Elady: «No me preocupa el dinero que me debe el Murcia»

Elady Zorrilla, al fondo, da toques al balón mientras sus compañeros charlan, este martes en Pinatar Arena. / pablo sánchez / agm
Elady Zorrilla, al fondo, da toques al balón mientras sus compañeros charlan, este martes en Pinatar Arena. / pablo sánchez / agm

El atacante jienense dice que «me dan igual las críticas» y que «el que haya venido a Cartagena sin pensar en ascender no está bien de la cabeza»

LA VERDADCARTAGENA

Elady Zorrilla (La Puerta de Segura, Jaén, 1990) se ha liberado. El ex del Murcia huyó a tiempo de Polonia, donde duró menos de un mes y vivía amargado, y fichó por el Cartagena cuando nadie lo esperaba. Vino para ser uno de los referentes del equipo de Gustavo Munúa, pero había entrado con muy mal pie en su nuevo club. No obstante, el domingo contra el Almería B se quitó toda la carga de la mochila que no le dejaba avanzar. Marcó dos golazos en los ocho minutos que estuvo en el terreno de juego. Es imposible hacer más en menos tiempo.

Primero cazó un grandísimo pase de su amigo Santi Jara y definió a la perfección, con la izquierda, cuando le salió el meta Guille Lara. Y luego lo superó con una preciosa vaselina tras un control de puro lujo, que mejoraba un pase ya de por sí excelente de Rubén Cruz. Elady, así, por fin sonreía con la camiseta albinegra. Y, de paso, con sus dos goles le daba al Cartagena la goleada que necesitaba para empezar a olvidar el mal inicio de temporada y tirar para arriba en la clasificación.

«Todo no me salió como quería en los primeros partidos, pero lo que diga la gente me da igual. No me importan las críticas. Trabajo de la misma manera esta semana, después de meter dos goles, que la anterior, que no metí ninguno. El Elady que esperábais no había hecho pretemporada y le costó arrancar, pero ni antes era tan malo ni ahora soy tan bueno. Con el tiempo, iremos a mejor», comentó el atacante jienense. Y añadió que «el objetivo es subir a Segunda», por lo que «el que haya venido a Cartagena sin pensar en ascender, no está bien de la cabeza», soltó el exjugador de Jaén, Villacarrilo, La Hoya Lorca, Linares, Mancha Real, Murcia y MKS Cracovia.

«Ni antes era tan malo ni ahora soy tan bueno. Vine sin hacer pretemporada y me costó arrancar», afirma

Elady, por cierto, fue ayer protagonista de la actualidad de su penúltimo club, al conocerse que Víctor Gálvez, presidente del Real Murcia, le pagó en junio con unos pagarés que el futbolista no ha podido cobrar en septiembre. No tienen fondos. En el mismo caso están Santi Jara, quien también milita en el Cartagena, y Carlos Martínez, héroe de la salvación del Efesé en el 'playout' de 2015 ante el filial de Las Palmas y actualmente en las filas del Recreativo de Huelva. «Juego en el Cartagena y lo que pase en el Murcia a día de hoy no me incumbe para nada. Si hay cuentas pendientes, ya se saldarán. No me preocupa el dinero que me debe el Murcia», confesó Elady.

Cristo, en el césped

En otro orden de asuntos, el mediapunta tinerfeño Cristo Martín pisó ayer el césped del Cartagonova por vez primera desde que fue operado de una rotura en el tendón de Aquiles en mayo. Cristo, de 31 años, tiene contrato hasta 2020 y es uno de los capitanes. No dispone de ficha en esta primera vuelta, pero se le tramitará en enero para que pueda jugar en la segunda. Si todo marcha bien, podría reaparecer en febrero. Es una gran noticia que ya trabaje con el fisio sobre la hierba, pero aún le queda mucho trabajo por delante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos