Medio millar de cartageneros animarán a los de Munúa en Valdebebas

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Unos 500 aficionados del Cartagena animarán esta tarde a su equipo en el Aldredo Di Stéfano, campo principal de la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Su capacidad es de 8.000 butacas y la media de afluencia durante toda la temporada a los partidos del Real Madrid Castilla se ha situado en los 1.200 espectadores. A pesar de ello, por política de club, la entidad blanca se cerró en banda a negociar con el Cartagena desde el primer momento y solo envió 250 localidades. Volaron en una hora.

Parten tres autocares desde el Cartagonova a las 08.30 horas, a los que hay que añadir los seguidores que viajarán por sus propios medios. A estos 250 hay que sumar otros más de 200 cartageneros que se han buscado la vida durante la semana y entrarán al campo con entradas compradas en Madrid o conseguidas a través de futbolistas, familiares de jugadores o patrocinadores del club. También hay cartageneros residentes en Madrid que se acercarán a Valdebebas a animar a los hombres de Munúa.

Los que se quedan en tierra tienen una cita en el pub Joker de Los Dolores, donde la federación de peñas ha preparado una fiesta. Allí se podrá ver el partido en pantalla gigante, al igual que en la mayoría de los bares de una ciudad que estos días ha comenzado a engalanarse. En la puerta del Palacio Consistorial se han izado cuatro banderas del FC Cartagena y muchos aficionados han puesto ya la suya en el balcón o en la ventana. Esto irá a más la semana que viene, de cara a un choque de vuelta cuyo día y horario está todavía por confirmar.