Fútbol | FC Cartagena

Un muro en plena mejoría

Jesús Álvaro y Vitolo, abrazados y sonrientes, en el entrenamiento del viernes en el Cartagonova. / j. m. rodríguez / agm
Jesús Álvaro y Vitolo, abrazados y sonrientes, en el entrenamiento del viernes en el Cartagonova. / j. m. rodríguez / agm

El Cartagena lleva dos jornadas seguidas ganando y necesita vencer hoy al Marbella, muy fiable defensivamente, para seguir con opciones de quedar primero

RUBÉN SERRANO

Al Cartagena le ha venido de perlas dormirse en los laureles durante seis semanas y perder el liderato, que parecía tener más que amarrado a principios de marzo con su victoria en el Álvarez Claro. Con el escarmiento, el Efesé de los récords ha desaparecido. Y lleva un par de semanas en modo 'reset', con los pies en el suelo y recuperando sensaciones gracias a un novedoso sistema táctico de 3-5-2. Así han vuelto los goles del pichichi Elady, la pólvora de Aketxe y Rubén Cruz y, sobre todo, los dos triunfos consecutivos contra El Ejido y el San Fernando. El Efesé de Gustavo Munúa ya no baja la guardia. Ya no se fía ni de su propia sombra. Y está a tiempo de revertir la papeleta en las tres últimas tres jornadas de Liga, dar guerra y pelearle el primer puesto a Melilla y Recreativo de Huelva, que no fallan.

El 3-5-2 de Munúa ha levantado al Efesé de su mala racha, y de paso ha roto la dependencia de Elady para el gol

La empresa Best of You ha cambiado la imagen del cuadro marbellí, que se ha marcado como objetivo entrar en Copa

El margen de error es mínimo y, por eso, en el horizonte albinegro no hay nada más allá de la cita de esta tarde, a las 19 horas, contra el Marbella. Sin plusmarcas que batir a la vista, solo la de ganar los tres partidos que quedan, hace bien el Cartagena en no encomendarse a la calidad de su plantilla para resolver lo que le queda por delante. Podría hacerlo, y tal vez lo hizo en algún momento del curso para ganar sin despeinarse, pero con el terremoto que bajó de la nube al equipo conviene no jugar con fuego. Menos ante un rival que sí llega al estadio Cartagonova enrachado, con el estómago lleno de admirables números. El Marbella es uno de los mejores equipos de la segunda vuelta del campeonato, lleva 16 jornadas consecutivas sin perder y en las 7 últimas ni siquiera ha encajado goles. La cosecha que hicieron desde agosto hasta diciembre es escasa, motivo por el que esas cifras no le sirven nada más que para adornar y aspirar a la séptima plaza del grupo IV: da acceso a disputar la próxima temporada la Copa del Rey. Es un premio menor, pero el consuelo y único objetivo que le han pedido los dirigentes a los futbolistas.

Adiós a Grinberg

El cuadro marbellí vivió una auténtica revolución en Navidad. Desde 2013, el club pertenecía al empresario ruso Alexander Grinberg. Logró el ascenso a Segunda B y se propuso alcanzar el fútbol profesional. Pero su figura siempre estuvo en entredicho, sobre todo por el destino de sus inversiones. En septiembre de 2017 fue uno de los detenidos en una operación contra la mafia rusa en la Costa del Sol. Pasó cuatro meses en la cárcel, hasta pagar la fianza, y desde entonces hizo varios amagos por vender la entidad. El cambio de manos se hizo efectivo en noviembre de 2018, por tres millones de euros, al empresario chino Zhao Zhen. Éste ha dejado todo el peso de la gestión a la empresa de representación de futbolistas Best Of You, que tiene como abanderados en su cartera a futbolistas como Benzema, Casemiro y Sergio Canales.

Los números

16
jornadas seguidas lleva el Marbella sin perderSu balance es de 9 victorias y 7 empates.
7
partidos consecutivos son los que lleva el portero Wilfred sin encajar un gol. Desde el 10 de marzo.

Los aires han cambiado y, con él, la calma ha llegado al Marbella. El entrenador es David Cubillo, sin apenas currículum, que ha convertido al equipo en uno de los más en forma de la categoría, con Recreativo de Huelva y Badajoz. El mínimo exigido es entrar en la Copa y, la temporada que viene, aspirar a una de las cuatro plazas del 'playoff' de ascenso a Segunda. Con estabilidad y pagos normalizados, todo es posible. La base de jugadores la tiene Cubillo. Con los refuerzos en el mercado de invierno, son hasta seis nacionalidades distintas las que hay en la plantilla. Ahora brilla el máximo goleador, Juan Manuel García, un canterano del Betis, de 26 años, que este curso ha explotado con 12 dianas. Otra amenaza es la solidez defensiva. En esa parcela destacan viejos veteranos, que el Marbella pudo retener tras la fantástica temporada pasada, en la que le peleó el liderato al Cartagena de Alberto Monteagudo: es el caso del portero Wilfred, que lleva siete semanas sin encajar. El equipo solo ha recibido 6 goles en el año 2019, en parte también a la veteranía de los pesos pesados del vestuario: el capitán Marcos Ruiz (octava temporada) y el central Lolo Pavón.

Seis nacionalidades

En invierno, Best Of You incorporó a futbolistas de gran nivel, como el argentino Faurlín, Samu Delgado y Paulo Vitor. Todos ellos le han dado un salto de calidad a un equipo que, fuera de casa, deja mucho que desear: solo tres victorias. La última, el 7 de abril, con un contundente 0-3 en Talavera. Aunque el aliciente competitivo es mínimo para el Marbella, la buena trayectoria está ahí y por eso el Cartagena tiene que andar con los cinco sentidos. Munúa no tiene a Santi Jara, paladín y jugador amoldable a cualquier rol. Lo hace bien de carrilero que de extremo puro. Luis Mata es el hombre ideal para ese puesto, una vez recuperado de su lesión, y el técnico uruguayo ha ensayado con él durante la semana.