La Ponferradina eleva el listón

Míchel Zabaco celebra el gol que le marcó al Celta B en un partido jugado en diciembre en El Toralín. / león noticias
Míchel Zabaco celebra el gol que le marcó al Celta B en un partido jugado en diciembre en El Toralín. / león noticias

El cuadro berciano, en el que Míchel Zabaco es suplente desde hace varias semanas, llega a las semifinales en su mejor momento del año

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Encaramados todavía a la cresta de la ola del subidón de la histórica remontada del domingo y con el personal haciendo gárgaras para recuperar cuanto antes la garganta, el Cartagena se encontró con otro sorteo. De nuevo, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Ahora, semifinales. Otra vez, con los peñistas más fieles concentrados en la cantina del Cartagonova. Nadie quería enfrentarse al Hércules. El preferido por casi todos era el Logroñés, olvidando muchos que los riojanos eliminaron al cuadro de Munúa en septiembre de la Copa del Rey (1-1 y penaltis).

Al final cayó la Ponferradina y los aficionados que seguían el sorteo por la tele torcieron el gesto. El viaje es eterno (ocho horas por carretera), el rival es de los mejores de la categoría y El Toralín es un campo temible. Allí solo han marcado dos equipos en toda la segunda vuelta, el Salamanca (0-1) y el Coruxo (1-1). Allí, con 8.000 incondicionales volcados con su equipo, le dieron el pasado domingo los bercianos la vuelta a la eliminatoria de cuartos de final ante el Cornellá. 2-1 en Barcelona y 2-0 en Ponferrada.

Los tres goles anotados por el equipo entrenado por Bolo en la primera ronda del 'playoff' han sido a balón parado, a pesar de que ha sido uno de sus déficits, tanto a la hora de defender como en el ataque, en la Liga regular. La Ponferradina encajó los mismos goles en el campeonato que el Efesé (27) y anotó siete menos (55 por 62). Han llegado los blanquiazules a la lucha por el ascenso en su mejor momento del año, ya que tras perder en Las Palmas y bajar a la séptima plaza encadenaron siete victorias y tres empates en las diez últimas jornadas. Y eso le sirvió para acabar segundo en el grupo I, por detrás del Fuenlabrada y por delante de los filiales del Atlético de Madrid y Real Madrid.

Tras caer en Las Palmas bajó al séptimo puesto, pero reaccionó con siete victorias y tres empates en las diez últimas jornadas

Obviamente, el morbo está servido por la vuelta del central burgalés Míchel Zabaco al Cartagonova. Triste protagonista del 'no ascenso' del año pasado en el Cerro del Espino al marcarse un gol en propia meta en el minuto 97, lo cierto es que completó dos grandes temporadas como albinegro (75 partidos y 3 goles). Decidió irse a tierras bercianas tras esa traumática experiencia y las cosas le fueron bastante bien hasta la jornada 30, en la que salió del 'once'. Fue titular en 28 encuentros, pero lleva varias semanas siendo reserva. También ha sido suplente en los dos partidos ante el Cornellá el brasileño Yuri, autor de 18 tantos en la Liga. Acaba de salir de una lesión en el sóleo y, de momento, Bolo no lo pone.

Más