La Verdad
FC Cartagena

Carlos David. Un músculo fundamental

Su papel fue determinante durante toda la Liga regular para que el Cartagena, un equipo con poco talento pero mucho amor propio, fuera siempre un conjunto solvente y equilibrado. Empezó de central, pero Tevenet lo colocó pronto en el centro del campo, de 'stopper', y fue un músculo fundamental para el buen funcionamiento de un equipo eminentemente físico. Además, cuando Fernando dejó de marcar, él apareció para anotar tantos decisivos (ha terminado con 7) que le dieron al equipo los puntos necesarios para colarse en la fase de ascenso. Sus remates de cabeza en acciones de estrategia ofensiva y su buen juego aéreo en jugadas defensivas le han dado vida al equipo todo el año. Solo un lunar: le pudo la presión en el 'playoff' e hizo una eliminatoria pésima ante el Avilés. Lo quiere el Córdoba.