Munúa mantiene la esperanza: «Aún tenemos una remota posibilidad»

Munúa, esta semana, hablando con Elady. / j. m. rodríguez / agm
Munúa, esta semana, hablando con Elady. / j. m. rodríguez / agm

El uruguayo decidirá hoy el once, con Jara y Jesús Álvaro en proceso de recuperación, y con la opción de Rui Moreira por la baja de Vitolo

R. S. CARTAGENA

El Cartagena necesita prácticamente un milagro para terminar la Liga como líder del grupo IV. En la última jornada, necesita ganar su partido al Linense, que el Melilla no gane al Ibiza y que el Recreativo de Huelva pierda en casa ante el descendido Villanovense. Ya estaba complicado antes, pero con el tropiezo de la semana pasada en Talavera se ha puesto realmente cuesta arriba. Aun con esas, el entrenador albinegro mantiene la esperanza, y así lo repitió ayer varias veces en la rueda de prensa previa al encuentro de mañana, a las 18 horas y televisado por '7TV'. «Hay que intentar sacar adelante lo nuestro, porque aún tenemos una pequeña opción. Queremos apretar, por pequeña que sea. Ojalá se nos dé la victoria, tenemos una remota posibilidad. Todo puede pasar», dijo Gustavo Munúa.

Lo logre o no el Efesé, lo más importante para el uruguayo es afrontar el choque «con mucha seriedad y ganas», para después llegar con buenas «sensaciones» a la fase de ascenso, sea a una o a tres eliminatorias, que es lo más probable. «Vamos a centrarnos en hacerlo bien y en seguir fuertes como locales, como todo el año». El Cartagena no pierde en el Cartagonova desde el 14 de octubre, cuando lo hizo ante el Melilla (0-2). Es decir, acumula 14 jornadas consecutivas sin conocer la derrota, con solo 3 goles en contra. En cualquier caso, Munúa, después del empate en El Prado, no se va a fiar de un Linense salvado, que ha hecho una segunda vuelta desastrosa: 11 derrotas, 4 empates y 3 derrotas en 18 encuentros. Lleva siete semanas sin ganar. «Querrán dar una buena imagen, y estarán motivados por jugar aquí».

El charrúa, no obstante, también repitió que «el equipo está mentalizado para estar aquí hasta julio y lograr el objetivo que nos marcamos al principio». El técnico albinegro decidirá hoy el equipo, con Moisés y Vitolo de baja por sanción. Jara y Jesús Álvaro ya entrenan con el grupo y «vienen bien». Cordero y Aketxe están a una amarilla de la sanción y eso podría darle una opción a Moreira, que no juega desde el 22 de diciembre.