Moisés, «aturdido», da el susto al recibir un golpe en la ceja

Moisés se retira del campo sangrando. / edu botella / agm
Moisés se retira del campo sangrando. / edu botella / agm

R. S. CARTAGENA.

Desde luego, el de esta temporada es un arranque totalmente desafortunado para el defensa Moisés García. El capitán del Cartagena volvió a sufrir ayer un percance, en el partido contra el Almería B, que le obligó a abandonar el terreno de juego. En el minuto 51, el central sevillano se quedó tendido en el césped del Cartagonova. Y cinco minutos después, los servicios médicos se lo llevaron en camilla. Es la segunda jornada consecutiva que tiene que marcharse antes de tiempo: en Jumilla se resintió de su lesión en el tobillo.

Esta vez fue algo totalmente distinto. El entrenador del Efesé, Gustavo Adolfo Munúa, explicó en la rueda de prensa posterior al partido que a Moisés le dieron «un codazo en la ceja», motivo por el que se le vio sangrar en la banda. «Me dijo que le dieron un golpe y que estaba aturdido, por eso decidí hacer el cambio por Luis [Mata]. Le dieron unos puntos».

Al margen del susto de Moisés, el árbitro del partido, el valenciano Iván Caparrós Hernández, hizo constar en el acta que «la segunda parte comenzó con tres minutos de retraso debido a la tardanza del equipo local en saltar al terreno de juego». La grada tampoco presentó uno de sus mejores aspectos, con unos 5.000 espectadores, en una tarde de bochorno a las cinco de la tarde. Tampoco ayudó el hecho de que muchos cartageneros aprovecharan el puente de Carthagineses y Romanos para faltar a su cita con el Efesé. No se vieron a demasiados festeros, que tenían acceso gratuito entrando por el fondo norte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos