Cristo en la misma entrevista.

Belmonte cuenta con Juan Moreno, Rui Moreira e Igor Paim, aunque hayan tenido pocos minutos

El UCAM y Antonio López

Si hay que hacerle hueco a Cristo, una de las posibilidades que ganarían peso sería la de facilitar la salida del central Antonio López, quien tiene una propuesta informal del UCAM, equipo que ya peleó el pasado verano con el Cartagena por hacerse con los servicios del defensa de Puerto Lumbreras. Al final, el ex del Lorca se decantó por el Efesé. Y ahora, tras disputar solo cuatro partidos, es uno de los que está en la rampa de salida del conjunto albinegro. En el club universitario buscan un central de garantías y le han vuelto a abrir la puerta. El probable regreso de Josua Mejías, con ficha sub 23, completaría una operación a tres bandas en la que todas las partes -unas más que otras, obviamente- saldrían ganando.

En el Cartagena, no obstante, aseguran que se sigue contando con Antonio López y mantienen el mismo discurso desde hace varias semanas. «No habrá salidas, a expensas de saber qué va a pasar con Cristo», ha repetido en varias ocasiones el dueño del club, Paco Belmonte, quien tampoco contempla la marcha de ningún sub 23. Porque en la entidad mantienen intacta su confianza en Juan Moreno, Rui Moreira, Luis Mata e Igor Paim, los jóvenes sub 23 que menos minutos han tenido en la primera parte del campeonato.

Belmonte y Munúa no quieren que se marche ninguno en este mercado invernal, aunque obviamente los cuatro están descontentos ante la falta de oportunidades y alguno podría pedir la baja, con el fin de ir a otro equipo donde las posibilidades de jugar sean mayores. Si eso sucede, el Cartagena no pondría pegas y facilitaría la salida del futbolista en cuestión. En este sentido, hay que recordar que los lusos Luis Mata y Rui Moreira están cedidos por el Oporto, al igual que Joao Costa. Y que Paim y Moreno son propiedad del Efesé.

Josua Mejías, cada vez más cerca de volver al Efesé

El Nástic de Tarragona ya ha comunicado al Leganés, propietario de los derechos del defensa Josua Mejías, que quiere poner punto y final a la cesión del venezolano, que en principio expiraba el 30 de junio. Enrique Martín, técnico del conjunto tarraconense, no cuenta con el futbolista y la relación entre entrenador y jugador es prácticamente inexistente. Josua Mejías, que no juega desde el 17 de noviembre por culpa de una lesión en el recto femoral de la pierna derecha, quiere salir del Nástic y seguir jugando en Segunda.

El Leganés, club con el que tiene contrato hasta 2023 y que pagó 450.000 euros de traspaso por él al Carabobo, está buscándole un nuevo destino en la división de plata. Pero no lo tiene fácil. El Cartagena está a la espera. Si tiene que volver a Segunda B, Josua Mejías, de 21 años, solo contempla la opción del Efesé. Y si no encuentra acomodo en Segunda, el Leganés lo volverá a ceder al conjunto cartagenero. Por tanto, la vuelta del venezolano es cada vez más posible.

Más