Fútbol | FC Cartagena

Elady regresa a tiempo

Elady resbala sobre el terreno mojado en la celebración del primer gol, seguido por Josua Mejías. / j. m. rodríguez / agm
Elady resbala sobre el terreno mojado en la celebración del primer gol, seguido por Josua Mejías. / j. m. rodríguez / agm

Un 'hat-trick' del atacante jienense devuelve la fe al Efesé, que todavía quiere dar guerra

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

Y al séptimo día, se levantó. De la mano de un formidable Elady, que se reencontró con el gol por partida triple en una tarde para el recuerdo, el Cartagena sumó ante El Ejido la victoria que necesitaba (3-0) para acabar con la nefasta racha del último mes y medio, respirar en la clasificación, conservar la distancia con el quinto (que es de cinco puntos) y mantenerse con vida en la pelea por la primera plaza, en la que Melilla y Recreativo han tomado ventaja. Pero quedan cuatro batallas y esa guerra todavía no está perdida.

Había que hacer algo. Nunca es tarde y Gustavo Munúa, posiblemente con un par de semanas de retraso, dio con la tecla. La jornada se complicó mucho por culpa de la lluvia. Eso es cierto. El terreno de juego, aunque soportó el agua bastante bien, no estaba para arriesgar demasiado. No era el mejor día para probar cosas nuevas. Pero el 4-1-4-1 que tan bien había funcionado hasta el día del Melilla llevaba semanas agotado, dando evidentes síntomas de colapso. Tocaba hacer modificaciones. Sí o sí.

Y se inventó el uruguayo un nuevo dibujo, con tres centrales y Santi Jara y Luis Mata volando por los carriles. El lateral portugués, especialmente inspirado, fue decisivo con sus incorporaciones y centros medidos al área desde el perfil izquierdo. Cordero y Fito Miranda aparecían de interiores, entonado el primero y perezoso el segundo. Y Elady acompañaba en punta a Aketxe, lejos de la banda y cerca de la zona de gol, donde se ganan y se pierden los partidos. Elady es el goleador del equipo y, por tanto, cuanto más cerca esté del portero rival, mucho mejor. El cambio, en definitiva, le vino de cine a los albinegros, lanzados desde el primer minuto.

3 CARTAGENA

Joao Costa; Josua Mejías, Moisés, Ayala; Santi Jara, Fito Miranda (Julio Gracia, minuto 65), Vitolo, Cordero, Luis Mata (Jesús Álvaro, minuto 46); Elady (Igor Paim, minuto 76) y Aketxe.

0 EL EJIDO

Aulestia; Eppy, Molo, Sergio Sánchez, Tomás; Gabri, Sergio Jiménez; Kiu (Yannis, minuto 39), Artiles (Javilillo, minuto 76), Alfonso (Velasco, minuto 53); y Samu Corral.

Goles
1-0, Elady (minuto 21); 2-0, Elady (minuto 60); 3-0, Elady (minuto 61).
Árbitro:
Subirats Matamoros (catalán). Amonestó a los locales Josua Mejías y Ayala; y a los visitantes Eppy, Gabri y Sergio Sánchez.
Incidencias
Partido correspondiente a la jornada 34 del grupo IV de Segunda B, en el estadio Cartagonova, ante unos 3.000 espectadores. El balón circuló perfectamente a pesar de las tormentas de los últimos días, salvo en la banda derecha. Pasillo a cadetes e infantiles del club albinegro por sus recientes títulos de campeones regionales.

Compromiso e intensidad

Más allá del dibujo y la táctica, contaba mucho la actitud en una cita de esta índole. A falta de cinco jornadas y viniendo de donde venía el Cartagena, solo se podía salir del túnel con intensidad, concentración, compromiso y pierna dura. Y todo eso lo tuvo el equipo local en un buen primer tiempo, donde se impuso en todas las facetas del juego a un El Ejido tímido, entregado y torpe. Fue un equipo cadavérico el que tuvo delante ayer el Cartagena, por lo que no es buena idea lanzar las campanas al vuelo. Ni mucho menos.

Munúa cambió el dibujo y acertó de pleno, aunque contó la colaboración de un pésimo El Ejido, que huele a Tercera y dio muchas facilidades

Avisó Fito Miranda, con una buena maniobra dentro del área. Su tiro raso lo blocó sin problemas Aulestia. Perdonó luego Elady, quien lo vio tan fácil, después de una sensacional cabalgada de Luis Mata por la izquierda, que se confió en el remate y mandó la pelota fuera. A la segunda, como mandan los cánones del buen goleador, ya no se equivocó el atacante jienense. De nuevo Luis Mata apuró hasta la línea de fondo, recortó y su centro con la derecha al segundo palo lo mandó Elady a la red, con un estupendo testarazo.

Elady perdonó en su primera ocasión y ya no volvió a hacerlo. El jienense marcó en cada ocasión que tuvo Sergio Jiménez, en su vuelta al Cartagonova, remató al poste en el tramo final del partido

Bajó un poco el pistón el Cartagena tras el 1-0, pero en ningún momento sufrió. El Ejido mostró su peor cara en el Cartagonova y dejó claro que si tiene un pie y medio en Tercera es por méritos propios. Además, el único futbolista que desequilibraba e intentaba algo distinto en ataque, el coreano Kiu, se lesionó antes del descanso y dejó aún más huérfano de talento al conjunto almeriense. No hubo noticias de Samu Corral. Y Alfonso solo quebró una vez a Josua Mejías y Moisés, pero se le hizo de noche cuando tuvo que decidir dentro del área.

Fantasmas alejados

No entró demasiado bien el Efesé al partido en el segundo tiempo. El Ejido seguía sin pisar el área de Joao Costa, pero tenía más tiempo el balón. Había algunos desajustes en un Cartagena que en el intermedio perdió por lesión a Luis Mata, el mejor del primer tiempo junto a Cordero. Entró Jesús Álvaro por el luso. Los fantasmas de jornadas anteriores, en las que los cartageneros fueron de más a menos y acabaron cediendo puntos de oro ante su público, empezaban a sobrevolar el recinto de Benipila, con menos público que nunca por culpa de la lluvia. Los que fueron, los incondicionales de toda la vida, regresaron a casa con una alegría en el cuerpo.

Sin embargo, cuando peor estaba el Cartagena llegó la acción que decidió el choque. La jugada tuvo su miga. Jesús Álvaro le robó la cartera a Eppy y se coló en el área. Podía chutar o centrar. No hizo ninguna de las dos cosas, se dio la vuelta, salió del área y se la dio a Cordero. El sevillano la cambió entera, hacia la derecha. Y entonces Santi Jara apareció para poner un balón delicioso en el primer palo a Elady, quien de nuevo con la cabeza anotaba el 2-0. Todo el mundo respiró.

En el siguiente minuto, con El Ejido en la lona, un desatado Elady se plantó solo delante de Aulestia, lo regateó y marcó a placer. Es su primer 'hat-trick' de una temporada brillantísima, la mejor de su carrera. Ya suma 18 dianas. Con el 3-0, los de casa jugaron a placer y pudieron hacer más daño a los almerienses. Aketxe no pudo marcar el gol que tanto necesita y Julio Gracia, tras entrar por Fito Miranda, puso a trabajar a Aulestia con un potente disparo desde la frontal.

También pudo hacer su gol el cuadro visitante. Casi se cumple la ley del 'ex', ya que un testarazo de Sergio Jiménez en una falta lateral puesta por Tomás en el punto de penalti dio en el poste. El de Los Belones lo intentó de nuevo unos minutos más tarde y, en esa segunda ocasión, el balón se marchó por encima del larguero. Ya daba lo mismo. El partido estaba resuelto desde el minuto 60. El Efesé, por fin, vuelve a latir.