«Nos pone contentos ver así a Elady»

«Nos pone contentos ver así a Elady»

Munúa elogia al exgrana, que lleva 9 goles: «Tiene olfato y aporta en defensa»

RUBÉN SERRANO CARTAGENA.

El entrenador del Cartagena, Gustavo Munúa, no suele elogiar a uno de sus futbolistas en concreto. En cada una de sus comparecencias ante los medios de comunicación, el uruguayo insiste una y otra vez en «el crecimiento del grupo». Pero ayer, al término del partido contra el Don Benito (4-0), hizo una excepción con Elady Zorrilla. El ex del Real Murcia es el jugador del momento en el Efesé: lleva 9 goles, 6 de ellos en las últimas cinco jornadas, y un doblete suyo ante el cuadro dombenitense permitió allanar el camino hacia la victoria (la sexta consecutiva) y consolidar el liderato del grupo IV.

«Es un jugador que ha ido de menos a más. Nos da mucho. Tiene un buen uno contra uno, tira desmarques de ruptura, gol y olfato. Ha crecido muchísimo, es completísimo. Eso nos pone contentos», dijo Munúa sobre Elady, que volvió a ser uno de los futbolistas más destacados del partido. El jienense fue el encargado de inaugurar el marcador, previa asistencia de Julio Gracia: dejó sentado a un defensa de un quiebro y luego batió al portero Sebas Gil por debajo de las piernas. En la segunda parte, remató de cabeza un saque de esquina. Siempre que ha marcado, el Cartagena ha ganado el partido.

Lo cierto es que el Efesé no tuvo que pisar el acelerador demasiado para despachar al Don Benito, muy limitado, con cuatro bajas en este mercado de invierno y solo un refuerzo. Para colmo, al final del partido, el delantero David Agudo sufrió un pisotón y abandonó el campo en camilla. Le pilló «un nervio, de ahí la sensación de tenerlo anestesiado», explicó su entrenador, Juan García.

Para Munúa, la clave fue la diana «temprana» de Elady en el minuto 4. «Estoy contento con el rendimiento del equipo. Hicimos 70 minutos muy buenos. Me encantó cómo entramos al partido, de intensidad y concentración, moviendo bien el balón, rápido y poniendo incómodo al rival. Llegamos por banda, por dentro y con desmarques, hasta desgastar al rival. Después empezaron a llegar los goles», resumió.

El charrúa insistió en la idea de que los grandes momentos de forma de Gracia, Moyita y Elady son fruto «del gran nivel colectivo, que hace brillar las individualidades. Hay un grupo bárbaro, que quiere crecer día a día; los jugadores me lo demuestran en cada entrenamiento. Eso se nota en los recambios, porque salen y dan el máximo», comentó. Un claro ejemplo fue el de Santi Jara. Era el único futbolista de la plantilla que había sido titular en todos los partidos. Fue suplente y nada más entrar, en la segunda parte, empujó al fondo de la red la asistencia de Cordero, para poner el definitivo 4-0.

«Volverán a marcar»

Munúa no quiso darle importancia al hecho de que tanto Rubén Cruz como Aketxe, los dos delanteros del equipo, no sean los encargados de meter los goles. «Hacen un trabajo importante que no se ve. En la primera parte, Aketxe ayudó en apoyos y desmarques, y se encontró con alguna situación de gol», como un disparo cruzado que se marchó por encima del larguero. «Lo que provocan ellos, lo aprovechan otros compañeros. No tengo duda de que volverán a marcar. Es importante que los goles se repartan. El camino correcto es este, pero aún no hemos hecho nada. Veo una plantilla seria, con aplomo». El técnico charrúa, con gesto serio, reconoció que Álvaro Queijeiro sigue «un poquito dolorido» de su lesión en el quinto metatarsiano, pese a tener el alta médica, de ahí que no haya entrado en las últimas convocatorias.