Al rescate de los 'invisibles'

Pedro Orfila en el partido de la primera vuelta contra el filial del Almería. / edu botella / agm
Pedro Orfila en el partido de la primera vuelta contra el filial del Almería. / edu botella / agm

El reto pendiente de Munúa en lo que resta de temporada es recuperar a Pedro Orfila, Rui Moreira, Carrillo, Paim, Fito Miranda y Rubén Cruz

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Insiste una y otra vez Gustavo Munúa, entrenador del Cartagena, en que el nivel de su plantilla es «muy parejo» y a menudo le gusta resaltar públicamente el papel de los habituales suplentes en el trabajo diario del equipo. Siempre recuerda el uruguayo que cada domingo deja en el banquillo o en la grada «a futbolistas muy buenos que son ejemplares en su comportamiento y actitud». Se refiere a ese grupo de jugadores que a la vista de todos pueden parecer invisibles, por la falta de oportunidades y los pocos minutos que han tenido en los últimos meses. Ahí están Orfila, Rui Moreira, Carrillo, Igor Paim, Fito Miranda y Rubén Cruz. También estaban Antonio López y Luis Mata, pero estos dos (por unas u otras razones) han tenido cierto protagonismo últimamente.

Sabe Munúa que un equipo te gana un partido, pero que una plantilla es la que te da un ascenso. Y por eso tiene el reto (pendiente todavía) de recuperar a esos jugadores invisibles que serían titulares en cualquier otro equipo de la categoría y que aquí, por diferentes motivos, no están jugando y no están teniendo la relevancia que ellos quisieran. Es tan alto el rendimiento que están ofreciendo jugadores como Elady Zorrilla, Moyita, Julio Gracia, Ayala, Cordero, Vitolo o Joao Costa que nadie echa en falta a los que no juegan. Pero esto es muy largo y aún quedan tres meses de Liga y un 'playoff' a cara de perro. Por tanto, cuantos más, mejor.

Empezando por la zaga, nos encontramos con el caso de Pedro Orfila, quien este fin de semana no viajó a Almería por decisión técnica y no ha sido capaz de hacerse hueco en el 'once', ni en el lateral derecho ni en el eje de la zaga. El asturiano, con uno de los mejores currículos de la plantilla, no está ofreciendo el nivel que sí dio el pasado curso en el Real Murcia. Fue el más destacado del conjunto grana en la segunda vuelta y acabó el curso con cinco tantos. Es un comodín y urge activarlo. Munúa lo necesitará en el tramo final de la temporada. Seguro.

El caso del portugués Rui Moreira es distinto. Si Cordero y Vitolo están sanos, lo va a tener crudísimo para jugar. Pero una lesión o una sanción -sin ir más lejos, a Vitolo esta semana le van a caer entre dos y cuatro partidos por su expulsión en Almería- puede aparecer en cualquier momento, por lo que el joven centrocampista cedido por el Oporto puede ser necesario. Lleva muchas jornadas fuera de la convocatoria y solo ha jugado tres partidos.

Carrillo no aparece

Otro que lleva muchísimo tiempo sin pisar el terreno de juego es Carrillo, quien ha pasado de ser la sensación de la pretemporada a vivir permanentemente en la grada o en el banquillo. Sus últimos minutos los tuvo el primer domingo de diciembre en la derrota de El Ejido. Desde entonces, el Efesé ha encadenado diez jornadas sin perder y el chaval de Alcantarilla, otras tantas sin participar. Con Julio Gracia sancionado y Moyita con problemas en el rotuliano, este domingo se le presenta una buena ocasión para reaparecer.

Al brasileño Igor Paim sí le dio carrete Munúa el pasado domingo. Pero no estuvo cómodo por la derecha y en nada se pareció al extremo desequilibrante y goleador del reciente amistoso ante los austríacos del Juniors 00. El técnico lo cambió en el minuto 28 y habrá que ver cuando vuelve a tener una oportunidad desde el inicio. El caso de Fito Miranda es muy distinto. Se ha convertido en el jugador número 12 y siempre aporta saliendo desde el banquillo. Le falta, eso sí, completar un buen partido siendo titular.

Por último, tenemos el caso más delicado: el de Rubén Cruz, máximo goleador del equipo en 2018. Munúa le ha dado casi el doble de minutos a Aketxe (1.510 del vasco por 855 del sevillano) y el ex de Cádiz y Albacete se resiente. Está sufriendo y se le nota en el campo. Harán falta sus goles para ascender. Parece evidente.

Más