Mejías da más lustre a la zaga

Mejías se lanza al suelo para cortar un balón al recreativista Lazo, en enero de 2018. / lof
Mejías se lanza al suelo para cortar un balón al recreativista Lazo, en enero de 2018. / lof

El venezolano regresa cedido hasta final de curso, tras su medio año en el Nástic; en el club admiten que no será fácil que juegue

R. S. CARTAGENA

Se acabó el culebrón. Y no ha sido necesario esperar hasta hoy, que es el último día del mercado de invierno. Tras varias semanas de intensas negociaciones, el Cartagena por fin logró cerrar ayer el regreso del central Josua Mejías, de 21 años. La operación estaba 'caliente' desde hace un mes y muy avanzada en los últimos días. El venezolano, que pertenece al Leganés, pasó el último medio año en el Gimnàstic de Tarragona. Allí no tenía minutos (jugó cerca de 600, entre las lesiones y la falta de confianza del entrenador, Enrique Martín) y el club tarraconense hizo oficial su marcha en un comunicado, sobre las once de la mañana. Apenas una hora después, el Efesé confirmó lo que era un secreto a voces desde hace varios días.

Mejías despuntó muchísimo en el Cartagena la temporada pasada. Fue un auténtico descubrimiento: venía del Carabobo venezolano y explotó a las órdenes de Alberto Monteagudo, con 29 partidos y 26 titularidades. En solo unos meses, pasó del banquillo a titularísimo en la defensa. El chico estaba para jugar en otra categoría e iba a continuar en el Efesé, pero el frustrado ascenso ante el Rayo Majadahonda y el Extremadura tiró por la borda cualquier posibilidad. El dueño y presidente del club, Paco Belmonte, así como el manager general, Manuel Sánchez Breis, hicieron todo lo posible por convencerlo. Con 21 años, le hicieron ver que Segunda División podía esperar un año más. Pero no hubo manera y se marchó al Nàstic.

Previamente, el Leganés compró sus servicios al Carabobo y le hizo un contrato por cinco temporadas. También hizo la pretemporada a las órdenes de Mauricio Pellegrino. En Tarragona no entró con buen pie desde el principio y su salida estaba cantada desde diciembre. Lo que lo ha demorado todo es que el agente de Mejías, Juan Mata padre, revisó el mercado en busca de otro destino en Segunda. No hubo ofertas firmes y en Segunda B, el único destino que quería el futbolista era el Cartagena. Aquí fue feliz y, de hecho, la semana pasada se dejó ver por la ciudad, con sus compañeros Moisés García y Cristo Martín. Estaba cantado.

El Efesé ha organizado un acto de presentación a las 12.45 horas en la zona mixta del estadio

Un guerrero en deuda

Belmonte y Breis le echaron el ojo desde hace más de un mes, pero lógicamente debían esperar a que no recibiera ofertas económicas superiores. En los últimos días, el filial del Levante se había entrometido en el asunto: le mantenía el 100% del sueldo que cobraba en el Nàstic. En la jornada de ayer, todas las partes acercaron posturas para que esa cantidad se ajuste a unos gastos asumibles por el conjunto albinegro.

En el Cartagena tienen claro desde el principio que éste será el único movimiento en el mercado de invierno. Hoy no habrá ninguna sorpresa: aunque hay futbolistas interesantes, Bemonte y Breis no van a tocar nada. Mejías va a entrenar hoy con sus compañeros, en la sesión de las 10.30 horas en el Cartagonova, para ser presentado posteriormente, a las 12.30, en la zona mixta. En el club tiene claro que la competencia es alta en la defensa y no lo tendrá fácil para jugar. «Muy feliz de volver al club que confió en mí en mi primer año en Europa. Cuentan con un guerrero que lo dará todo para lograr lo que dejé en deuda», escribió el venezolano en sus redes sociales.