La Verdad
FC Cartagena

La deuda con la Seguridad Social impide fichar a los cuatro uruguayos

Javier Marco, antes de su comparecencia de ayer en el estadio Cartagonova. :: antonio gil / agm
Javier Marco, antes de su comparecencia de ayer en el estadio Cartagonova. :: antonio gil / agm
  • El club anuncia que Rak, Denis, Boselli y Roberto Hernández volverán en enero y que «serán importantísimos para nuestro proyecto»

La deuda que el FC Cartagena mantiene con la Seguridad Social, que ronda los 60.000 euros y que fue generada entre febrero y junio de este mismo año, ha sido determinante para que los cuatro jugadores uruguayos que iban a firmar por el Efesé, Denis, Rak, Roberto Hernández y Boselli, se hayan quedado finalmente en su país y no hayan podido incorporarse a la disciplina del club. No se han podido entregar los visados definitivos a los cuatro uruguayos ni tramitar sus contratos de trabajo en España porque, a la hora de formalizarlos, en Extranjería saltó la alarma de que el club no está al corriente de pagos con la Seguridad Social.

El presidente del Cartagena, Javier Marco, contó ayer que «el pago de la deuda con la Seguridad Social es lo que menos me preocupaba. Con un pago anticipado que hubiéramos hecho, al no ser muy elevada nuestra deuda con ellos, la Seguridad Social nos habría dado un aplazamiento. Obviamente, la deuda es un motivo para que los chicos no hayan obtenido su contrato. Pero no solo es ese pago, ya que hay muchos más trámites que cumplir y que nos han impedido llegar a tiempo», dijo Marco.

En cualquier caso, el abogado valenciano recordó que los cuatro jóvenes uruguayos «son unos jugadores que van a ser importantísimos para el proyecto del FC Cartagena y nuestra confianza en ellos es total. Hasta enero no van a poder incorporarse con nosotros, ya que los trámites en Extranjería van lentos. Es un sitio en el que existe una sensibilidad extrema y todo se ha retrasado. No obstante, los cuatro volverán y estarán disponibles a partir de enero», insistió Marco.

En su larga comparecencia de ayer ante los medios (casi una hora), Marco también ofreció diferentes explicaciones sobre los numerosos agujeros que ha ido dejando sin tapar Sporto Gol Man en los cinco meses que lleva al frente del club. Los nuevos dueños han permitido que siga engordando la deuda con Hacienda y Seguridad Social. No han pagado ni un céntimo a los trabajadores que han despedido ni han asumido las deudas que había con Rueda, Fernando Martín, Lafuente y Goiría. Y, para terminar, necesitan la ayuda de la concejalía para hacer frente a los gastos de seguridad y autobuses.

«Los empleados que han sido despedidos van a cobrar. Nunca les he dicho lo contrario. Pero tienen que esperar. Ellos tienen que asumir que estamos en una situación difícil. Ellos, hasta hace poco, se daban golpes de pecho y decían que eran muy cartageneristas y que querían mucho al club. Bien. Pues ha llegado la hora de demostrarlo. Ahora, la prioridad es que cobren los jugadores y actuales empleados. Mientras no tenga estructurado mi plan de pagos de este año, no puedo asumir deudas antiguas», alegó el valenciano.

Primero, la plantilla

Marco añadió que «desde el 2 de junio, he ido abonando y pagando lo que yo he considerado urgente. Hay una deuda con la Seguridad Social y con Hacienda, desde marzo hasta el 2 de junio. Es cierto. Pero Sporto ha decidido regularizarla a final de año. Esa deuda la tiene controlada Javier Martínez y sabe que hay que pagarla. Ahora, la prioridad es pagar las nóminas de la plantilla», repitió.

Marco volvió a contar que no pensará en el concurso de acreedores, mientras la puerta de Hacienda no se cierre del todo. «Nuestra propuesta a Hacienda es real y consta de cierta garantías. No puedo entrar en detalles por nuestra propia seguridad jurídica, pero las garantías que hemos entregado a Hacienda son sólidas. Si Hacienda nos dice no, nos basaremos mucho en la motivación que nos da para rechazar nuestro plan. Esa respuesta suya nos diría en qué hemos fallado y, si podemos, volveríamos a intentar ofrecerles una nueva propuesta. Si tampoco funciona, todo lo tenemos pensado. Luego está el plan C, el D, el E... Hay muchísimas opciones que tenemos contempladas», aseguró Marco.

«Nuestro proyecto es a largo plazo y a través de Julio [Ribas] vamos a canalizar toda la parcela deportiva, social e institucional. Él es la clave de todo el proyecto. Sobre él gira todo. Es una persona de reconocido prestigio a nivel mundial y es una suerte contar con él. Nuestro proyecto está trabajado y esperamos que se vayan resolviendo todos estos pequeños inconvenientes, para empezar a caminar. Estamos trabajando en una escuela de fútbol base y ya tenemos presentado ante las instituciones el proyecto de la Fundación del FC Cartagena», precisó.