La Verdad
FC Cartagena

Martínez 'jura' ante el CSD que está solo

Uno de los ejemplos más claros que evidencian la distancia que hay entre Javier Martínez y Paco López es que el presidente del club no tiene constancia oficial de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) ha aprobado la entrada de Sporto Gol Man 2020. Y eso sucedió el 21 de abril, hace ya más de un mes. El CSD le dio el 'ok' definitivo a Javier Martínez y el valenciano no informó de ello a los consejeros López y Bustillo, quienes se enteraron del asunto a través de los medios de comunicación. En principio, era una novedad muy positiva. Pero López y Bustillo no se enteraron de ella.

Este visto bueno del CSD también tiene su miga. Y es que el 'ok' a Sporto Gol Man 2020 se demoró un par de semanas más de lo previsto, ya que el pasado 4 de abril Javier Martínez tuvo que enviar a Madrid una declaración firmada ante notario en la que 'juró' que él está solo en Sporto Gol Man 2020 y que detrás de él no hay ningún inversor. Hay que recordar que en su presentación, Martínez aseguró delante de los periodistas que «tengo una consultoría en Valencia y cuento con cuatro o cinco inversores que serán los que pongan el dinero y doten de estabilidad económica al proyecto, pero no puedo revelar sus nombres, ya que eso podría perjudicar al club y a mi grupo de colaboradores», dijo.

Ante esas manifestaciones, el CSD exigió a Martínez que le facilitara el nombre y los apellidos de estos inversores, con el fin de comprobar si alguno tenía participación o intereses de algún tipo en otro club de fútbol de Segunda B. Si había incompatibilidades, como en el reciente caso de Quique Pina con el Cádiz, no habría visto bueno .

Y el nuevo dueño del Cartagena tuvo que enviar al CSD un documento oficial en el que acreditó que él es el único miembro que hay en la sociedad mercantil Sporto Gol Man 2020. Y que, por tanto, el dinero sale única y exclusivamente de su bolsillo. Martínez, que tiene un despacho de abogados en Valencia, ha emprendido también en los últimos tiempos negocios relacionados con la energía eólica en la zona del Pirineo catalán. Antes de comprar el Cartagena, estuvo interesado en invertir en el Real Mallorca, un club que debe 40 millones de euros.