El Efesé, con la tricolor en Andorra

Alineación del Cartagena, con la equipación reserva del Andorra, en el partido jugado el 25 de enero de 1981 en el campo andorrano de Los Valles . / archivo la verdad
Alineación del Cartagena, con la equipación reserva del Andorra, en el partido jugado el 25 de enero de 1981 en el campo andorrano de Los Valles . / archivo la verdad

Al equipo de Baby le robaron en el hotel antes del partido y tiró de la equipación reserva de su rival, con los colores de la bandera andorrana

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Al Cartagena le quitaron las camisetas y tuvo que jugar con la tricolor. Así rezaba el titular del despiece que acompañaba la crónica del partido que el Cartagena jugó en el campo del Andorra el 25 de enero de 1981. Acabó con empate a cero y era correspondiente a la jornada 21 del grupo B de Segunda B. Entonces, la categoría de bronce estaba dividida en solo dos grupos, y no en cuatro como sucede actualmente. El Cartagena iba cuarto y subían los dos primeros. El Andorra era quinto por la cola y peleaba por la permanencia.

Pepe Navarro, el enviado especial de 'La Verdad' ese fin de semana al país andorrano, explicaba en su texto que la expedición del Cartagena, con el entrenador Baby a la cabeza, había llegado al hotel París-Londres a mediodía del sábado, después de un largo viaje por carretera durante toda la madrugada y parte de la mañana. Sorprende que unos cien aficionados del Efesé acompañaran ese fin de semana a su equipo en un desplazamiento tan lejano. Más de 700 kilómetros separan Cartagena de Andorra. Tenía truco. «Muchos seguidores han aprovechado el partido para visitar el país y hacer las compras de rigor, ya que en Andorra hay artículos a precios muy rebajados», recordaba Navarro.

Entonces, a principios de los años 80, era muy habitual que la gente visitara el pequeño país pegado a Cataluña para comprar barato. Era un gran destino de compras, con multitud de tiendas que te garantizaban ahorrarte bastante dinero en artículos de electrónica y tecnología, así como en moda, joyería y perfumería. No solo los aficionados cartageneros aprovecharon la visita del Efesé para llenar el malatero de su coche de artículos a bajo precio. Todos los futbolistas de la plantilla se pasaron de compras la tarde del sábado.

Los ladrones buscaban dinero, pero todos los jugadores estaban de compras y no dejaron un duro en las habitaciones

Nadie se quedó en el hotel y unos ladrones entraron en las habitaciones del los futbolistas en busca de dinero. No encontraron nada, pero en su huida echaron un vistazo en el autocar del equipo. Abrieron el maletero y se llevaron el saco en el que estaban las equipaciones albinegras con las que los Garci, Barrera, Nieto, Pani, Morote, Teca y compañía iban a jugar al día siguiente. Camisetas, pantalones y medias. Todo desapareció. Al menos, no encontraron un segundo baúl en el que se guardaban las botas de todos los futbolistas.

«Campo de labranza»

Así, el domingo por la mañana, los directivos del Cartagena hablaron con los locales y se decidió que el cuadro visitante usaría la segunda equipación del Andorra, de color blanco y con tres franjas horizontales (azul, amarillo y rojo en honor a la bandera del país) en la camiseta. El partido se jugó y el ariete visitante Miguel Gregori falló un penalti en un segundo tiempo en el que fue expulsado Pani, defensa del Cartagena. Baby alineó a Sebastián; Garci, Fuentes, Barrera, Pani; Pérez, Morote, Nieto, Teca (Merayo, minuto 89); Miguel Gregori y De la Orden (Arango, minuto 80).

Forzaron el maletero del autobús y se llevaron el saco en el que estaban las camisetas, pantalones y medias del Cartagena

El 0-0 no contentó a ninguno y en el Cartagena se quejaron amargamente del pésimo estado del terreno de juego del recinto deportivo de Los Valles. «No era un campo de fútbol. Era un campo de labranza. Barro, barro y más barro. Incluso se había jugado allí un partido de regional por la mañana. Era toda una proeza mantenerse en pie. Había restos de nieve en las bandas, pero lo peor era la dificultad de los jugadores para no resbalarse. Un campo impropio de Segunda B, en el que solo hay una grada de 500 espectadores, que se llenó, y todavía no han puesto vallas, ya que no son necesarias en el primer año de estancia en Segunda B. Sin embargo, el Cartagena sí las colocó en el Almarjal este verano, justo tras el ascenso», detallaba la crónica de 'La Verdad'.

El Andorra, que ahora milita en Primera Catalana, ha sido noticia este fin de semana, ya que lo ha comprado Gerard Piqué y su intención es devolverlo cuanto antes a Segunda B, una categoría en la que el FC Andorra militó durante 17 temporadas. En alguna de ellas se enfrentó al Efesé, que, por ejemplo, perdió allí en marzo de 1994. Cayó por 2-1 y el gol del equipo entrenado por Antonio Pedreño lo hizo Juan Mata padre.

 

Fotos

Vídeos