La racha del Melilla obliga al Cartagena a ganar los tres próximos partidos

Richi despeja ante Cordero en el reciente Cartagena-Melilla. / pablo sánchez / agm
Richi despeja ante Cordero en el reciente Cartagena-Melilla. / pablo sánchez / agm

Los de Munúa reciben este domingo al peligroso San Fernando, visitan el difícil feudo del Marbella y despiden 2018 en casa contra el Talavera

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El Cartagena necesita pisar el acelerador y hacer un pleno de victorias en los tres partidos que restan antes del parón navideño, que empezará el 23 de diciembre y acabará el 6 de enero. Porque el Melilla no afloja, ya saca nueve puntos a los de Gustavo Munúa y podría irse de vacaciones a una distancia sideral, si los albinegros no suman de tres en tres a partir de ahora. Es el Melilla el líder más sólido que se recuerda en mucho tiempo en este grupo IV. Tiene 36 puntos y podría terminar la primera vuelta con 48.

Para ello, tendría que ganar los próximos cuatro partidos, ante Villanovense y Real Murcia en el Álvarez Claro y en los campos de Badajoz e Ibiza. En tierras baleares cerrará una primera vuelta que, pase lo que pase a partir de ahora, ya se puede considerar histórica para el conjunto melillense. Los de Luis Carrión han ganado once partidos (los últimos cinco de manera consecutiva), han empatado tres y solo han cosechado una derrota. Fue en la sexta jornada, en el campo del Granada B (5-1). Con el paso de las semanas se ha demostrado que aquello solo fue un accidente.

Lo que les queda

Melilla (36 puntos)
Recibe al Villanovense este domingo, va a Badajoz y despide el año en el Álvarez Claro contra el Real Murcia.
UCAM (31 puntos)
Este domingo juega en La Condomina con El Ejido, después visita el campo del San Fernando y acaba el año en casa con el Marbella.
Cartagena (27 puntos)
Este domingo recibe al San Fernando, el siguiente va a Marbella y el sábado 22 juega en el Cartagonova con el Talavera.

Los números del Melilla son increíbles. Por ejemplo, el Cartagena era el líder la temporada pasada tras la jornada 15 con 27 puntos, los mismos que tiene ahora y que son 9 menos que los conseguidos este curso por el Melilla. Hay más. Hace dos años, todo el mundo destacó la excelente primera vuelta del Efesé entrenado por Alberto Monteagudo. Se proclamó campeón de invierno con 40 puntos, una cifra que seguramente supere este año el conjunto norteafricano. Y un tercer ejemplo: Fuenlabrada y Lleida lideran sus grupos con 29 y 30 puntos respectivamente.

El Cartagena sumó 25 puntos de 30 posibles antes de perder en El Ejido, pero no se acercó al líder

Gustavo Munúa ha destacado en varias ocasiones el excelente nivel del Melilla y ha recordado que será «un rival muy difícil» a lo largo de toda la temporada. Porque hay otra variable a tener en cuenta. Es evidente que se trata de un equipo que en enero se reforzará bien gracias al dinero del taquillazo que recaudó con la reciente visita del Real Madrid al Álvarez Claro en la ida de la cuarta ronda de Copa del Rey.

El peligroso San Fernando

El Efesé se la pegó el domingo en El Ejido tras una espectacular racha de 25 puntos sumados sobre 30 posibles. Y pese a esos números nunca ha estado cerca de dar caza al Melilla. Lo que toca ahora es coger de nuevo una dinámica positiva y esperar que el equipo norteafricano falle alguna vez. El primer test de los albinegros tiene su miga, ya que este domingo visita el Cartagonova el cuarto clasificado, un San Fernando que sería el equipo revelación del grupo de no ser por el Melilla. Los isleños, no obstante, suman los mismos puntos que el Efesé (27) y están firmando una gran primera vuelta. Han ganado en El Ejido y Málaga y empataron en Nueva Condomina, Talavera, Granada y Villanueva de la Serena. Son un visitante incómodo y peligroso.

El Efesé lideraba el grupo IV la temporada pasada a estas alturas con nueve puntos menos

Además, vienen al Cartagonova en pleno subidón, tras una victoria sobre la bocina ante el Don Benito que puso fin a una mala racha de tres jornadas sin ganar. Un tanto de Gabi Ramos en el minuto 88 le dio la victoria el domingo en el estadio Bahía Sur y, al que suelen acudir unos mil espectadores de media. Pablo Sánchez abrió el marcador en el minuto 33, pero el lateral Trinidad marcó el 1-1 con un golazo a un minuto del descanso. En la segunda parte, Bruno Herrero y Pedro Ríos fallaron ocasiones muy claras y cuando parecía que el partido acabaría con empate llegó el gol de Gabi Ramos, al rematar un córner.

Después, al Cartagena le tocará afrontar la salida a Marbella, un campo que se le ha dado muy mal en las últimas campañas. Y el último partido del año se jugará el sábado 22 de diciembre en el Cartagonova, con el Talavera de Fran Alcoy como rival. También es un equipo peligroso, aunque se está desinflando un poco.

 

Fotos

Vídeos