Un equipo «desconectado y sin garra»

El grana Chumbi pasa por delante de Vitolo, en el suelo, en el último derbi disputado en el Cartagonova. / j. m. rodríguez / agm
El grana Chumbi pasa por delante de Vitolo, en el suelo, en el último derbi disputado en el Cartagonova. / j. m. rodríguez / agm

Cinco veteranos peñistas del Efesé aportan su visión sobre la crisis del conjunto albinegro

RUBÉN SERRANO CARTAGENA

Todos llevan al Efesé en el corazón. Lo sienten desde que eran niños. Por supuesto, les duele ver en crisis al equipo de sus amores. Son sufridores. Están en las duras y en las maduras. Y tienen claro que el Cartagena ha sufrido «un frenazo» en los últimos dos meses, en juego y números: 3 puntos de los últimos 18 en juego. Cinco veteranos peñistas del conjunto albinegro, voces autorizadas en un bache como el actual, aportan su punto de visto sobra la situación del equipo dirigido por Gustavo Munúa.

«Lo que más preocupa es que la mala racha se está alargando demasiado, y la sensación es que las cosas cada vez van a peor», aseguran los fieles

«No sé qué pasa dentro del vestuario. Pero algo hay. En dos meses no puede cambiar tanto la película, con independencia de que los delanteros estén más o menos acertados. Fallan todos los puestos y no creo que sea el cansancio. Hace dos meses iban como motos. Son profesionales y eso no es. Estamos a tiempo de reaccionar. La plantilla tiene que ser consciente que en siete partidos [los cinco de Liga y dos de 'play-off' en caso de ser líderes de grupo] están en Segunda. Si ellos quieren, pueden lograrlo», resume el presidente de la Federación de Peñas del Cartagena, Miguel Ángel Muñoz, seguidor desde niño y punta de lanza de un colectivo que arrastra a 2.250 hinchas.

Esa misma línea es la que sigue Pencho Angosto, fundador, histórico líder de los peñistas durante ocho años y mano derecha de Muñoz en la actual directiva. «La racha es preocupante. Si no se revierte la situación, nos vamos a quedar fuera del 'play-off'. El Ejido es uno de los peores equipos en la segundo vuelta. Si no ganamos, ya podemos cerrar el chiringuito. Eso ya sí sería señal de que en el vestuario pasa algo y no vemos. La sensación es de falta de garra, de actitud. Munúa ha perdido un poco los papeles. Son 3 de 18 y por menos ya se pedía un recambio para Monteagudo», explica.

«Hemos batido récords históricos y de repente hemos dado un frenazo. No generamos ocasiones de peligro y a los delanteros no les llegan los balones», añade. Juan Diego García está metido en la peña de los Gabinos desde su constitución, en 2007, y desde Tribuna Alta ha visto cómo el bajón del Cartagena «ha sido brutal». Él es defensor de Munúa y, aunque «debería darle una vuelta al 4-1-4-1», entiende que hay «momentos críticos» a lo largo de la temporada. Pero le «preocupa» que «la mala racha se están alargando demasiado». Sobre todo, porque «el síntoma cada jornada es que las cosas van a a peor». También echa de menos «los galones y la veteranía» de futbolistas como Aketxe, Vitolo, Elady y Jesús Álvaro. «Están llamados a coger las riendas».

Fe en Munúa

La peña Squadra albinegra tiene 83 miembros y, a lo largo de esta temporada, ha acompañado a los de Munúa a numerosos desplazamientos, como a los de Málaga, Granada y El Ejido. Su líder es Carlos Rodríguez, que de niño ya acudía al Almarjal. Él ve «contraproducente» que Belmonte y Breis tengan que mediar en la situación, y entiende su postura de guardar silencio y mantener la confianza en el entrenador uruguayo.

«La velocidad de balón no es la misma. Ya no finalizamos las jugadas y hay menos ideas cuando llegamos al borde del área. Los jugadores saben que han desaprovechado una oportunidad, pero Munúa ya dio con la tecla, todos son los mismos y la identidad no se ha podido perder», analiza.

«Últimamente, la actitud de los jugadores deja mucho que desear. Antes éramos más agresivos. Eso solo lo pueden solucionar ellos. Se tienen que concienciar de las exigencias que se les pide», comenta Rafael Sánchez, presidente de Submarino Albinegro.

Más