El Linense recibirá al Cartagena en uno de los mejores momentos de toda su historia

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

La Balompédica Linense perdió a Stoichkov, su referente durante las últimas temporadas. El ariete gaditano voló a Mallorca, donde ahora marca goles en Segunda. Y cambió muchas cosas el pasado verano, tras sufrir demasiado para mantener la categoría las dos últimas campañas. Apostó para el banquillo por Jordi Roger, un entrenador absolutamente desconocido en el grupo IV, pero que ya venía de hacer muy buenas cosas con el Cornellá en el III. Sin ir más lejos, el curso pasado, con el ahora cartagenerista Fito Miranda como estrella después de la marcha de Enric Gallego al Extremadura en el mercado invernal, incluso disputó la promoción de ascenso con el modestísimo conjunto catalán. Y en La Línea de La Concepción está confirmando que aquello no fue ninguna casualidad.

Porque ya se puede decir que la Balompédica Linense, primer rival del Efesé en el inminente 2019, está viviendo uno de los mejores momentos de su historia. El conjunto de La Línea era hasta la visita a Don Benito del pasado sábado -en la que recibió dos tantos y acabó empatando- el equipo menos batido de las tres primeras divisiones de las cinco grandes ligas, según publicó el diario 'Europa Sur'. Un privilegio del que ahora disfruta el Liverpool, que tras vencer el miércoles 4-0 al Newcastle, sigue con siete dianas en el apartado de goles en contra. Es decir, uno menos que el Linense, a pesar de haber disputado un partido más.

Trece sin perder

Esto no resta ningún mérito a la temporada que está haciendo el equipo gaditano. Lleva 13 partidos sn perder, acabando así 2018 con la segunda racha más larga de España sin conocer la derrota. Solo le supera el Atlético de Madrid, con 14. Curiosamente, Jordi Roger se declara seguidor de Cholo Simeone y el fútbol que practica este año la Balompédica Linense es austero y práctico, como el del equipo del Wanda Metropolitano.

En toda la historia del Linense solo hay una racha mejor. Data de la temporada 1991-92, cuando el equipo entonces entrenado por Baby (ex del Cartagena) estuvo 23 jornadas sin perder. Su delantero era el gaditano Manuel Ahumada, que la siguiente campaña jugó en el Efesé, y esa temporada el Linense terminó cuarto en el grupo IV de Segunda B, por detrás de Marbella, Badajoz y Extremadura. Los dos primeros ascendieron. Ahora, 26 años después, los de La Línea vuelven a ser cuartos y a disfrutar de momentos muy dorados.