Fútbol | Segunda B

El Efesé resuelve rápido en Marbella

Los jugadores del FC Cartagena celebran uno de los goles del partido./AGENCIA LOF
Los jugadores del FC Cartagena celebran uno de los goles del partido. / AGENCIA LOF

Gana con dos goles de Elady y Aketxe en los cinco primeros minutos y se queda a cuatro puntos del liderato

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

El Cartagena rompió su histórico gafe en Marbella por la vía rápida. En un abrir y cerrar de ojos ganó un partido que solo duró cinco minutos, el tiempo que necesitó el equipo entrenado por Gustavo Munúa para anotar dos goles y dejar tumbado sobre la lona a un Marbella muy pobre. No tiene nada que ver este equipo con el que la temporada pasada le discutió el primer puesto al Efesé hasta la última jornada. Dio facilidades el conjunto costasoleño, desde luego. Pero eso no resta ningún mérito a lo que hizo el Cartagena en el Municipal de Marbella, con las gradas casi desiertas y un césped tan alto que por momentos no sabíamos si estábamos en Marbella o en Montevideo.

0 Marbella

Wilfred; Gallar, Marcos Ruiz, Cruz, Rafa Muñoz (Hakim, minuto 46); Manu Molina (N'Diaye, minuto 55), Elías, Añón, Álex Bernal (Juanma, minuto 61); Sillero y Montero.

2 FC Cartagena

Joao Costa; Orfila, Moisés, Ayala, Jesús Álvaro; Vitolo (Cordero, minuto 14); Santi Jara, Moyita (Fito Miranda, minuto 68), Julio Gracia, Elady; y Aketxe (Rubén Cruz, minuto 74).

Goles:
0-1, Elady (minuto 1). 0-2, Aketxe (minuto 5).
Árbitro:
Collado López (manchego). Amarillas al local Rafa Muñoz; y a los visitantes Jesús Álvaro, Moyita, Moisés y Cordero.
Incidencias:
Municipal de Marbella.
El público:
500 espectadores en la grada.

Dio lo mismo. Los visitantes, sabiendo que había perdido el Melilla por la mañana y que también podía hacerlo el UCAM por la tarde, entraron al campo desatados, con sangre en los ojos. Lo de El Ejido no podía repetirse. Y bastaron 43 segundos para confirmar que no se iba a repetir. Aketxe cogió un balón en campo rival y filtró un estupendo pase hacia Elady, titular en detrimento de Cordero y del doble pivote. El ex del Murcia, el mejor del encuentro, desnudó con su arrancada a Marcos Ruiz y superó con clase al meta Wilfred, quien salió rápido a tapar portería.

Con el Marbella sonado, intentando comprender qué le había sucedido antes de que se cumpliera el primer minuto de juego, llegó el 0-2. Orfila, la otra novedad en el 'once' de Munúa' puso un formidable centro al primer palo y allí apareció Aketxe, para adelantarse a los centrales Cruz y Marcos Ruiz y cabecear al fondo de las mallas. Minuto 5 y 0-2. Lo nunca visto.

Los siguientes 85 minutos sobraron. No hubo partido porque el Marbella no pudo y el Cartagena no quiso. Los locales, con un plan tan rudimentario como ineficaz, basaron su intento de remontada en bombardear a la zaga visitante con pelotas aéreas que siempre buscaban la cabeza del gigante Álvaro Montero. El ex del Cartagena, que en cada lance sacaba el codo, le rompió el tabique nasal a Vitolo a las primeras de cambio. Y el árbitro, el tarjetero Collado López, ni se enteró.

Entró Cordero por el tinerfeño, quien fue rápidamente evacuado al hospital de Marbella. No se había cumplido el primer cuarto de hora de un partido en el que todo pasó rápido. El principio fue definitivo. Siempre que se acercó al área de Wilfred, el Cartagena generó peligro. Pero con el 0-2 y la tranquilidad que daba su zaga –imperial Moisés, aplicado Ayala y rápido Orfila–, los albinegros entendieron que merecía la pena conservar la ventaja y no exponerse demasiado.

Y así fueron pasando los minutos, sin sobresaltos. La única oportunidad clara de los locales llegó a falta de un cuarto de hora. Fue en una acción personal de N'Diaye, que entró de refresco y agitó el ataque marbellí. Se coló en el área tras irse de Cordero y Orfila y su centro al primer palo era mortal. Pero Sillero le dio al aire. En el segundo palo, ya con Jesús Álvaro y Ayala encima, la pelota le llegó a Juanma, quien remató a las manos de Joao Costa.

Estuvo más cerca el 0-3 que el 1-2 en el tramo final. Julio Gracia, con una formidable jugada en la que regateó a Gallar y Añón, no se fue de Marbella con el premio del gol porque Wilfred sacó con el hombro un trallazo que iba dentro. Y poco después, Jesús Álvaro se encontró con el poste en un zurdazo desde la frontal.

Así acabó una jornada redonda para el Efesé, que recorta tres puntos a los dos primeros. Se queda a cuatro puntos del líder, un Melilla que hace dos semanas tenía nueve más que los de Munúa. Y la segunda plaza ya la tiene a un solo punto. Si gana los dos últimos partidos de la primera vuelta, la terminará con 39 puntos, a uno del récord logrado hace dos temporadas por el Efesé, con Alberto Monteagudo en el banquillo.

 

Fotos

Vídeos