Otra proeza para seguir soñando

Santi Jara, Ramírez, Rubén Cruz, Vitolo y Luis Mata, esta semana, en un entrenamiento. / j. m. rodríguez / agm
Santi Jara, Ramírez, Rubén Cruz, Vitolo y Luis Mata, esta semana, en un entrenamiento. / j. m. rodríguez / agm

El Efesé necesita ganar al menos 0-2 en El Toralín para pasar a la final del 'playoff' de ascenso

RUBÉN SERRANOCARTAGENA

Depende de qué cara de la moneda quieras verlo. Unos pueden resignarse, pensar que es misión imposible y asimilar que no hay más remedio que afrontar un octavo año consecutivo en Segunda B. Pero también es posible dejarse llevar, imaginar que no es tan difícil ni impensable y soñar con una segunda remontada, de una talla bastante más grande que la lograda hace dos semanas ante el Real Madrid Castilla. Hay que volver a hacer dos goles. Pero ante un rival maduro, añejo, un gran reserva que no se deja amedrentar y que sabe tanto como el Cartagena de qué va la película en una fase de ascenso al fútbol profesional. Es la Ponferradina, puro tuétano, arropada además por una reducida pero bulliciosa parroquia como El Toralín. Si el Efesé quiere continuar con vida, en vez de irse de vacaciones, deberá repetir esta noche (a las 20.30, por 'Footters') una proeza similar a la del filial madridista, pero fuera de casa y necesaria para levantar el 1-2 de la ida.

El desafío lo asume el equipo entrenado por Gustavo Munúa bajo mínimos, con numerosas bajas pero dispuesto al menos a mantener la cara en Ponferrada. La principal ausencia y más sensible es, sin duda, la del pichichi Elady Zorrilla, autor de 21 goles. También la de Josua Mejías y Antonio López, que eran los centrales titulares y estaban jugando a un grandísimo nivel. La afición, que no ha adquirido las 250 entradas al completo, quiere pensar que el pase a la final del 'playoff' es posible, pero lo cierto es que aún anda mosqueada por las sanciones caídas al atacante jienense y al defensa venezolano, de tres y un partido. También por las decisiones del Comité de Competición y el de Apelación, que no han atendido a rebajar la penalización. La gente está quemada y también los dirigentes. Especialmente el mánager general, Manuel Sánchez Breis, que esta semana no ha dudado en comentarlo por las redes sociales. Además, en plena semana decisiva, no deja de salir a la palestra el nombre de Elady y su futuro lejos de Benipila.

Entre esos temas se ha pasado la semana mas importante del curso para el Efesé. Los futbolistas, en cambio, han mostrado sus energías para darlo todo y voltear la eliminatoria. Y la directiva, encabezada por el presidente y dueño Paco Belmonte, está convencida de que el equipo va a dar guerra a la Ponferradina. El Cartagena se ha ganado el derecho a que su gente crea en la remontada, porque ya lo hizo ante el Castilla. También lo piensa Gustavo Munúa, que deberá plantear un partido agitado, removido, para que sucedan cosas y sus muchachos puedan dar un primer estacazo rápido.

La 'Ponfe' ha perdido un partido en casa y solo ante el Celta B (2-2) concedió dos goles

La chispa de Fito

Por eso, no es descartable que el uruguayo apueste, a diferencia de la remontada de hace dos semanas, por sus dos delanteros de referencia desde el principio: Rubén Cruz y Aketxe. El primero está en el mejor momento del curso y el segundo, con menos presencia en el 'playoff', terminó a buen nivel la Liga. Además, está por ver si el charrúa saca en el 'once' a Fito Miranda, un chico explosivo, que prueba el disparo desde fuera del área. Y eso, con un Manu García en la portería que mostró flaqueza en el Cartagonova para atrapar los balones, es una buena vía hacia el gol.

Al Efesé, teniendo que levantar un 1-2, no le interesa la táctica ni el bajo ritmo. Deberá meter la directa, poner el rock and roll de primeras, sin medidas tintas ni tiempo que perder. Solo así podrá aminorar a un rival muy serio, capaz de mantener la cabeza fría en los momentos difíciles y al que, a priori, no le entrarán los nervios. No en vano, estará arropado por su gente, en un estadio que es puro cerrojo para los forasteros: solo ha perdido un partido en casa (fue el 20 de enero) y solo el Celta B, con un 2-2, le ha conseguido perforar la portería en El Toralín en dos ocasiones.

Vuelve Moisés

Tampoco nadie había levantado un 3-1 en la ida con el formato actua del 'playoff', hasta que llegó el Efesé de Munúa, que ya logró históricas victorias en Murcia, Melilla y La Línea y sabe lo que es macar dos o más goles lejos del Cartagonova. Esa historia no es nueva y el Cartagena es capaz de hacerlo, si mantiene la concentración y no comete errores defensivos como el del gol de Yuri en Benipila. Para eso está Ayala, recién recuperado de unas molestias físicas, y Moisés, que cometió una temeridad en el Alfredo Di Stéfano y deberá salir de inicio sí o sí. La otra opción es tirar de Mauro Lucero, un chico del filial plenamente feliz y que está acostumbrado a recibir las órdenes de Munúa.

«Está en nuestras manos; no queremos irnos de vacaciones»

El entrenador de la Ponferradina, Jon Pérez Bolo, espera esta noche a un Cartagena «valiente» y que saldrá al campo «con el toque de corneta a robarnos el balón y a hacernos daño». Lo que también tiene claro es que los de Munúa vendrán «a hacer gol», bien con «dos delanteros» o cualquier otros futbolista «importante» que pueda sustituir al goleador Elady. «No son peor equipo por las bajas», indicó.

Por sus palabras en la rueda de prensa previa al partido, el técnico vasco dio a entender que lo normal es que repita el 'once' de la semana pasada en el Cartagonova. «Vamos a intentar hacer el mismo partido. Estamos muy bien , pero hay que estar en alerta. Dimos una buena imagen. No tiramos los brazos cuando se pusieron por delante Si vuelve a suceder, estamos preparados para asimilarlo». «Solo pensamos en el partido. No queremos vacaciones.

Hay que estar traquilos y ser el mimo equipo intenso, fuerte y que presiona al rival. Todavía no hemos hecho nada. En la ida no dejamos ver al verdadero Cartagena. Está en nuestras manos», explicó. También pidió el apoyo del público en los momentos clave.

Más