Fútbol | FC Cartagena

No hay paz con Elady

Elady charla con Aketxe, ayer en Pinatar Arena, antes del partido entre el Cartagena y el Hércules. /Antonio Gil / AGM
Elady charla con Aketxe, ayer en Pinatar Arena, antes del partido entre el Cartagena y el Hércules. / Antonio Gil / AGM

La entidad burgalesa va a por el jienense y su primera oferta, de 350.000 euros en siete partes, es rechazada; el jugador guarda silencio. El Efesé se mantiene firme y pide los 500.000 euros al Burgos de una tacada

RUBÉN SERRANOCartagena

Primero fue Donovan Wilson, aunque fue descartado por el Cartagena; luego, la pérdida de Toché. Y la semana pasada, el lateral del Leganés Raúl Sánchez. El Burgos no ha dejado de interceder en las diferentes operaciones que han intentado fructificar Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis, desde el inicio del mercado de fichajes. El pasado martes, volvió a la carga para agitar un asunto que ayer encendió las alarmas de la afición albinegra: llamó al Cartagonova para llevarse por 350.000 euros a Elady Zorrilla. El Efesé la rechazó, en un comunicado que hizo público, y se remitió a la cláusula de rescisión de 500.000 euros.

No hay paz en un asunto que parecía haber llegado a su fin el miércoles 31 de julio, cuando el Cartagena anunció la mejor noticia del verano: la renovación hasta 2021 de su futbolista abanderado y máximo goleador la temporada pasada, con 21 dianas. La salida del jienense se daba por hecho tras concluir el curso en Ponferrada; lo normal es que algún club de superior categoría se interesara por él. A sus 29 años, era el momento perfecto para dar por primera vez el salto al fútbol profesional, tras pasar por Orcera, Villacarrilo, La Hoya Lorca, Jaén, Linares, Mancha Real, Real Murcia y KS Cracovia.

Cariño y buenas palabras

El Alcorcón y el Fuenlabrada fueron dos de los equipos de Segunda interesados, pero el único que hizo una oferta en firme por él fue el Tenerife, que lo estuvo tanteando hasta que se retiró de la puja, al entender que no podía ofrecer los 500.000 euros establecidos en la cláusula de rescisión. Había que llegar a un acuerdo entre las tres partes: el interés real de un club de superior categoría, el pago íntegro del medio millón y un destino donde Elady se sintiera realmente importante y valorado.

El Cartagena es firme en su postura y la pelota está en el tejado del futbolista, que renovó hace dos semanas hasta junio de 2021

El de La Puerta del Segura no jugó ayer por «molestias en la rodilla» y dijo en San Pedro que no tiene permitido hablar

Eso no sucedió y Elady finalmente optó por sentarse a hablar con Belmonte y Breis: amplió su contrato por un año más y hace dos semanas pasó a convertirse en el jugador mejor pagado de la plantilla. Eso sí, Belmonte y Breis le respetaron la cláusula de rescisión y darle facilidades para marcharse el próximo verano, si el Cartagena no sube y llega una oferta de Segunda. «Me quedo porque creo en el proyecto. Si no viera que podemos subir, hubiera forzado la máquina para marcharme. He firmado por otro año más y además he firmado un buen contrato. Se me ha valorado bien por parte del club. Hay que ascender como sea», dijo un día después de su renovación.

El Burgos ha vuelto a agitar el árbol, y el Cartagena respondió contundente con un comunicado. La oferta de 350.000 euros «era pagadera en siete cuotas de 50.000 euros cada una en los meses de septiembre, octubre de 2019; febrero, mayo, agosto, noviembre y diciembre de 2020», resaltó el Efesé en el escrito. Lógicamente, Belmonte y Breis entienden que ese sistema fraccionado no es el ideal, y respondió al club burgalés remitiendo al «pago inmediato en una sola cuota» de los 500.000 euros que figuran en el contrato. Fuentes del club albinegro, a preguntas de 'La Verdad', prefirieron no dar más detalles y únicamente se remiten al comunicado como respuesta.

Tampoco hay una respuesta por parte del jugador ni de su agente, José Martínez. Obviamente, existen los contactos y el interés de las dos partes para que la propuesta llegue al Cartagena. Desde luego, sería un jarro de agua helada para el club perder a su jugador-franquicia con el arranque liguero el 25 de agosto, y prácticamente sin tiempo para encontrar un sustituto de garantías. Elady se perdió ayer el amistoso contra el Hércules. No fue convocado. Y, a preguntas de este diario en el descanso, y luego Munúa al terminar el partido, dijo que tiene «molestias en la rodilla desde hace un día y medio», y que no tiene permitido hablar sobre el tema y calentar más el asunto.

Más información

Lucas de Vega, más talento y recorrido directo de La Masía

A la espera de lo que suceda con Elady, Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis siguen a lo suyo y ayer anunciaron el duodécimo fichaje para la próxima temporada. Es la cesión del centrocampista hispanobrasileño Lucas de Vega, de 19 años, formado en la cantera del Barcelona desde los diez y que el pasado mes de marzo renovó su contrato con el club azulgrana hasta 2022, con opción a dos más. Es una de las joyas de La Masía y su cláusula de rescisión, según informó el Barça el día de su ampliación en un comunicado, es de 100 millones de euros. Es la segunda incorporación que hace oficial el Efesé esta semana, tras la del también sub23 Adalberto Carrasquilla. El préstamos es hasta junio de 2020.

De Vega nació en Fortaleza hace 19 años y el Barcelona se fijó en él en etapa Alevín. Ha pasado por todas las categorías inferiores, hasta el Juvenil, y también participó en la UEFA Youth League, que disputan las equipos inferiores de la Champions. De padre español y madre brasileña, pasó por las categorías inferiores de Brasil y España. Su rol es más bien ofensivo (en su primer año en el Barcelona lo probaron como delantero), tiene largo recorrido en la conducción del balón, juega muy pegado al pie y le gusta merodear el área rival, cuando arma el disparo con la pierna derecha. Antes de su renovación por el Barcelona también fue tanteado por el Madrid.

«Destaca por su talento y personalidad dentro del terreno de juego. Su posición natural es la de centrocampista de carácter ofensivo, aunque también tiene es un futbolista con capacidad defensiva y puede adaptarse perfectamente a cualquiera de las posiciones del centro del campo gracias a su gran calidad técnica y buen golpeo de balón», indicó el Cartagena en un comunicado. De Vega había empezado la pretemporada con el Barcelona B. Su perfil es diferente al de Cordero y Verza. Con la llegada del hispanobrasileño y de Carrasquilla, se da por hecha la cesión de Adama Fofana.