Munúa 'humaniza' al vestuario albinegro

Munúa, en el entrenamiento de ayer en el Cartagonova. / antonio gil / agm
Munúa, en el entrenamiento de ayer en el Cartagonova. / antonio gil / agm

«Los jugadores son seres humanos y el partido de Badajoz no es definitivo», sostiene el técnico del Efesé

RUBÉN SERRANO CARTAGENA

«Los jugadores son seres humanos. Hay momentos de la temporada en los que estamos mucho más acertados que otros. A veces provocamos incluso mejores situaciones, pero falta ese puntillazo final. Es normal. Si pretendemos que todo salga perfecto, es imposible». Esas fueron las palabras más destacadas del entrenador del Cartagena, Gustavo Munúa, para explicar ayer el momento actual del equipo: ha sumado 2 de los últimos 9 puntos en juego y el colchón con el segundo y tercer clasificado es de 3. «Lo más importante es que [en los empates ante Sevilla Atlético y Villanovense] nunca perdimos la identidad. Se ve el esfuerzo, un juego claro y generamos opciones de gol. Pero la crítica va a estar siempre», reiteró el uruguayo.

El uruguayo solo tiene la duda de Julio Gracia, con el abductor cargado, pero mantiene «en precaución» a Moyita, que «a veces» tiene dolor en el rotuliano

El técnico compareció ayer en la sala de prensa del estadio Cartagonova, a las 13.30 horas y con una hora de retraso sobre el horario previsto, para mosqueo de algunos medios de comunicación presentes. La plantilla tuvo sesión de vídeo con el analista Ricardo Redondo y charla con la nutricionista Lorena Luján. Eso hizo demorar el inicio del entrenamiento casi una hora. Al margen de eso, el charrúa quiso restar importancia al partido de mañana, en el Nuevo Vivero de Badajoz, que puede marcar el liderato del grupo IV. El Efesé es líder con 61 puntos y solo tiene 3 de margen con Melilla y Recreativo. «Quedan ocho jornadas y no es un partido definitivo. Si ganamos, no lo vamos a tener hecho; si empatamos, no lo vamos a tener hecho; y si perdemos, tampoco».

«Es verdad que empatamos contra el Sevilla Atlético y contra el Villanovense, pero ¿qué ha cambiado del equipo? No nos tienen tomada la medida, pero hay muchas cosas en juego, los equipos salen más juntitos, dejan menos espacio, hacen buenos planteamientos... No es fácil. De la manera que jugamos, construyendo, tampoco es sencillo. La identidad y las posibilidades de ganar han sido las mismas que en otras jornadas, tal vez incluso más», comentó.

«Lo importante es que no perdemos la identidad, generamos opciones y se ve el esfuerzo»

«Los resultados son inciertos. Todos los equipos tienen lo suyo, cada vez con más tensión. Van a cada pelota dividida y es más complicado. Nadie nos regala nada. Mantenemos nuestro estilo. No podemos pretender ganar todos los partidos y que estas cosas [dejarse 7 puntos en tres jornadas] no nos sucedan. Quizá nos falta estar más acertados y otras cosas más por corregir. Pero hacemos muchísimas cosas bien, tenemos 61 puntos, somos el equipo más goleador y uno de los menos goleados», dijo Munúa, para dar por zanjado este asunto.

1.428 entradas para el derbi

El charrúa recupera al portero Joao Costa [tendrá que decidirse, después de la buena actuación de Mario Fernández] y al goleador Elady, pero Julio Gracia tiene todas las papeletas para no subirse este mediodía al autobús, de camino a Badajoz. «El otro día terminó muy cargado del abductor y estamos viendo si puede llegar. Lo estamos cuidando y mañana [hoy para el lector] decidiremos», explicó Munúa, que habló de «pequeños problemitas puntuales» en algunos casos. Moyita, baja la semana pasada, no es duda pero sí están «en precaución con él», porque arrastra molestias en el rotuliano, desde antes de llegar cedido por el Mallorca, y «a veces se le va y otras veces es más molesto».

El club cerró ayer la semana con 1.428 entradas vendidas para el derbi del domingo 7 contra el Real Murcia, en oficinas y por internet. Volverán a ponerse a la venta el lunes, en horario comercial.

El Melilla apuesta por Queijeiro y Chavero vuelve al UCAM

El Melilla tendrá unos días a prueba al exalbinegro Queijeiro, que fue baja en el mercado de invierno para dejar su ficha a Cristo. El gallego se fracturó el quinto metatarsiano en la primera jornada y, cuando pudo reaparecer, sufrió una inflamación y volvió a ser intervenido. Está libre y puede firmar por cualquier equipo. Ayer completó su primer entrenamiento y el Melilla decidirá en unos días si le da una ficha o lo descarta. «A priori, parece que está bien. Es un buen futbolista», destacaron en el club norteafricano. El que vuelve a la Región es Chavero. Ayer rescindió con el Ibiza para firmar por el UCAM hasta 2020. El verano pasado, abandonó el Efesé por asuntos familiares, criticó al club en redes sociales y firmó en la entidad ibicenca hasta junio de 2021. Casi nunca ha estado más de dos años seguidos en un equipo.

Más