Fútbol | FC Cartagena

Pies en el suelo contra otro humilde en apuros

Aketxe observa el toque de balón de Óscar Ramírez, en un entrenamiento de esta semana en el Cartagonova. / antonio gil / agm
Aketxe observa el toque de balón de Óscar Ramírez, en un entrenamiento de esta semana en el Cartagonova. / antonio gil / agm

El Efesé, líder pero ya sin la coraza de las 13 jornadas sin perder y Elady de baja, recibe a un Villanovense en descenso

RUBÉN SERRANO

Quedan nueve jornadas para que la carrera de fondo del grupo IV llegue a su fin. Y el Cartagena sigue a la cabeza, con cinco puntos de ventaja sobre sus dos grandes perseguidores: el Recreativo de Huelva y el Melilla. La diferencia es que las últimas curvas las va a tomar el Efesé con los pies en el suelo, sin la coraza de los 13 partidos consecutivos sin perder. La semana pasada terminó la fiesta en Sanlúcar de Barrameda (3-1) y el equipo de Gustavo Munúa, que flotaba en una nube, recibió un duro correctivo. Antes ya recibió avisos, pequeños derrapes ante Sevilla Atlético y Almería B. Son toques de atención, que sirven para 'humanizar' a un vestuario que parecía de otro planeta. Por eso, acabada la euforia, conviene no tomarse a guasa esta tarde (Cartagonova, 18 horas) el partido contra el Villanovense.

Hay que andarse con ojo. No es la primera vez que el equipo se atasca en partidos que parecen coser y cantar. El golpe llegó en Sanlúcar, pero Sevilla Atlético, Almería B y Jumilla, desatascado con un gol del central del filial Mauro, fueron otras jornadas de aviso. Eso no resta mérito alguno a la trayectoria del equipo, que tiene en su mano el primer puesto para concretar de una vez su ascenso a Segunda. Los muchachos de Munúa han sumado 1 de los últimos 6 puntos en juego y, aunque puede permitirse otro despiste, es necesario asestar otro mazazo en el grupo IV. Mandar un aviso a los navegantes Recreativo y Melilla. Hubo un tropiezo. Pero no más.

El Villanovense, como el Sanluqueño la semana pasada, es otro humilde que no tiene nada que perder. El cuadro serón es decimoséptimo, solo ha ganado uno de sus últimos doce partidos y en toda la temporada solo lo ha logrado en cinco ocasiones, ninguna de ellas lejos de Villanueva de la Serena. Pese a todo, la salvación está a tres puntos y, con lo poco que queda de curso, hay que dar el máximo. Como los malos estudiantes, que aprietan al final. «A nosotros ya no nos importa el rival», apostilló en la previa su entrenador, Julio Cobos.

Adiós a la etapa dorada

El Villanovense ha vivido auténticos años de bonanza y actualmente pasa por uno de los peores momentos del último lustro: en 2014 ascendió a Segunda B; en 2015 jugó la fase de ascenso contra el Bilbao Athletic y al siguiente, la Copa contra el Barcelona; en 2017, alcanzó la semifinal del 'play-off' contra el Racing de Santander y la temporada pasada terminó en sexta posición. Este año disputaron la Copa ante el Sevilla. Éste último y los tres primeros logros llegaron con Cobos en el banquillo. El emeritense regresó en octubre, pero no le saca punta a una plantilla que sí pudo 'reciclarse' tras varias épocas doradas, con Iván Ania y Manolo Sanlúcar también al frente. Siguen los infatigables Espín y Pajuelo, pero no les da con los exalbinegros Poley (4 goles) y Moussa (llegó en invierno y aún no ha marcado), ni con el ex del Lorca Deportiva Andrés Carrasco (4).

Al Cartagena se le ha ido el récord de imbatibilidad al garete, en Sanlúcar. Y el de minutos sin encajar en el Cartagonova, con 788, se esfumó el mes pasado, contra el Malagueño. Hoy toca rebobinar, poner los pies en el suelo y solventar la tarea sin la gran estrella del equipo en el tapete: Elady Zorrilla es el máximo anotador con 15 goles [también es el extremo con más dianas en la historia del club] y es baja por sanción. Es el momento de que el resto de la guardia pretoriana dé un paso al frente. Son los casos de Aketxe, que solo lleva un gol en 2019; Santi Jara, fuera de órbita en las últimas semanas; y Ayala, Jesús Álvaro, Cordero y Óscar Ramírez tampoco andaron finos la semana pasada.

Parece el momento de que Munúa se atreva a darle carrete a Rubén Cruz, un delantero con hambre, pero enjaulado y que recibe poco cariño. Además de Elady, tampoco estará Joao Costa. Es un examen para el portero Mario Fernández, que salió un rato en Sanlúcar por la expulsión del luso y no es titular desde octubre. El manager general, Manuel Sánchez Breis, catalogó lo de hoy como «una final».

Ojos puestos en Málaga y Almería

Antes de que el árbitro indique el inicio del partido en el Cartagonova, el Efesé y sus aficionados ya sabrán con qué urgencias afrontar el choque ante el Villanovense. El Recreativo y el Melilla, segundo y tercero, respectivamente, están a 5 puntos de distancia y ambos juegan sus encuentros esta mañana. Los onubeses lo hacen a las 12 contra el penúltimo, el Malagueño, en la ciudad deportiva; los norteafricanos, a las 11.30 en los Juegos del Mediterráno, contra el colista Almería B. Si ganan, estarían a 2.