Munúa: «Esta derrota nos fastidia especialmente. Hay que ganar ya un partido»

Gustavo Munúa, entrenador del Cartagena, ayer en Badajoz. / lof
Gustavo Munúa, entrenador del Cartagena, ayer en Badajoz. / lof

«Es una realidad clara que nos gustaría estar mejor, pero quedan siete jornadas y seguimos en una posición muy buena», dice el técnico del Efesé

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El entrenador del Cartagena, Gustavo Munúa, mostró su tristeza en la sala de prensa del Nuevo Vivero. «Empezamos bien el partido. De hecho, hicimos una muy buena primera parte, con ocasiones para ponernos con ventaja. Pero no las convertimos y eso nos pesó después. No metimos esas oportunidades en el primer tiempo y nos fuimos al descanso mereciendo ir por delante en el marcador. En el segundo periodo ellos fueron muy superiores desde el principio. Nos superaron claramente y nosotros no fuimos capaces de revertir esa situación. Tuvieron varias llegadas, pero es verdad que fue en una jugada desafortunada en la que encontraron el gol. El partido se volvió loco después y a nosotros nos pudo la ansiedad de buscar el empate de cualquier manera. Eso nos llevó a errar en nuestras ideas y a equivocarnos», resumió el uruguayo.

Todo el colchón que tenía el Cartagena se ha tirado por la borda en solo cuatro jornadas, algo que, por supuesto, nadie esperaba. Los albinegros han pasado de estar trece semanas sin perder a encadenar ahora cuatro sin ganar. «Es una situación que no esperábamos. Nos fastidia especialmente esta derrota contra el Badajoz. Estamos dolidos por esta situación que estamos atravesando y somos conscientes de que hay que ganar ya. Es una realidad clara que nos gustaría estar mejor en la clasificación, pero quedan siete jornadas y seguimos en una posición muy buena. Todo va a estar apretado y necesitamos sumar ya de tres. A todos nos quedan partidos muy difíciles y nos toca apretar», señaló.

Campo «irregular»

«El Cartagena es el mejor equipo que ha pasado por Badajoz. Seguramente lo veremos el año que viene en otra categoría» Nafti, entrenador del Badajoz

El preparador uruguayo, como ya ha hecho en otras ocasiones, se quejó del estado del terreno de juego. «Hemos jugado en el campo más irregular del torneo. No es una excusa pero sí una realidad clara. Sabemos además que el Badajoz tiene mucha velocidad arriba y si pierdes tú el balón te lo hacen pagar. Tuvimos que cambiar nuestra forma de jugar por el estado del césped y es cierto que ellos están más acostumbrados a esta superficie», dijo Munúa.

Por último, el entrenador del Cartagena explicó el motivo por el que no hizo el tercer cambio, a pesar de que tenía calentando en la banda a dos jugadores ofensivos como Igor Paim y Cristo Martín. «El partido se dio así y no lo apuramos. Teníamos en el campo a muchos jugadores con gol y estábamos esperando una jugada para marcar. No veíamos al equipo que queríamos ver, pero sabemos que estos futbolistas son competitivos y no bajan los brazos nunca. Por eso no hicimos el cambio.

Nafti, comedido

Por su parte, el entrenador del Badajoz, Mehdi Nafti, afirmó que «en el primer tiempo se ha demostrado la calidad del Cartagena, con mucha calidad en sus acciones y presionándonos muy bien. Le hemos tenido demasiado respeto al rival en la primera media hora, ya que ellos han estado muy cómodos y han sido superiores, sobre todo técnicamente. En el segundo tiempo hemos sido superiores al rival».

«En el descanso le dije a los chicos que si tenemos que perder, lo hacemos con nuestro planteamiento. Pero nunca podíamos perder por miedo a equivocarnos. Y salió bien. Con el 1-0, ellos metieron a Aketxe y quisieron jugar más directos. Yo no quería que nos metiéramos atrás, porque ellos te someten y al final te empatan. Y estuvimos cerca del segundo gol. El Cartagena es el mejor equipo que ha pasado por Badajoz. Seguramente lo veremos en otra categoría la temporada que viene. Y así se lo he dicho a Vitolo al terminar el partido», señaló Nafti.

Y tuvo palabras de elogio para Adama Fofana, cedido por el Cartagena al Badajoz. «Él ha sido el termómetro del equipo. Ha estado demasiado bajo durante la primera media hora, pero desdpués se ha soltado y no se ha limitado a su rol de pivote defensivo. Lo quería más arriba, cerca de Eder. Le pedí que intentara cosas en campo contrario y se atrevió. Lo ha hecho muy bien», opinó.