La Verdad
FC Cartagena
Hicham Khaloua, en un partido con el Almería B ante el Albacete, el pasado mes de abril.
Hicham Khaloua, en un partido con el Almería B ante el Albacete, el pasado mes de abril. / Felipe Ortiz

Hicham no va a parar

  • «Mi idea es marcar entre 15 y 20 goles este año y jugar en Primera la próxima campaña», dice el ariete del Almería B

Hicham Khaloua (Cartagena, 1995) vuelve a casa este domingo. Se fue con 16 años, tras triunfar en las bases del Cartagena La Unión. Marcó 46 goles en una sola campaña, la 2010/11, entre el cadete y el juvenil albinegro. Paco Sánchez y Juan Expósito lo habían fichado del Mar Menor, donde se paseaba cada domingo. Y Juan Ignacio Martínez lo llamó para entrenarse con el primer equipo, que estaba en Segunda A, cuando solo tenía 15 años. Con esa edad, Hicham ya era un jugador con un potencial de futuro valorado en dos o tres millones de euros. Era una mina para el Efesé. Lo seguían todos los grandes de aquí, Real Madrid, Barça, Atlético de Madrid y Valencia; y de allí, Liverpool, Manchester United, Manchester City y Chelsea.

Paco Gómez y sus colaboradores fueron tan torpes que no supieron atar al chico. No le hicieron un contrato a tiempo -como tampoco se lo hicieron después al ya internacional sub 19 Juan Antonio Ros- y, cuando se desintegró el Cartagena La Unión, Hicham se fue de aquí sin que el club que lo formó, el FC Cartagena, viera un solo céntimo. El Almería estuvo muy rápido y lo contrató. Su primer año en tierras almerienses fue magnífico, ya que marcó seis goles en el Almería B -en solo nueve partidos- y veinte en el juvenil de División de Honor, en 18 encuentros.

En el verano de 2013, lo quiso fichar el Real Madrid, para que jugara en el C. Y le prometía subir el año siguiente al Castilla. Pero el Almería le ofreció un suculento contrato y le renovó hasta 2018. Además, Francisco le hizo debutar el año pasado en Primera División, en una noche inolvidable para él, ya que marcó el gol de la victoria en ese partido ante la Real Sociedad (4-3).

«Decidí renovar porque me hicieron una muy buena propuesta deportiva y económica. Mi sitio es el Almería porque en estos dos años me han dado muchas oportunidades y tengo que agradecerlo», confiesa el delantero cartagenero. Su familia está afincada en San Javier desde hace muchos años. Su padre lleva casi 40 años aquí y fue uno de los primeros marroquíes en llegar a la Región de Murcia. Se vino de Oujda para trabajar en las minas de La Unión, antes de que las cerraran. Ahora es mecánico de camiones y su madre trabaja en un almacén en Torre Pacheco. Hicham nació en Cartagena y se siente español. «Yo nunca rezo, pero mis padres sí lo hacen. Ni entro en mezquitas ni en iglesias», cuenta el muchacho.

Sin embargo, está jugando en las categorías inferiores de la selección de Marruecos, el país de sus padres. «Ya he jugado con la sub-19 y la sub-20 [fue máximo goleador y nombrado mejor jugador en los Juegos del Mediterráneo del año pasado]. Y hace poco me ha convocado la selección olímpica. He renunciado a ir porque eran dos amistosos en Túnez, y he preferido centrarme en el inicio de la temporada con el Almería B, y ganarme el puesto desde el principio con el equipo de Segunda B. De momento, he decidido ir con Marruecos y mi sueño es jugar las Olimpiadas de Río de Janeiro con ellos. Es el país de mis padres», explica el delantero del filial almeriense, que esta campaña ha marcado dos goles en los cuatro partidos que ha jugado con el equipo de Miguel Rivera.

Rivera le aprieta

¿Y si le llamara la selección española en un futuro? «Lo bueno es que todavía no tengo que tomar una decisión definitiva. Ahora juego con Marruecos y si me llamara España en alguna ocasión, pues ya tendría que tomar una decisión. Pero es algo que yo ahora veo bastante lejos. Ahora, mi prioridad es hacer un gran año con el segundo equipo y ganarme otra oportunidad en el primero. El año pasado fue muy raro, porque me lesioné en la clavícula y estuve tres meses parado. Luego, cuando me recuperé, apenas jugué con el filial. Sin embargo, sí debuté en Primera. Me faltó regularidad y es justo lo que busco esto año», responde.

Hicham tiene un plan. «Mi reto es llegar a Primera y consolidarme en el Almería. Mi idea es marcar entre 15 y 20 goles este año y jugar en Primera la próxima campaña. He madurado como jugador, Miguel Rivera me aprieta y veo que este año tenemos un equipo filial más fuerte que el del año pasado. Somos jóvenes, pero ya conocemos mejor lo que es la Segunda B. El otro día le marcamos seis goles al Lucena y vamos al Cartagonova a hacer un buen partido y seguir acercándonos a los primeros de la tabla», apunta.

Del actual Cartagena, admite conocer «muy poco», ya que «hasta el sábado el míster no nos pone el vídeo y analizamos al rival». De la plantilla, destaca a «Gato, que es un extremo muy rápido» y «a Pallarés, que pasó por el Almería». También sabe que el patio está revuelto en su antiguo club. «Me han contado que todo va un poco peor por los problemas extradeportivos, con el tema del concurso de acreedores y por el tema del entrenador, que lleva un mes en Uruguay», dice Hicham, quien opina que «en la zona de Cartagena salen buenos jugadores, pero todos se van de allí. No se apuesta por la cantera en el primer equipo y nadie se queda. Pasa lo mismo en Murcia», afirma el joven goleador del filial del Almería.