Los 'revulsivos' consolidan al Efesé

Julio Gracia, en el partido ante el Recreativo./ lof
Julio Gracia, en el partido ante el Recreativo. / lof

El Cartagena ha conseguido la mitad de sus goles y puntos a partir del minuto 75, gracias a la aportación de los suplentes

RUBÉN SERRANOCARTAGENA.

En Majadahonda, el ascenso se escapó a falta de medio minuto para el final del partido. Y el Cartagena de Gustavo Munúa, que ha pasado página de aquella tragedia pero la llevará siempre a cuestas, ha aprendido a mantener la concentración, a saber gestionar los tramos finales y, sobre todo, a golpear a sus rivales con la misma medicina que le hizo besar la lona en el Cerro del Espino. Ahora, el Efesé es un experto en perforar porterías cuando se acerca el final de los encuentros. El ejemplo de la Nueva Condomina, con una remontada consumada en los minutos 78 y 81, es el último ejemplo de una larga lista de antecedentes.

Siete de las diez dianas que ha marcado el equipo en el tramo final llevan el sello de jugadores que no salieron de inicio, como el caso de Fito en el derbi

El Cartagena es el tercer clasificado del grupo IV, gracias a los 24 puntos sumados en las 13 jornadas de Liga disputadas hasta la fecha. Lo más curioso de todo, y que ya está empezando a ser la tónica habitual, es que los Aketxe, Moisés, Moyita y compañía han logrado la mitad de esos números (12) en el último cuarto hora de los partidos. El Efesé siempre reacciona, acostumbra a dar la campanada sobre la bocina, porque no tira la toalla hasta el pitido final. Y lo más rocambolesco de todo, es que detrás de estos guarismos hay una explicación: las rotaciones de Munúa.

Para tenerlo claro

Victorias a partir del 75
Málaga, Sevilla, Badajoz y Murcia. 12 de 24 puntos. También hubo goles al final con Granada B, Almería B y Sanluqueño.
Goles a partir del 75.
Son 10, la mitad de los logrados en Liga (20). 7 los marcaron suplentes. Elady (3, ante Almería B y Málaga B), Moyita (1, Málaga B), Cruz (1, Sevilla Atl.), Gracia (1, Sanluqueño) y Fito (1, Real Murcia). Gracia también marcó en el 68 en Villanueva.

En todas y cada una de sus comparecencias, el uruguayo repite una y otra vez las palabras mágicas: alardea de poseer una plantilla «amplia y rica», y de la que está sacando un jugo tremendamente considerable. Tiene a todo el personal activado, y hasta los pesos pesados del vestuario asimilan la idea del charrúa: si te duermes, cualquier compañero te pasa por delante. En este sentido hay una frase muy reveladora de Aketxe, pronunciada recientemente en una entrevista a 'La Verdad': «La temporada pasada igual se confiaba menos en otros futbolistas, y veías un 'once' más a o menos fijo cada semana. Esta vez rotamos todos. Cuando hay cambios, el equipo rinde igual de bien».

«El equipo rinde igual de bien»

La entrada de jugadores desde el banquillo en el tramo final ha sido determinante para que el Efesé haya conseguido auparse en los puestos altos de la clasificación, con solo una derrota en los últimos nuevo partidos. El Cartagena no solo ha conseguido la mitad de sus puntos a partir del minuto 75, sino que el 50% de sus goles (10 de 20) también han llegado en ese tramo. La incidencia de los suplentes, cómo salen enchufados, lo evidencia: 7 de esas dianas las han convertido sobre la bocina futbolistas que no salían de inicio.

Elady sentenció al Almería, abrió la lata en Málaga y desatascó frente al Badajoz sin ser de la partida Julio Gracia Elady Zorrilla

Hay que echar la vista atrás para encontrar el primer ejemplo. En la jornada 7, los suplentes Elady Zorrilla y Moyita entraron en la segunda parte del partido en Málaga. Desatascaron un encuentro que olía a 0-0 contra el colista con dos acciones individuales, en el minuto 87 y en el añadido, respectivamente. Gracias a ese arreón final, el Efesé se llevó los tres puntos. Y una semana antes, el propio exfutbolista del Real Murcia confirmó el triunfo ante el Almería B: con 2-1, salió en el 80 y anotó un doblete precioso.

Con menos protagonismo del esperado, Munúa también le ha sacado un rendimiento extraordinario a Rubén Cruz, que con dos goles le ha dado ya 6 puntos al Efesé. Ambos los convirtió en el tramo final del partido: en Sevilla brillaron Moyita y Carrillo, pero no fue hasta la entrada del utrerano, Fito Miranda y Julio Gracia cuando el Cartagena pudo perforar la portería hispalense, en el minuto 76.

Cruz, vital

Cruz repitiría después ante el Badajoz, con un penalti en el descuento provocado por el suplente Elady. El exgrana entró en el 'once' en Villanueva de la Serena y Munúa lo sentó ante el cuadro pacense; cuando entró al final, evitó el gol de los de Nafti y generó el lanzamiento desde los once metros.

Más allá de las rotaciones, el principal culpable de que el Cartagena siempre despierte sobre la bocina es Julio Gracia, el mayor revulsivo de Munúa. El sevillano solo ha sido tres veces titular, y lo cierto es que cuando ha tenido más incidencia en el juego ha sido saliendo desde el banquillo. Cuando entra (por normal general por Cordero), Munúa cambia el esquema al 4-1-4-1, y Moyita despliega su magia en la banda izquierda. Ahí el equipo parece otro: con Gracia en el campo llegaron los triunfos de Sevilla, Badajoz y Real Murcia en los tramos finales.

Él mismo salió y cerró el marcador poniendo el 3-0 contra el Sanluqueño, en una acción en la que participó el también suplente Paim. Entró tras el descanso y marcó en el empate en Villanueva de la Serena. En el derbi, cambió el guion por completo. Los goles llegaron al final y uno de ellos del también suplente Fito, que reaparecía tras lesión. Él, ya de titular, ya hizo uno en el 89, en la derrota ante el Granada B.

 

Fotos

Vídeos