Fútbol | Segunda B

El Efesé despacha al Sanluqueño sin despeinarse

Santi Jara, jugador del FC Cartagena en un lance del partido./Antonio Gil / AGM
Santi Jara, jugador del FC Cartagena en un lance del partido. / Antonio Gil / AGM

Los de Munúa ganan cómodamente a los verdiblancos (3-0), recién ascendidos, con dos goles a balón parado rematados por Aketxe y otro de Gracia, de golpeo precioso

RUBÉN SERRANOCartagena

Poco a poco sale el sol. El Cartagena, semana a semana, crece y crece y come terreno para escalar a los puestos altos de la clasificación. El 'playoff' ya está a tiro de piedra, tras la victoria de este domingo por la noche al Atlético Sanluqueño (3-0). El Efesé despachó a los verdiblancos sin despeinarse, con lo justo para coger aire en casa y afrontar en buena línea los dos próximos compromisos, ante Villanovense y Badajoz, antes de visitar la Nueva Condomina. Dos remates de cabeza de Aketxe, en sendos saques de esquina, bastaron para noquear a los muchachos de Falete, valientes aunque sin armas suficientes para plantar cara a un candidato al ascenso. Julio Gracia, con minutos al final, remató la faena con una diana de muchos quilates; un disparo limpio y con rosca. Precioso.

3 FC Cartagena

Joao Costa; Ramírez, Moisés, Ayala, Jesús Álvaro; Cordero; Jara (Paim, minuto 73), Carrillo (Julio Gracia, minuto 66), Moyita, Elady; Aketxe (Rubén Cruz, minuto 79).

0 Atlético Sanluqueño

Diego; Mario (Missfut, minuto 78), Pelón, Jose (Dani Muñoz, minuto 84), Álex Cruz; Alberto García, Abel Gómez; Dani del Moral, Nando Quesada, Mawi; Juanfran (Dani Güiza, minuto 63).

Goles:
1-0, Aketxe (minuto 40); 2-0, Aketxe (minuto 67); 3-0, Julio Gracia (minuto 75).
Árbitro:
Cambronero González (castellano-manchego). Amonestó a los locales Moisés y Carrillo; y a los visitantes Alberto García, Pelón, Jose y Missfut.
Incidencias:
Estadio Cartagonova, ante 4.800 espectadores. Terreno de juego en estado irregular, debido a la reciente resiembra del césped. Antes del partido, los jugadores del Cartagena B mostraron al público la Copa Federación, que el filial ganó en su fase regional.

Desde luego, el Sanluqueño tiene más empaque del que se le presupone a un recién ascendido. Lo demostró en los primeros veinte minutos, el tiempo que tardó el Efesé en entrar en calor. Hasta ese momento, los verdiblancos cerraron bien los huecos en la retaguardia y buscaron las cosquillas con el desmelenado Mawi, un extremo realmente habilidoso que puso patas arriba a la defensa albinegra: asociaciones por dentro y un par de pases al espacio de los que no sacaron tajada Juanfran y Dani del Moral, dormido dentro del área, al que Jesús Álvaro le robó la cartera con todo a favor para disparar a puerta.

El chiclanero, pura dinamita, hasta desquició a un veterano como Moisés, que vio la amarilla por derribarlo en el borde del área. Esas acciones a balón parado son un caramelo para un viejo rockero como Abel Gómez. Con 36 años y un cargado currículum, aún le sobra talento para dejar destellos de clase. La falta la tiró formidable, en el minuto 35: rozó la cruceta y fue la más clara de su equipo. Antes de esa acción, lo cierto es que el Efesé ya había despertado; le costó coger temperatura, en una noche fría, entre otras cosas porque Cordero tuvo que hacer las veces de escoba y recogedor. Sin un organizador claro, no es fácil que la artillería de Jara, Moyita, Carrillo y Elady entre en acción.

Sin brillar en exceso, el Cartagena dio un paso adelante, frecuentó más la zona de tres cuartos y los extremos llegaron hasta línea de fondo. También Óscar Ramírez, un tipo que nunca falta a su cita: como tiene un guante en la pierna, en cada partido mete tres centros de miedo, al punto de penalti. Uno casi lo caza Elady, en el segundo palo. Pero la conexión genial de la noche iba a ser la de Santi Jara y Aketxe. En una falta lateral, un envío del ex del Real Murcia la remató de cabeza el vasco, al palo. Al borde del descanso, en una acción similar, pero de córner, sí el enchufó el ariete, titular pese a que Rubén Cruz le dio el tanto de la victoria al equipo en Sevilla.

Sin mucha más historia, sin un juego maravilloso ni vertical, el Cartagena encontró cierta comodidad en la segunda parte. El Sanluqueño mucho más sereno pese a la entrada de Dani Güiza, también lo permitió. Moyita lideró un buen contragolpe, le entregó la pelota a Jesús Álvaro y, dentro de área, tras un buen recorte, solo un defensa evitó el 2-0. Sí subió al marcador el segundo poco después, en el minuto 67. De nuevo, con una jugada calcada a la del 1-0: saque de esquina de Jara y remate de cabeza de Aketxe al primer palo. No necesitó más el vasco, ovacionado para dar entrada a Rubén Cruz, ni tampoco el Efesé para batir a un Sanluqueño de más a menos, arrugado con el paso de los minutos. En el tramo final, apenas sin acercamientos relevantes, los minutos los aprovechó Julio Gracia; el futbolista cedido por el Betis, talentoso organizador, clavó la pelota al segundo palo, un golpeo precioso. Fueron minutos para coger carrete, como el brasileño Paim. Con lo justo, el Efesé despachó al Sanluqueño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos