Espantada antes de recibir a 'Leslie'

Aficionados abandonando la zona de Tribuna Alta, ayer, antes del final del partido. / pablo sánchez / agm
Aficionados abandonando la zona de Tribuna Alta, ayer, antes del final del partido. / pablo sánchez / agm

La mayoría del público abandonó la grada tras la expulsión de Elady; el resto, anestesiado de tanto golpe, se marchó en absoluto silencio

RUBÉN SERRANO CARTAGENA.

Aunque nadie lo dice, el doble varapalo de la temporada pasada contra el Rayo Majadahonda y el Extremadura sigue ahí. Duele. Y bastante. Con esos dos golpetazos en el cuerpo, un tropiezo cualquiera en la Liga parece no hacer daño. Una imagen reveladora fue la de ayer, tras la tercera derrota del Cartagena delante de su público, en solo cuatro partidos, ante el Melilla (0-2): una parte de la afición abandonó el estadio antes de tiempo, en el minuto 80, cuando Elady vio la tarjeta roja y todo estaba cuesta arriba. Una espantada antes de que los coletazos del huracán 'Leslie' se dejaran notar en forma de viento y lluvia. Los que aguantaron hasta el final, como si estuvieran anestesiados, se levantaron de sus asientos en absoluto silencio. Ni pitos ni aplausos por el esfuerzo para los chicos de Munúa. Con el estómago acostumbrado al sinsabor, no tomar disgustos pareció el mejor antídoto.

Lo cierto es que a pesar de la amenaza de la tormenta tropical, del puente del Pilar y del horario de domingo de mañana, cerca de 5.500 personas presenciaron el partido. No obstante, resulta extraño que en ninguno de los cinco encuentros disputados en casa (cuatro de Liga y uno de Copa), el Efesé no haya alcanzado al menos los 7.000 espectadores. Esa es la última cifra que dio el club, a finales de verano, del número de carnés despachados en las oficinas. La cifra más alta en Segunda en B que, de momento, no se ha visto en la grada.

Al margen de la rareza, la octava jornada liguera sirvió para corroborar una vez más que al Efesé no se le dan bien los partidos a los doce del mediodía: con el de ayer, solo ha ganado 5 de los últimos 26 jugados en horario matinal. Especialmente trágica fue la derrota en el Cerro del Espino, y muy dulce la agónica salvación de los chicos de Palomeque en Las Palmas. En el caso del Melilla, es la primera vez, desde el descenso a Segunda B en 2012, que los norteafricanos se llevan la victoria. Tres victorias albinegras y tres empates eran las estadísticas en los últimos precedentes.

Cordero, Barragán y Quirantes

A la curiosa efeméride no quisieron faltar curiosos invitados, como el responsable de confeccionar la última plantilla del Efesé en el fútbol profesional: Ángel Quirantes tomó nota de todo lo ocurrido en el encuentro, sentado en una butaca que hay justo detrás del palco del Cartagonova. A su lado, la derrota ante el líder del grupo IV también la vieron en directo el actual director deportivo del Elche, Jorge Cordero, y el exentrenador de Cádiz, Mirandés y Ponferradina, entre otros, Claudio Barragán. El técnico de Manises está sin equipo.

En el palco, recientemente remozado por el club albinegro, sí estuvieron diversas autoridades políticas y deportivas. También directivos, como el dueño chino del Jumilla Li Xiang. Los vinícolas recibirán al Melilla en dos fines de semana y su propietario quiso acercarse a 'espiar' al rival. Más cerca de Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis se sentaron el presidente del Real Club de Regatas de Cartagena, José García-Bravo; la consejera y candidata a la alcaldía por el PP Noelia Arroyo y la exedil de Deportes Obdulia Gómez, ahora en la Delegación del Gobierno regional, entre otras personalidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos