«Mauro es ejemplar, me alegro por él»

Munúa, ayer, señala con el dedo desde el banquillo. / j. m. r. / agm
Munúa, ayer, señala con el dedo desde el banquillo. / j. m. r. / agm

Gustavo Munúa halaga al canterano, debutante y autor del gol de la victoria, tras sustituir a un Mejías que se fue del campo llorando

RUBÉN SERRANO

El paso de las semanas, y el formidable estado de forma del Cartagena, han provocado un giro de 180 grados en los discursos del entrenador, Gustavo Munúa: de monótonos y apagados, a cargados de buenas palabras llenas de sinceridad. Buen ejemplo de ello se vio ayer, en la rueda de prensa posterior a la victoria contra el Jumilla (1-0). Al Efesé le costó un mundo descoser al cuadro vinícola, para seguir invicto y sin encajar gol en casa desde mediados de octubre y en lo más alto de la clasificación del grupo IV, con cinco puntos de ventaja sobre el segundo, el Melilla. Este gran momento lo resumió así el técnico uruguayo. «Les voy a decir una cosa. ¿Saben cómo está el vestuario? Cero problemas. Espalda con espalda, hombro con hombro. El corazón que tienen en el campo. Cómo se ayudan. Lo que transmiten. Después pueden salir partidos mejores o peores, puedes ganar, perder o empatar... pero están cada vez más fuertes. Y no tengo duda de que van a seguir creciendo», señaló.

Lo cierto es que el Efesé pudo hacer frente a numerosas adversidades. Para empezar, Moyita no entró en la convocatoria, al volver a resentirse de sus molestias en el rotuliano; Elady fue duda hasta momentos antes del partido, mientras que la defensa estaba en cuadro por las bajas de Moisés y Antonio López por lesión y Sergio Ayala por sanción. Y Santi Jara se llevó «un golpe fuerte, que no debería ser nada». Para colmo, en el estreno como titular de Josua Mejías, se marchó lesionado en la segunda parte, al resentirse de los pinchazos que ya le pasaron factura en el Gimnàstic de Tarragona. Se marchó llorando. Y aun con un Jumilla peleón, el encuentro salió adelante.

Los tres puntos llegaron, fundamentalmente, por dos protagonistas. Mauro entró en sustitución de Mejías. El canterano debutó y, a los diez minutos, marcó el único tanto de la tarde para darle la victoria al Efesé. El chico es de Alicante, tiene 22 años y fichó por la entidad albinegra en julio de 2017. Entrena a diario con el primer equipo y Munúa le tiró halagos. «Es un chico ejemplar. Lucha día a día por su oportunidad y lamentablemente le llegó por la lesión de un compañero. Nos ayuda mucho, me alegro por él y por el equipo. Y de premio ha marcado el gol», destacó el uruguayo.

«¿Saben cómo está el vestuario? Hay cero problemas, cada vez más fuertes; y vamos a seguir creciendo», dijo Munúa

«Tuvimos dos grandes oportunidades, mejores que las del oponente, pero Joao nos mató y marcó la diferencia», indicó Pontes

Joao Costa también evitó varios sustos del Jumilla. En su línea, hizo varias paradas de mérito. Lo del luso ya dejó de ser noticia. Empieza a ser habitual. «Tenemos la suerte de tener dos porteros de gran nivel y de garantías. Tienen un gran juego con los pies. Saber hacer eso, y no perder la concentración, no es nada fácil. Los rivales se crecen cuando vienen al estadio. Asumimos llevar el protagonismo, hacemos que los equipos se replieguen y que nos cueste romper sus líneas», apuntó Munúa.

«Vi equipos machacados»

«Hemos competido. Vi a buenos equipos machacados en el Cartagonova. Tuvimos dos grandes oportunidades, probablemente mejores que las del oponente. Intentamos hacer las cosas y valoro el esfuerzo, por la diferencia entre los dos equipos. Joao Costa ha marcado la diferencia. Es portugués y muy joven. Nos mató», resumió el técnico del Jumilla, el luso Leonel Pontes.

 

Fotos

Vídeos