Remontadas, caídas y alegrías en el año nuevo

Lafuente abraza a De Lucas en la goleada al Girona (4-1), un 30 de enero de 2010, con Toché al fondo. / P. S. / AGM
Lafuente abraza a De Lucas en la goleada al Girona (4-1), un 30 de enero de 2010, con Toché al fondo. / P. S. / AGM

En la última década, el Efesé tan solo ha sumado una derrota en el primer partido de enero, un mes esperanzador pero que acabó con Fabri y Víctor en la calle

RUBÉN SERRANOCartagena

Ya está aquí el 2019. Y eso significa que los equipos de fútbol vuelven al trabajo, con las pilas cargadas después de unas breves vacaciones para disfrutar de la Navidad en familia. En el caso del Cartagena, esa vuelta a la rutina se hace especialmente llevadera: el Efesé suele iniciar con buen pie el año y, por lo general, no suele pagar caro la denominada 'cuesta de enero'. Al menos eso dicen las estadísticas de la última década: desde el ascenso en Alcoy en 2009, el primer partido tras los turrones y las uvas no se suele atragantar. Cuatro victorias, cinco empates y una derrota es el balance hasta la fecha. Los de Munúa deberán seguir en esa buena línea, a partir del lunes en el complicado campo de La Línea de la Concepción.

Los albinegros lograron lideratos, salieron del descenso y tocaron fondo en la primera toma de contacto tras las vacaciones de Navidad

Enero es un mes tranquilo en el apartado deportivo, de esperanza y buenos resultados. Pero en los últimos diez años hay casos de todo tipo. El año del ascenso, en 2009, el Efesé lo empezó con un empate (1-1) en el campo del Villa de Santa Brígida, con un gol de Carmona. Aquel equipo, líder por delante del Leganés, sumó 7 puntos de 12 y cerró el primer mes del año en segunda posición, pero solo un punto por debajo del conjunto pepinero. No obstante, aquella 'mala racha' terminó de muy mala manera: con un empate en casa y con el relevo de Fabri por Paco Jémez en el banquillo, la primera semana de febrero.

La temporada siguiente, enero de 2010 fue de gran recuerdo para el cartagenerismo. Sirvió para consolidar al Efesé de Juan Ignacio Martínez entre los serios aspirantes al ascenso a Primera. El inolvidable 2009 terminó con un triunfo en el campo del Levante y el año nuevo arrancó con un empate (0-0) ante el Córdoba y una racha de 8 de 15 puntos en el primer mes, con un triunfo aplastante al Girona (4-1). Marcaron por partida doble De Lucas y Lafuente.

Con Pacheta, la remontada tras el parón fue de aúpa: de quintos a segundos, a solo 3 puntos del Jaén

Una sonrisa con Carlos Ríos

Tal vez esa vuelta de Navidades fue lo único positivo que se puede destacar con Carlos Ríos en el banquillo albinegro. Los Chamorro, Collantes y compañía, que eran colistas, encendieron una diminuta luz de esperanza en enero de 2012. El Cartagena bajó la persiana al 2011 como colista de Segunda y, en el primer mes, el equipó sumó 7 puntos de 12, para salir brevemente del descenso, con victorias al Huesca y al Recreativo. Y una derrota dando imagen en Coruña (2-1). Después, en febrero, llegó la caída libre con el fatal desenlace del regreso a Segunda B. En la temporada intermedia, el último de Toché, Víctor y compañía en el equipo, enero de 2011 marcó la hoja de ruta: 4 puntos de 15 que dejaron al club en la mitad de tabla muy pronto, sin aspiraciones.

La última vez que el equipo perdió el primer partido tras Navidad fue en 2015, con Palomeque, en La Roda

Ya en la categoría de bronce, el Cartagena hizo una remontada de escándalo enero de 2013. En el parón navideño, el equipo era quinto con 29 puntos: ganó los tres primeros a Cacereño (1-2), Albacete (0-2) y Écija (3-0) para quedarse segundo, a solo tres del líder Jaén. No le fue igual de bien a Tevenet al año siguiente, pese al meritorio triunfo en el complicado campo de El Palo (1-2). Dos derrotas seguidas ante dos rivales directos como La Hoya (3-0) y Albacete (0-2, con gol de Rubén Cruz y partidazo de Indiano) dejaron al Efesé tercero, en la misma posición antes del parón navideño, pero a 7 en vez de a 4 del líder. Una racha aún peor a la de Tevenet provocó la destitución de Víctor Fernández, en enero de 2016: 2 puntos de 15 y tres derrotas seguidas ante Cádiz, Linense y Sevilla Atlético iniciaron la etapa de Monteagudo en el banquillo albinegro. Antes, con Sporto Gol Man y Palomeque, de poco sirvió la ilusionante goleada al Granada B (3-0): después llegaron derrotas ante UCAM, La Hoya y Melilla, para hundir a una plantilla que no tocó fondo con el descenso de milagro.

Empate en el 'patatal' de Lepe

Antes de esa victoria al filial nazarí, cuando Sebastián Ribas se rompió la mandíbula, a los chicos de Palomeque les tocó besar la lona en La Roda (2-0). Aquella derrota, un 4 de enero de 2015, es la última y la única que ha cosechado el Cartagena en la última década, en el estreno de un nuevo año. Porque después, ya con Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis al frente del club, hubo un empate (1-1) en el patatal del Ciudad de Lepe, una mañana en la que anotó Juanlu Hens. En enero de 2017, Cristo rascó otro punto de Linarejos (1-1), y las victorias en Mancha Real (0-2) y contra El Ejido (2-0) permitieron seguir líderes a los de Monteagudo, con una ventaja de dos sobre el Lorca. A la siguiente temporada, los 9 de 12 con victorias en Huelva (2-3), El Ejido (3-0) y UCAM (3-2) mantuvieron alejado al Marbella a 4 puntos.

Ahora, el Cartagena es tercero, a solo un punto del líder UCAM. Pero abrirá el año en La Línea, donde solo ha ganado una vez en las últimas cinco visitas. El Linense, cuarto, aún no ha perdido allí y acumula una racha de 13 jornadas seguidas sin perder.

Más

 

Fotos

Vídeos