La Verdad
FC Cartagena

Una claúsula del contrato de la venta exigía el pago de los atrasos en 6 días

  • El de la Vega Baja quiso asegurar que los nuevos propietarios pusieran al día a los jugadores y trabajadores en un corto periodo de tiempo

Mañana arranca el mes de junio y la plantilla y los trabajadores del Cartagena no han cobrado la totalidad de sus nóminas. Es algo que todo el mundo conoce, pero es un detalle que supone el primer gran incumplimiento del contrato de compraventa entre Paco Gómez y Sporto Gol Man 2020 SL.

El ex presidente dudó durante las horas previas al acuerdo final si firmar o no. No tenía información suficiente sobre sus sucesores al cargo del FCCartagena y estuvo a punto de desbaratar el aterrizaje de Javier Martínez porque su primera premisa era dejar la entidad en buenas manos. Para ello necesitaba información y no conocía los inversores que podían estar tras el abogado valenciano.

Firmó finalmente, pero intentó asegurar el bienestar de los trabajadores, los futbolistas y los técnicos de la entidad. En el texto con el que se firmó la venta se incluyó una cláusula por la que los nuevos propietarios debían poner al día al personal de la entidad en menos de una semana. Era una forma de asegurar que el proyecto empezaría con una buena línea a seguir. Esa premisa no se ha cumplido y será el lunes cuando se conozca el calendario definitivo de pagos que los propietarios van a realizar. Al menos eso es lo que anunció el club a través de una nota de prensa. El lunes, a las 13.00 horas, se tendrán más datos sobre el proyecto deportivo, pero también sobre la economía porque es lo más crucial para poder creer en el futuro. Es lo que todo el mundo quiere, aparcar los problemas y volver a ilusionarse tras el rápido final del equipo en lo deportivo.

A partir de los pagos, que supondrán la retirada de las denuncias que algunos futbolistas, no todos, han hecho ante la AFE (sindicato de futbolistas) para cobrar lo que se les debe, se verá más claro el horizonte y se podrá pensar en la próxima campaña y en los objetivos deportivos. La deuda es parte de la nómina de marzo, el mes de abril completo y la mensualidad de mayo.

Deben ponerse al día con los profesionales y con el resto del personal de la entidad que siguen trabajando en el día a día de la oficina y también sin estar al día en los cobros. Desde ese momento se podrá hablar de las renovaciones y de fichajes futuros, pero con más retrasos se perdería tiempo de la planificación deportiva y sobre todo confianza.