Prueba nula en Orihuela

Aketxe recibe un balón de espaldas a la portería del Orihuela. / antonio gil / agm
Aketxe recibe un balón de espaldas a la portería del Orihuela. / antonio gil / agm

El Cartagena empata sin goles en Los Arcos en un amistoso en el que Munúa usó a nueve chicos del filial

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El Cartagena se quedó sin marcar anoche en Orihuela, lo que constituye una novedad en una pretemporada que había empezado la mar de bien para los hombres de Gustavo Munúa, con goleada a El Palmar (9-0) y victoria de prestigio ante el Levante (1-0). Anoche en Los Arcos, con más chicos del filial que de la primera plantilla sobre el césped, los albinegros pisaron pocas veces el área rival. Fue un amistoso, el primero del verano ante un equipo de Segunda B, del que pocas conclusiones se pueden sacar, ya que Verza, Forniés, Santi Jara y Manu Viana se quedaron en la grada y hasta nueve chavales del Cartagena B acumularon 45 minutos de juego.

0 ORIHUELA

Aitor; Pina, Nacho Porcar, Pedro Inglés, Andrés; José Carlos, Luis Gelabert; Gato, Cases, Brian; y Antonio. En el minuto 46 entró Samu Lucas. Y en el minuto 70 entraron Emilio (ps), Nico, David Ruiz, Solano, Javi Llor, Pitu, Víctor García, Javi Solsona y Fran Díez.

0 CARTAGENA

Marc Martínez; Óscar Ramírez, Andújar, Mauro, Orfila; Cordero, Uri; Chema, Carrillo, Ismael; y Aketxe. En el segundo tiempo jugaron Mario; Booker, Carlos David, Ayala, Ripoll; Adama, Koke (Jony, minuto 72); Vázquez, Quim Araujo, Elady; y Siafa.

Incidencias
Municipal de Los Arcos de Orihuela. Unos 600 espectadores.

Con todo, en el primer tiempo se vieron algunos detalles interesantes. Por ejemplo, que Munúa parece decidido a apostar por el 4-2-3-1 esta campaña, con un doble pivote muy claro. Cordero y Uri lo formaron en el primer acto. Y Adama y Koke, hasta que se lesionó, en el segundo.

De momento, el 4-2-3-1 se impone al 4-3-3 de la pasada temporada. Tocó bien el cuadro albinegro sobre la irregular hierba del recinto oriolano en los primeros minutos. Tuvo una buena ocasión Aketxe, pero en vez de rematar optó por dar el pase de la muerte a Ismael. El extremo del filial no entendió la acción.

El sábado, en Pinatar Arena, disputará ante el Atlético Baleares su cuarto partido de pretemporada

El ariete vasco, que está en la rampa de salida pero fue titular al igual que Orfila y Óscar Ramírez, tuvo después dos libres directos desde la frontal, pero en ambos estrelló la pelota contra la barrera. Uri, un medio del Cartagena B que rindió a muy buen nivel, fue derribado dentro del área local, pero el árbitro no pitó penalti. Carrillo fue el más destacado de los visitantes, dándole otro ritmo al juego del Efesé en la zona de tres cuartos. El problema es que falló en el último pase y no eligió bien en el momento clave.

Cambió por completo el 'once' Munúa tras el paso por los vestuarios. Debutó Carlos David, quien sigue siendo el de siempre. Liderazgo, jerarquía y fiabilidad para el centro de la zaga albinegra. Fue el más destacado del segundo periodo, junto a Vázquez y Koke. Este último, otro muchacho del filial que apunta maneras, estrelló un balón en el larguero con un disparo lejano que se fue envenenando y casi sorprende al meta local Aitor.

El conjunto local fue mejorando con el paso de los minutos y acabó apretando. Mario tuvo que estirarse en un par de ocasiones para atajar los disparos de Cases y Pitu. Y Víctor García dispuso de la mejor oportunidad del Orihuela con un remate cruzado que lamió el poste y la grada local cantó como gol, por aquello del efecto óptico. En una buena contra liderada por Vázquez, Quim Araujo buscó el gol con un zurdazo potente que Emilio, portero suplente de los locales, se quitó de encima como buenamente pudo.

Elady, protagonista del día tras renovar su contrato con el Cartagena hasta 2021 desechando ofertas de Segunda, tuvo la última ocasión de la noche. Agarró un balón a 30 metros de la portería tras una salida defectuosa de Emilio y buscó el gol con un disparo seco que el portero del Orihuela blocó con algunas dificultades. Así terminó la tercera prueba del verano para el Cartagena, posiblemente la más intrascendente de todas. El sábado, ante el Atlético Baleares en Pinatar Arena, la cuarta.