La Verdad
FC Cartagena

Simón pone paz

Simón Ruiz, entrenador del Cartagena, en la zona mixta del estadio Cartagonova, ayer a mediodía.
Simón Ruiz, entrenador del Cartagena, en la zona mixta del estadio Cartagonova, ayer a mediodía. / Antonio Gil
  • «Entiendo a todo el mundo y acepto las críticas, pero en mi ánimo no está engañar a una afición de la que yo formo parte», indica el técnico del Efesé

Sabe que cada semana que pasa sin ganar, las cosas se ponen un poco más feas. Sabe que el ambiente en el entorno del club empieza a ser irrespirable. Y, como hombre de fútbol que es, sabe que si no llegan las victorias, él será uno de los primeros en caer. Así será, aunque él no sea la persona que toma las decisiones de calado. Pero sí es el que pone el carné de entrenador y da la cara, ante los periodistas y los aficionados. Se siente acorralado, por supuesto. Es lo que hay. Pero no se defiende atacando. Al contrario, Simón Ruiz (Cartagena, 1977) intenta poner paz.

«Entiendo el trabajo de los periodistas, entiendo el enfado de la afición y entiendo que los empates se vean como derrotas, aunque no lo son. Entiendo a todo el mundo y acepto las críticas, pero en mi ánimo no está engañar a una afición de la que yo formo parte. Porque la afición del Cartagena fue la mía, es la mía y será siempre la mía. Sé que me repito en mi discurso, pero yo soy un hombre de club, acato órdenes y estoy realizando la labor que me han pedido que haga», indicó ayer el hombre que hace las veces de primer entrenador y de portavoz del cuerpo técnico del Efesé.

Interrogado sobre si en unas semanas se ve destituido o, al menos, en otra función dentro del club (le ficharon para ser delegado y es 'entrenador por accidente'), Simón Ruiz contestó que «esa es una decisión que los que mandan en el club tendrán que tomar si llega el momento y que yo aceptaré, porque me debo al club que me paga. Si nos piden que cambiemos cosas y que yo pase a otra función, lo haré. No obstante, no entra en nuestra filosofía este tipo de cosas. Somos un cuerpo técnico que trabaja de un modo especial y diferente al resto. Y pensamos en el largo plazo, no solo en lo que pasa en el partido del domingo. Y creemos que los empates se van a convertir en victorias muy pronto. Las Ligas se deciden en el tramo final de la temporada y nosotros estamos echando a andar en estos momentos», afirmó.

Sin miedo

Sobre lo que le espera mañana al Cartagena en el campo malagueño de El Palo, Ruiz apuntó que «vamos a enfrentarnos a un rival que pasa por un momento dulce y que cuenta con un campo en el que se desenvuelve muy bien. En ese campo no hay espacios ni se puede entrar por banda. Pero tenemos nuestras armas y sé que podemos hacerles daño. Queremos y necesitamos la victoria. No seremos defensivos. No hay miedo ni vamos con un sentimiento defensivo. Los respetamos, pero buscamos ser protagonistas y llevarnos los tres puntos», dijo.

Jorge Luque apenas se ha entrenado durante la semana, por culpa de una sobrecarga y un golpe, pero podrá estar disponible para mañana. Nacho Neira está sano, pero todavía no está listo para jugar. Y Migue García sigue lesionado. Habrá pocos cambios en el 'once' con respecto al partido del pasado domingo. Chus Hevia se mantendrá en el equipo titular. «Estamos haciendo autocrítica, por supuesto. Pero siempre de puertas hacia dentro del vestuario. Que Julio Ribas esté aquí es bueno para todos», señaló el técnico cartagenero.