Munúa: «Merecimos el premio del gol»

Munúa, de espaldas al terreno de juego, observa el calentamiento de los suplentes. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Munúa, de espaldas al terreno de juego, observa el calentamiento de los suplentes. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

«Si hay que empatar o perder, prefiero que sea así; empujamos hasta el final», dice el técnico del Efesé, tras el punto ante el Sevilla Atlético

RUBÉN SERRANO CARTAGENA.

«Lo intentamos por dentro y por fuera. Con balones colgados, con disparos desde fuera del área, con jugadas a balón parado... A estos jugadores no se les puede pedir más». Un mensaje cargado de buenas palabras y agradecimiento a sus futbolistas fue el que lanzó ayer el entrenador del Cartagena, Gustavo Munúa, tras el empate de su equipo ante el Sevilla Atlético (0-0). Lo cierto es que el Efesé buscó el gol de todas las maneras, especialmente en la segunda parte, pero no hubo manera de batir al portero Javi Díaz. «Lamentablemente, no obtuvimos la recompensa de ganar el partido», constató Munúa.

El filial hispalense salió al césped del Cartagonova sin miedo alguno, y por momentos de la primera parte incomodó la salida de balón a los centrocampistas Vitolo y Cordero. «Ellos fueron más fuertes con las piernas. Vinieron a contragolpearnos y solo tuvieron una ocasión clara en el partido», dijo Munúa sobre la acción de Pejiño, que regateó a dos contrarios y su disparo cruzado se fue lamiendo la base del palo izquierdo de Joao Costa, antes del descanso. Después de eso, el meta portugués no volvió a intervenir. «Eso reflejó nuestro dominio, porque nosotros buscamos y merecimos el gol con muchas variantes». Le vino bien al Efesé la entrada de Rubén Cruz, Cristo Martín y Fito Miranda. Los tres agitaron el partido y tuvieron sus ocasiones de gol.

«Coraje» hasta el minuto 94

Pero el que más brilló fue Moyita, que empezó en la banda derecha y terminó ofreciendo su mejor versión por dentro. «Desequilibró mucho en ambas posiciones. Tenemos la suerte de tener alternativas. Los cambios salieron muy bien, nos dieron más peso ofensivo y no nos vamos con la recompensa. La gente se tiene que sentir identificada con el corazón que le ha puesto el equipo. Ellos fueron un equipo serio y dinámico. Es raro ver a equipos así en esas situaciones. Se crecen. Pero es una realidad que el dominio y el peso lo hemos llevado nosotros», explicó Munúa.

«Lo hemos intentado por todos los medios. Empujamos, controlamos sus contragolpes. Buscamos y encontramos los espacios, y tuvimos varias ocasiones para convertir», continuó el uruguayo, satisfecho. «Si en algún momento tenemos que perder o empatar, como hoy [ayer para el lector], prefiero que sea así. Pusimos madurez. Hasta el último minuto, empujamos con coraje», insistió Munúa.

Más