Markel: «Vengo por el proyecto que hay»

Markel Etxeberria posando con su nueva camiseta. / antonio gil / agm
Markel Etxeberria posando con su nueva camiseta. / antonio gil / agm

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El lateral vizcaíno Markel Etxeberria, de 24 años, confesó ayer durante su presentación como nuevo jugador del Cartagena que el Numancia, el equipo en el que ha militado las dos últimas temporadas en Segunda, «decidió no contar conmigo, porque no di el nivel esperado» y, a renglón seguido, añadió que «vengo al Cartagena por el proyecto que hay y porque me han hablado muy bien del club». Al joven defensa formado en Lezama, que ya sabe lo que es subir a Segunda, no le preocupa demasiado bajar una categoría. «Lo que importa es estar ilusionado y crecer cada día. Vengo porque he notado la confianza en mí», señaló el ex de Bilbao Athletic, Valladolid y Numancia.

Sabe que tiene por delante al mundialista Jorge Fucile, quien ha venido al Cartagena de la mano del entrenador, Gustavo Munúa. Pero no se arruga. «Fucile es un jugadorazo. Solo hay que ver su trayectoria. Pero la temporada es larga y yo pienso que la competencia viene bien siempre. Y si es sana, suma mucho en el grupo», comentó Markel.

Manuel Sánchez Breis, mánager general, indicó que el nuevo futbolista albinegro «es polivalente» y se puede adaptar a varias posiciones. Es capaz de jugar de lateral izquierdo y de extremo derecho. No obstante, Markel admitió que «el sitio en el que más he jugado y donde mejor me encuentro es el lateral derecho». En cualquier caso, «yo jugaré donde me diga el míster», apuntó. Se definió como un lateral «con recorrido por la banda» y al que le «gusta subir mucho, ayudar en ataque y asistir a mis compañeros».

Por último, contó que al firmar por el Cartagena «me contaron la historia de [Alejandro] Sagarduy, que fue un jugadorazo y se convirtió en una leyenda del Cartagena. Ojalá yo me pueda acercar a lo que él hizo». Markel Etxeberria es natural de Erandio, como lo era 'Jabato' Sagarduy, fallecido el pasado mes de noviembre y único futbolista en la historia del club en superar los 500 partidos, junto a Perico Arango.