Fútbol | FC Cartagena

Un revés inesperado en la portería

El portero Pau Torres es atendido en el terreno de juego del Nuevo Colombino, tras golpearse con el poste en la acción del primer gol del Recreativo./LOF
El portero Pau Torres es atendido en el terreno de juego del Nuevo Colombino, tras golpearse con el poste en la acción del primer gol del Recreativo. / LOF

Los médicos confirman que Pau Torres sufre una fractura en el dedo y que será baja tres meses. El Cartagena se centra ahora en buscar un guardameta sub 23 en el mercado, mientras sigue pendiente de incorporar un '9' y un extremo

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Trató de evitar el gol en propia puerta de Míchel Zabaco, con la fatalidad de chocar contra el poste. Minutos después, pidió el cambio. En el Cartagena eran conscientes antes de regresar de Huelva que la lesión de Pau Torres tenía «mala pinta», y los peores presagios se cumplieron ayer, cuando los médicos confirmaron que el guardameta sufre una fractura en el segundo metacarpiano de la mano izquierda. El catalán estará tres meses de baja. Su ausencia, sin ser una desgracia, trastoca los planes del club en el mercado de invierno: habrá que reforzar la portería antes de que acabe el mes, algo con lo que no contaban los dirigentes del Efesé.

No entraba en la hoja de ruta fichar un portero en invierno, en primer lugar porque la posición está perfectamente cubierta con Pau Torres y Marcos Morales. El primero ha sido el guardameta titular desde su llegada el pasado verano, siendo además de la partida en 17 de las 20 jornadas de Liga.

No será la primera vez que la porteria albinegra quede huérfana de su arquero de referencia. En noviembre, al acabar el derbi contra el Real Murcia (2-1), el catalán terminó con molestias en la pierna, que le obligaron a perderse las salidas a Badajoz (0-0) y Lorca (1-2), y tampoco fue testigo de la goleada en casa, frente al Betis B (1-4). Aunque en aquella ocasión la dolencia fue más pasajera, la previsión es que esta vez no pueda volver a los terrenos de juego al menos hasta dentro de tres meses, si todo marcha favorablemente.

El catalán chocó contra el poste en Huelva, al tratar de evitar el gol en propia puerta de Míchel Zabaco

Belmonte quiere reforzar la delantera, a pesar de la llegada de Owusu y la buena racha de Moussa

Como el UCAM Murcia

La ausencia de Pau Torres llega en un momento especialmente clave para los chicos de Alberto Monteagudo; el equipo se juega en estos meses continuar en los más alto de la clasificación (el Extremadura, a un punto, está al acecho y no da tregua), y de aquí a abril deberá sobreponerse a la baja y hacer frente a compromisos claves en el calendario, como el duelo regional ante el UCAM Murcia, el último fin de semana del mes. La baja de Pau Torres se produce, además, en un tramo del curso futbolístico muy dulce para el Efesé, probablemente uno de los mejores desde el comienzo de la competición: el equipo marcha líder y ha hecho pleno de victorias (4) tras el batacazo ante el filial verdiblanco.

No obstante, los dirigentes del club son conscientes de que la situación, en ningún caso, es similar a la que por ejemplo padece el UCAM Murcia. José Miguel Campos tuvo que tirar del guardameta Esteve, del filial, pues Germán Parreño fue operado en diciembre y estará de baja seis meses. En el caso del Cartagena son tres meses, y por eso el presidente del club, Paco Belmonte, rastrea el mercado en busca de un portero que ocupe plaza sub23, a poder ser en calidad de cedido. El Efesé no quiere encontrarse en abril con Pau, Marcos y otro guardameta senior, 'top' en la categoría, y que haya colapso en esa parcela de la plantilla.

Respaldo a Marcos

Tanto el entrenador Alberto Monteagudo como los dirigentes Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis confían en las virtudes del joven Marcos Morales, y de ahí que la prioridad sea cubrir la ausencia de Pau Torres con una ficha sub23. En el club no se olvidan de que el madrileño, de 22 años, tiene una gran progresión por delante y ya ha sido clave en algunos partidos. De hecho, llegó incluso a arrebatarle la titularidad a Jesús Limones, la temporada pasada, y eso le dio el prestigio para empezar a consagrarse como uno de los guardametas de futuro.

El respaldo de la entidad albinegra en Marcos es total. El ex del Mar Menor ya ha tenido ocasión de demostrar su valía bajo los palos, disipando así cualquier duda en cuanto a su juventud y currículum. Por ejemplo, le avalan sus paradas en Talavera de la Reina. Aquella noche se erigió como uno de los héroes y artífices de la clasificación para los dieciseisavos de Copa. En la siguiente eliminatoria, ante el Sevilla, también destacó y evitó una goleada más abultada, con paradas meritorias a los Muriel, Sarabia, Ganso y compañía. Marcos goza de la confianza y en teoría debería estar bajos palos este fin de semana, en el primer encuentro del año en el Cartagonova, frente al Club Deportivo El Ejido 2012.

La lesión de Pau abre un tercer frente para Belmonte, que a partir de ahora tiene que encontrar al menos tres refuerzos antes de final de mes. En la plantilla hay dos fichas senior disponibles, así que la prioridad será cubrirlas con un extremo y un delantero. La plaza sub23 iría a la portería, al considerar el club que la baja del catalán tan solo será de tres meses, y no hasta junio.

La cesión de Owusu tampoco cierra la puerta a reforzar la línea ofensiva, cargada del talento de Cristo, la chispa de Kuki Zalazar y la finura de Hugo Rodríguez, quien por cierto recuperó en el Nuevo Colombino su exquisito golpeo a balón parado; un recurso que se echaba de menos en el andaluz. Belmonte quiere firmar un '9' que compita con Isaac Aketxe y Moussa Camara, a pesar de que este último atraviesa un gran momento de forma. En el club valoran positivamente la velocidad, la potencia, el juego con los pies y el oficio del guineano, autor de dos goles ante el Recreativo y cuya titularidad este fin de semana no sería nada descabellada.

Pucko, más lejos

Encontrar un extremo es otra de las teras pendientes de concretar. La negociaciones con el esloveno Matej Pucko, de 24 años, están en punto muerto y parece difícil que el futbolista decida finalmente bajar a Segunda B. Es uno de los jugadores que está en la agenda de Belmonte en este mercado de invierno, pero está muy cotizado y equipos como Elche, Mallorca y Fuenlabrada también andan detrás de él.

Pucko juega en la banda derecha y solo ha disputado 217 minutos con el Real Oviedo, con el que tiene contrato hasta el 30 de junio de 2019. La intención del Efesé era traerlo como recambio de Álvaro González. Puede actuar también por la izquierda e incluso hacer de segundo delantero. Parece complicado.

 

Fotos

Vídeos