Medio equipo nuevo, otra vez

Carrillo, rodeado de rivales, ayer en la Ciudad Deportiva del Sevilla. / lof
Carrillo, rodeado de rivales, ayer en la Ciudad Deportiva del Sevilla. / lof

Carrillo estuvo notable en su estreno como titular en Liga, mientras que Moisés y Óscar Ramírez recordaron a los de la pasada temporada Munúa introdujo cinco cambios con respecto al partido ante el Melilla y le fue bien

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Gustavo Munúa lo tiene claro. Las rotaciones no se negocian, más allá de si el equipo rinde mejor o peor. O de si gana o pierde. Ayer, viniendo de una dura derrota en casa ante el Melilla (0-2), el técnico uruguayo cambió medio equipo. Y la cosa funcionó. Le dio la alternativa, por fin, a Carrillo, que fue la sensación de la pretemporada y destacó en Copa del Rey ante Don Benito y Logroñés. Sin embargo, llevaba más de un mes fuera de las convocatorias. Y ayer, para sorpresa de todos, pasó de la grada al 'once'.

Completó los 90 minutos y, especialmente en el segundo periodo, rindió fabulosamente. Se sintió muy cómodo de mediapunta, por detrás de Aketxe. Mezcló bien con Moyita y Santi Jara. Y dejó un lujo, en forma de taconazo, para asistir a Jesús Álvaro en una jugada que acabó con la pelota estrellándose en el poste de la meta local. Y él estuvo en el origen del gol de Rubén Cruz, cambiando el juego de un modo preciso y haciendo buena la enésima incursión de Jesús Álvaro por la banda izquierda. El lateral canario centró luego con la derecha al segundo palo, donde apareció Moyita para asistir a Rubén Cruz, quien no perdonó.

Jesús Manuel Carrillo Martínez es un chico de 19 años, nacido en Alcantarilla y formado en las bases del Real Murcia. En verano llegó al Cartagena, en principio para jugar en el filial, en Tercera División. Pero fue de los mejores en los amistosos de pretemporada, con dos goles y un recital de buenas jugadas ante rivales de todo tipo y condición. Derribó la puerta y el club anunció cuatro días antes del comienzo de la Liga que finalmente tendría ficha con el primer equipo.

La buena actuación de Joao Costa abre el debate en la portería, a la espera de la recuperación de Mario

Su último tren

Carrillo fue descartado el pasado mes de julio por el Albacete y se quedó colgado, lejos del sueño que intuyó hace tres años, cuando lo fichó el Real Madrid. Carrillo, con 16 años, había sido el mejor del Real Murcia en el División de Honor juvenil y acumulaba dos convocatorias con la selección española sub-17. Cuando lo fichó el club blanco y se fue a Valdebebas, todo el mundo lo quería, en España e incluso en Reino Unido.

Sin embargo, las cosas no le salieron en el Real Madrid. Se fue al Málaga, su siguiente destino como juvenil. Y tampoco pudo consolidarse. Así, lo que en principio parecía una meteórica carrera hacia la élite fue quedándose en nada. El verano pasado lo fichó el Albacete, donde compaginó el segundo equipo, en Tercera, con el juvenil de División de Honor. Lo valoraban en el club manchego, pero las puertas del primer equipo, que está en Segunda A, estaban completamente cerradas para él, un chico tan talentoso como irregular. En ese momento apareció el Efesé, para acercarlo un poco más a su domicilio famliar, que está en Alcantarilla, y darle una nueva ocasión. Y a juzgar por cómo rindió ayer y por lo que ha hecho casi siempre que Munúa le ha dado carrete, el chaval de Alcantarilla no quiere que se le escape este último tren.

También fue muy significativa la vuelta al equipo de Moisés y Óscar Ramírez, sacrificados por Munúa en las últimas jornadas debido a su bajo rendimiento. Hasta el propio presidente del club, Paco Belmonte, se alineó durante la semana con su entrenador y confesó en una entrevista concedida a 'Onda Regional' que los jugadores que «han salido del equipo titular lo han hecho por méritos propios y ellos lo saben». Teniendo en cuenta cómo salieron del 'once' Moyita, Aketxe, Gracia o Elady, era obvio que Belmonte se refería a Moisés y Óscar Ramírez, dos pesos pesados en el vestuario. Ayer ambos rindieron a muy buen nivel, recordando a los defensas solventes y serios de años anteriores.

Por último, la buena actuación de Joao Costa abre el debate en la portería, a la espera de saber cuándo se recuperará Mario, fijo para Munúa en las ocho primeras jornadas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos