Fútbol | Segunda B

Líder por la puerta grande

Los jugadores del FC Cartagena celebran el gol de Elady./LOF
Los jugadores del FC Cartagena celebran el gol de Elady. / LOF

El Efesé asalta el fortín de La Línea de La Concepción y es campeón de invierno por tercer año consecutivo

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

La mejor respuesta en el mejor momento. El Cartagena logró esta mañana en La Línea de La Concepción lo que nadie había conseguido: llevarse los tres puntos. Y con esta nueva victoria a domicilio, los hombres de Gustavo Munúa adelantan en la clasificación a UCAM y Melilla, se colocan por primera vez como líderes y terminan la primera vuelto en lo más alto, algo solo impensable hace un mes, cuando el Melilla tenía nueve puntos más que los albinegros. Como en 2017 y 2018, en este 2019 el Efesé también consigue ser campeón de invierno. De tanto insistir, terminará llegando el ascenso. Es lo lógico en un deporte, eso sí, que a veces sorprende por ilógico e injusto. El salto de categoría caerá por su propio peso.

Los de Munúa firmaron un primer tiempo soberbio y supieron defender el gol de Elady tras el descanso, con acierto y experiencia

Además, el Efesé asaltó el fortín del Municipal de La Línea de La Concepción a lo grande. Para tumbar delante de su público al equipo más en forma de toda la Segunda B (trece jornadas sin perder, invicto como local y conjunto menos goleado de todas las categorías del fútbol español), había que hacer muchas cosas bien. Y los de Munúa decidieron hacerlo todo bien en un primer periodo primoroso, a la altura de los mejores que el Cartagena ha realizado en esta primera vuelta. Así, alcanzó el liderato de la mejor manera, entrando por la puerta grande.

0 Linense

Javier Montoya; Sergio Rodríguez, Carrasco, Kibamba, Pierre; Gato (Ahmed, minuto 66), Ismael Chico (Tarsi Aguado, minuto 71), Sana, Juampe (Kike, minuto 85); Pirulo y David Moreno.

1 FC Cartagena

Joao Costa; Orfila, Moisés (Antonio López, minuto 72), Ayala, Luis Mata; Vitolo; Santi Jara, Moyita, Julio Gracia (Óscar Ramírez, minuto 87), Elady (Fito Miranda, minuto 69); y Aketxe.

Goles
0-1, Elady (minuto 9).
Árbitro
Ortiz Arias (madrileño). Amarillas a los locales Sana y Carrasco; y a los visitantes Orfila, Aketxe y Vitolo.
Incidencias
Estadio Municipal de La Línea de La Concepción. Unos 3.000 espectadores.

Muchas llegadas

Avisó Aketxe con un testarazo en un saque de falta lateral de Santi Jara. Y al segundo intento, Elady dio en la diana. Sigue desatado el ex del Murcia, cada vez más cómodo y decisivo en este Cartagena. Recibió un buen pase de Julio Gracia dentro del área y engañó al meta Montoya con un certero derechazo. La jugada de los visitantes había sido de tiralíneas, iniciada por Moisés, mejorada por Luis Mata y finalmente cosida por tres quiebros de Julio Gracia y el remate terminal de Elady.

Volaba el Cartagena en esos instantes, ante un rival sonado. Y nada más sacar de centro casi llega el 0-2. Moyita soltó un trallazo desde la frontal y el balón se estrelló en el poste. Hubo más. Julio Gracia se fue de todos los que le salieron al paso y cuando iba a marcar se encontró con la pierna del central Carrasco. Luis Mata, sobrealiente en el lateral izquierdo durante toda la mañana, sirvió poco después para que Elady fusilara de nuevo a Montoya. En esta ocasión, el meta del Linense sacó una mano milagrosa y evitó que el disparo del jienense entrara.

En el último cuarto de hora del primer acto, tras dos escaramuzas de Sana y David Moreno, cesaron las llegadas del cuadro visitante. Pero la realidad es que el dominio del balón y de la situación por parte del Cartagena fue aplastante en los primeros 45 minutos. Lo peor al descanso era lo corto que parecía el 0-1 tras lo visto en el terreno de juego. Muy corto.

Cambio de tendencia

La primera jugada del segundo acto fue idéntica a la del primero. Falta lateral que sirve Santi Jara, cabecea Aketxe y Montoya envía a córner, con ciertos apuros. Parecía que todo seguiría igual, pero con el paso de los minutos se vio un claro cambio de tendencia. El Linense, un equipo que ha hecho una primera vuelta sideral, empezó a tener más tiempo la pelota y comenzó a pisar el área visitante. El Efesé, por tanto, no estuvo tan cómodo en el segundo periodo. Eso sí, tiró de orden, acierto y experiencia para no sufrir demasiado. Todo el mundo se mojó en la tarea de defender el 0-1.

No obstante, no hubo avalancha local, ya que realmente el equipo entrenado por Jordi Roger solo tuvo una clara ocasión para empatar el partido. Fue en un saque de esquina botado por David Moreno al segundo palo. El remate de cabeza de Ahmed, que acababa de ingresar en el terreno de juego, fue al centro pero era muy potente. El luso Joao Costa tiró de reflejos para hacer la parada de la mañana y dejar una semana más su portería a cero.

Lo que hubo después fueron fuegos de artificio. Los de casa colgaron muchos balones, pero casi siempre se impusieron los centrales visitantes. Se marchó lesionado Moisés, por culpa de un golpe en la rodilla cuando taponaba una peligrosa incursión de Juanpe. Antonio López, su sustituto, cumplió a la perfección. Y Munúa jugó los últimos ocho minutos con cinco defensas, tras meter a Óscar Ramírez y quitar a Julio Gracia.

El Cartagena no se prodigó demasiado en ataque en el segundo acto, aunque dispuso de dos ocasiones clarísimas. El central Ayala, tras una incursión sorprendente en la que recorrió todo el campo rival con el balón pegado a su bota izquierda, se plantó solo delante de Montoya y el cancerbero local le ganó la partida en el mano a mano. Y Moyita, en el cuarto minuto de los cinco de tiempo añadido, perdonó un claro dos contra uno, en el que Aketxe se quedó esperando para remachar la pelota a la red. Al final, esa acción fue meramente anecdótica. Lo que importa es que el Cartagena venció con brillantez en un campo en el que nadie había ganado esta temporada y ya lidera la clasificación. El de Munúa es un equipo lanzado y en permanente progresión. Ya vuela.

Más información

 

Fotos

Vídeos