Munúa: «Hemos tenido un nivel grande ante un rival que es muy buen equipo»

Gustavo Munúa y Pedro Munitis se abrazan afectuosamente antes del inicio del partido. / javier carrión / agm
Gustavo Munúa y Pedro Munitis se abrazan afectuosamente antes del inicio del partido. / javier carrión / agm

El uruguayo destaca «las faltas durísimas que ellos hicieron y que no fueron castigadas con amarilla» y recuerda que «todavía queda mucho torneo»

ANDRÉS CREMADES

Muy feliz estaba al final del partido el uruguayo Gustavo Munúa, entrenador del FC Cartagena, quien llegaba rápido a la rueda de prensa y mostraba una sonrisa que delataba claramente que había sido el ganador. «Hicimos una primera parte consistente y muy buena, sabiendo lo que queríamos hacer y además consiguiendo dos goles que nos daban cierta tranquilidad. En el segundo tiempo ellos nos apretaron. Pero no podemos olvidar que nos estábamos enfrentando a un rival de la jerarquía del UCAM, y no es que tú des un paso atrás es que te hacen darlo, porque ellos también son un buen equipo. Juegan muy bien, son intensos y al bajar nosotros un poquito, pues ellos te van metiendo atrás y consiguen meterse en el partido. Es así. Pero bueno ganamos, aunque no hay que quitarle méritos al UCAM, porque insisto en que es un buen equipo», explicó Munúa.

Se le preguntaba por la intensidad que había tenido el Cartagena en el primer tiempo, que fue distinta a la del segundo. «Salimos intensos y con presión alta. Y eso es muy importante. Pero no es que bajásemos en el segundo tiempo. Lo que pasa es que el rival también juega y el UCAM conseguía llegarnos más y tener el balón. Esto hacía que no pudiésemos estar igual que en la primera parte, pero conseguimos poco a poco ir metiéndonos y la prueba es el final del partido. Me quedo con el hambre que tienen estos jugadores y la unión que hay en el grupo», destacó el técnico del Efesé.

Munúa no lanza las campanas al vuelo, a pesar de que los números son espectaculares. En las últimas once jornadas ha ganado nueve partidos, ha empatado uno (ante el Recreativo la semana pasada) y solo ha perdido uno, el de El Ejido. «Estamos en un buen momento y solo hay que fijarse en el nivel que hemos dado hoy [por ayer]. Pero era imposible mantenerlo durante todo el encuentro. Claro que hemos tenido un nivel grande, pero se acentúa más por el rival que teníamos enfrente. No es un partido definitorio, porque queda mucho torneo. Sí que es cierto que estamos en una buena línea y tenemos estabilidad. Contamos con futbolistas muy humildes, con un objetivo claro. Y esperemos que al final del año podamos conseguirlo», indicó el entrenador uruguayo.

Munitis se queja de la roja a Titi y afirma que el UCAM fue «superior» y «dominó durante todo el partido»

Explicó también lo sucedido en la entrada al terreno de juego de Josua Mejías, quien vio la tarjeta amarilla al ingresar en el campo sin el consentimiento del árbitro e incluso tuvo que ir al vestuario a cambiarse de calcetas para poder volver. «Creo que tenía unas calcetas de otro color, pero no sé cómo fue la situación. No obstante, esto nos sirve como experiencia. Sabemos que hasta que no dé permiso el juez no puedes entrar. No obstante, me parece demasiado sacar una amarilla así... En el fútbol no nos podemos permitir el lujo de que nos saquen una amarilla por esos motivos. Ellos hicieron faltas durísimas, sobre todo en el primer tiempo y al final. Y esas faltas no tuvieron amarilla. Hay veces que no sabemos la línea que va a llevar el árbitro del partido», se quejó.

Valoración diferente

Por su parte, Pedro Munitis, entrenador del UCAM, apareció por la sala de prensa de La Condomina con cara de circunstancias. El cántabro, que no es muy expresivo, en esta ocasión fue directo al grano. Y dio la sensación de que pareció haber visto otro partido, ya que su valoración fue muy distinta a la de Munúa, con el que compartió vestuario en el Deportivo entre 2003 y 2006 y mantiene una buena relación. «Fue una primera parte muy igualada, donde han primado más las transiciones y las contras que ataques organizados. La diferencia en la primera parte es la eficacia, encajamos el primer gol y nos quedamos tocados y enseguida llego el segundo gol, pero fue una primera mitad en la que nosotros dominamos y tuvimos mas posesión», opinó Munitis.

Después, la expulsión de Titi fue determinante. «Esa roja a Titi es definitiva. Es una falta sin trascendencia en el centro de campo y nos quedamos con uno menos. No es normal que nos puedan expulsar a un jugador de esa forma, porque te cargas un partido que estaba bonito y en el que estaba todo por decidir». A pesar de la expulsión, Munitis vio a su equipo superior. «Hemos estado siempre mejor. Incluso con la expulsión, solo nos meten un gol en un fallo nuestro. Pero apenas nos llegaron. Sabíamos que el Cartagena iba hacer una presión alta, pero hasta en el sorteo de campos perdimos. Al jugar con el aire en contra, nos costaba la salida y las pérdidas nos penalizaban», reconoció.

Más

 

Fotos

Vídeos