Munúa: «Somos muy optimistas, no podemos autodestruirnos ahora»

Gustavo Munúa. /J.M.R. | AGM
Gustavo Munúa. / J.M.R. | AGM

El charrúa defiende que la plantilla del Efesé tiene «ganas de luchar» e invita a la afición a «ir de la mano» para superar el domingo el bache de 3 puntos de 18

RUBÉN SERRANO Cartagena

Gustavo Munúa no quiere hablar de derrotismo y ayer, en su comparecencia previa al vital encuentro del domingo contra El Ejido, intentó restar dramatismo a la actual situación que atraviesa el Cartagena: su equipo es tercero y solo muestra su peor versión, en juego y en números, con solo 3 puntos sumados de los últimos 18. «No tenemos ningún tipo de problema internamente», dijo nada más empezar. A lo largo de su discurso, también repitió frases como que «los rivales también juegan» y «todo está muy parejo y ajustado». Y a pesar de todo, mencionó que en los últimos dos meses sí ha visto «momentos muy buenos» del Efesé y otros «muy incómodos». Se echó en falta más autocrítica.

No obstante, el técnico uruguayo es consciente que el momento actual es el más delicado de la temporada. Quedan cinco jornadas y conviene reaccionar para luchar por el liderato. Por eso, aunque la distancia con Melilla y Recreativo es de un punto y «los objetivos siguen intactos», Munúa lanzó un mensaje de «unión» entre jugadores, cuerpo técnico, directivos y aficionados. «Somos muy optimistas, sabíamos que nadie nos iba a regalar nada. Puede haber cierta inestabilidad a nivel de resultados, pero el objetivo está cerca», dijo.

mos a hacer entre todos. Si alguien tiene alguna duda, lo vamos a enganchar nuevamente para que puedan festejar con nosotros el día de mañana». En este sentido, el cuerpo técnico que él encabeza está «buscando alternativas» para darle un giro de tuerca al juego, aunque esquivó responder si tiene previsto cambiar el sistema táctico 4-1-4-1, últimamente desgastado y previsible para los rivales.

Moyita es baja por sanción y Antonio López y Cristo por lesión. «Están jodidos», dijo al respecto. «Tenemos ganas de luchar. Somos conscientes de que hay que soñar y querer, y precisamos de buenas energías. No nos podemos autodestruir ahora. No veo el objetivo lejano, parece que estuviéramos peleando por el descenso. Tenemos que ir todos de la mano», comentó.