La historia se repite

Los jugadores del Cartagena celebran el tanto de Rubén Cruz, el domingo en Sevilla. / lof
Los jugadores del Cartagena celebran el tanto de Rubén Cruz, el domingo en Sevilla. / lof

El Efesé es ya el tercer mejor equipo de toda la categoría fuera de casa, solo superado por UCAM y Mirandés; la temporada pasada fue el mejor de los 80

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Ha cambiado casi todo en el Cartagena este verano. Han llegado 17 jugadores nuevos, se fueron casi todos los futbolistas que se quedaron a medio minuto del ascenso en el Cerro del Espino de Majadahonda y todo el cuerpo técnico se ha renovado. Pero lo que no varía es el rendimiento del equipo a domicilio. A pesar de las dudas en este complicado inicio de temporada, el Efesé es ya el tercer mejor equipo de toda la Segunda B como visitante, solo superado por UCAM y Mirandés. Además, es el menos goleado a domicilio de los cuatro grupos (un gol encajado), junto al Real Murcia, Hércules, Sporting B y Ponferradina, también con un tanto recibido.

Acabamos de consumir el primer cuarto de la temporada y lógicamente pocas conclusiones se pueden sacar ahora mismo. Pero la tendencia es la que es. Y el Cartagena va por los mismos pasos de las dos últimas campañas, en las que el equipo entrenado por Alberto Monteagudo terminó siendo el mejor de los cuatro grupos como visitante. El problema, con Monteagudo y en estas primeras nueve jornadas con Munúa, es que el rendimiento baja como local. El mundo al revés. Un aspirante como el Cartagena sufre en casa y disfruta fuera. Con matices, eso sí. Porque el equipo de Munúa ya ha perdido tres partidos en el Cartagonova y el de Monteagudo, el curso pasado, solo encajó dos derrotas en todo el campeonato, contra el Betis B y el Marbella.

No obstante, ambas trayectorias son muy similares. El Cartagena llevaba un punto más que este año transcurridas nueve jornadas. Eran 15, tras ganar en el Cartagonova a Recreativo, Melilla y San Fernando y empatar con el Córdoba B y el Villanovense. Fuera de casa, por su parte, el conjunto de Monteagudo perdió en Mérida y Marbella, empató en El Ejido y ganó en Murcia al UCAM. Luego, con el paso de las semanas, el equipo fue empeorando un poco sus números como local y mejorándolos mucho como visitante. Y terminó la temporada siendo el mejor de toda la categoría. Eso no le sirvió en un 'playoff' dramático.

Las claves

Un cerrojo a domicilio
El Cartagena solo ha encajado un tanto lejos del Cartagonova, por ocho delante de su público
Sin presión
Los de Munúa han estado muy sueltos en campos casi desiertos, como los de Jumilla, Málaga y Sevilla
Reacción rápida
Al igual que sucedió en las dos últimas temporadas, el equipo siempre se levanta después de una derrota
Dibujos diferentes
El Efesé ha funcionado bien con dos puntas y con uno y ha ganado con distintos jugadores
El calendario se complica
Las salidas que restan antes de Navidad son a Villanueva de la Serena, Murcia, El Ejido y Marbella

Dos caras

Ahora, con Munúa, la situación es más paradigmática. El Cartagena tiene dos caras muy diferentes. La buena la enseña fuera y la mala la muestra en casa. Con 11 puntos y tres triunfos consecutivos a domicilio, solo Mirandés y UCAM (con 13 puntos), han sido mejores que los albinegros hasta el momento. El único tanto recibido fue el que Donovan le hizo a Mario en Jumilla. Al final, fue anecdótico, ya que los de Munúa se impusieron en el Uva Monastrell por 1-3. Lo mejor que se puede decir de este equipo es que, a domicilio, ha estado muy suelto, sobre todo en campos casi desiertos como los de Jumilla, Málaga y Sevilla.

Y otro rasgo muy positivo, que también tuvo el Cartagena con Monteagudo las dos últimas temporadas, es que el vestuario es fuerte. Ni se hunde con una derrota ni se crece con una victoria. Y siempre se levanta rápido tras un batacazo. Después de perder casi siempre gana. También es muy destacable el hecho de que este equipo sabe ganar de diferentes maneras, jugando mejor o peor, más o menos ofensivo. Munúa ha utilizado a diferentes jugadores, ha puesto dos puntas o uno solo y ha cambiado el sistema dependiendo del rival o del estado del terreno de juego. Y el resultado siempre ha sido el mismo: victoria (cuatro si sumamos la lograda en Don Benito en Copa del Rey) o empate (dos).

El calendario se complica a partir de ahora. Las cuatro salidas que restan antes del parón navideño tienen su miga. Habrá que ir a Villanueva de la Serena, Murcia (Nueva Condomina), El Ejido y Marbella. Acabar este 2018 invicto a domicilio es un reto tan bonito como complicado. Pero los de Munúa han demostrado que su rendimiento sube mucho cuando se alejan del Cartagonova.

Tres disgustos

Porque todo lo bueno que hace el Cartagena a domicilio lo arruina como local. Solo hay nueve equipos peores en toda la categoría. Son Navalcarnero, Rápido de Bouzas, Izarra, Vitoria, Durango, Peralada, Ebro, Badajoz y Atlético Malagueño. Y los ocho goles recibidos por Mario en el recinto de Benipila suponen el peor dato de todo el grupo IV. Y solo Amorebieta y Salmantino, con diez tantos encajados, empeoran los números del cuadro entrenado por Munúa.

La parroquia albinegra ya se ha llevado tres disgustos en este inicio de temporada, ante Granada B, UCAM y Melilla. Y a estas tres derrotas en Liga hay que sumar la eliminación en los penaltis, en Copa, contra el Logroñés. Por el Cartagonova, antes de que termine este año, tienen que pasar Sanluqueño, Badajoz, Ibiza, San Fernando y Talavera. En el club son perfectamente conscientes de esta situación y optan por tomárselo con resignación y sentido del humor. Así, en el cartel del partido de este domingo ante el Sanluqueño se juega con esta idea y se bromea con la imbatibilidad del Efesé a domicilio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos