La Verdad
FC Cartagena

¿Una resiembra inoportuna o un exceso de confianza?

Desde que el pasado viernes se supo que la RFEF se llevaba la final de Copa juvenil a Las Rozas, la pregunta que se ha hecho todo el mundo en Cartagena ha sido la misma: ¿cómo es posible que un césped que estaba perfecto hace poco más de un mes, cuando el Cartagena jugó su último partido de la temporada 13-14 ante el Avilés, está ahora en tan mal estado? La respuesta hay que buscarla en la resiembra ordenada por el edil de Deportes, Diego Ortega, nada más quedar eliminado el Efesé de la fase de ascenso.

«Lo que se buscaba era adelantar la resiembra, con la idea de que en agosto el césped esté perfecto. Fue la empresa especializada CADE la que aconsejó a la Concejalía de Deportes realizar una resiembra en el mes de mayo-junio, con una nueva variedad de césped denominada bermuda riviera. El objetivo perseguido era que en el mes de agosto, cuando comienza la temporada para el FC Cartagena, el estado del césped fuera óptimo, no presentando el [pésimo] estado de años anteriores», alegó Ortega.

En cualquier caso, se ha pecado de exceso de confianza, ya que en la concejalía se comprometieron a que el campo estaría listo para finales de junio y eso hizo que Cor Gol Sports pusiera en marcha la maquinaria organizativa de la final.