Fútbol | Segunda B

El Efesé dice adiós al récord

Aketxe, jugador del FC Cartgena, en un lance del encuentro./J. M. Rodríguez / AGM
Aketxe, jugador del FC Cartgena, en un lance del encuentro. / J. M. Rodríguez / AGM

El Cartagena rema pero no puede contra el férreo Recreativo (0-0), con una defensa de cinco, y deja la racha en seis victorias consecutivas; los de Munúa siguen líderes, un punto por encima del UCAM Murcia

RUBÉN SERRANOCartagena.

No hubo manera, ni por alto ni por bajo ni a balón parado, de meterle mano al Recreativo de Huelva. El Cartagena lo intentó, remó hasta final, pero poner patas arriba a una defensa de cinco hombres no es tarea sencilla. Y en ese esfuerzo quedó por el camino la plusmarca que podía batir el Efesé: la de lograr siete victorias consecutivas. Con el empate (0-0), entrar en la páginas de historia del fútbol local queda pendiente. La estadística puede esperar. Al menos, el punto sirve para seguir por delante del UCAM Murcia, a una semana de que ambos equipos se vean las caras en La Condomina.

0 FC Cartagena

Joao Costa; Ramírez, Antonio López, Ayala, Jesús Álvaro; Vitolo; Jara (Moyita, minuto 63), Cordero (Fito Miranda, minuto 72), Gracia, Elady; Aketxe (Rubén Cruz, minuto 81).

0 Recreativo de Huelva

Marc Martínez; Iago Díaz (Carlos Martínez, minuto 70), Israel Puerto, Iván González, Diego Jiménez, Pablo Andrade; Ródenas (Pina, minuto 85), Llorente, Tropi, Borja Díaz; Caye Quintana (Quiles, minuto 61).

Árbitro:
Escriche Guzmán (valenciano). Amonestó a los visitantes Marc Martínez, Iván González, Tropi y Diego Jiménez.
Incidencias:
Cartagonova, ante unos 6.500 espectadores. Tarde con 21 grados y césped en perfectas condiciones. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por Julen, el niño hallado sin vida en un pozo de Totalán.

Lo advirtió José María Salmerón y también el central Israel Puerto: al Cartagonova iban a salir sin miedo. Y lo cierto es que al Recreativo no le entró el tembleque esta tarde, en la visita a todo un imparable líder como el Cartagena. Los muchachos de José María Salmerón salieron al abrigo en una tarde agradable, con un sistema de 5-4-1. La táctica le salió a pedir de boca al exentrenador de Real Murcia y UCAM; desactivó todas las virtudes del Efesé, apagado, falto del dinamismo y la alegría a la que acostumbran sus bailarines Elady, Santi Jara y Julio Gracia. Ellos juegan con el acelerador y el Recre, puro hormigón, los frenó en seco. Freno de mano, velocidad de tractor y cero diversión en el verde.

Así es como juega a esto Salmerón, un curtido estratega capaz de exprimir y aislar a sus futbolistas del 'ruido' externo. Lo hizo en el Real Murcia y lo repite ahora en el Recreativo, en manos del Ayuntamiento y cuyo futuro pende de un hilo desde su descenso a Segunda B, en 2015. Lo tiene arriba. Poca broma. En la primera parte, sus chicos interpretaron al pie de la letra el plan: esconderse en el caparazón sin renunciar a salir de él en momentos puntuales. Con el carrilero Iago Díaz fundió al Jesús Álvaro más mustio, lógico tras tres semanas lesionado; también Ródenas y Llorente entraron fácil por su costado. Y en un saque de esquina, Israel Puerto avisó con un cabezazo por encima del larguero. Entre esos picotazos puntuales, las numerosas paradas en el juego y Aketxe fuera de órbita, el Decano se marchó al asueto entero. El vasco no está nada fino.

En la segunda parte, la historia fue bien distinta. El esfuerzo hizo grietas en la armadura del Recreativo y eso se notó en el Cartagena, con más pasillos para estirar las alas. Apareció Gracia en los interiores, para dar luz en el túnel. También emergió Jesús Álvaro, con varias escaladas hasta la línea de fondo. El Efesé disfrutó de veinte minutos de gran nivel, con Elady como principal agitador. El ex del Real Murcia se entendió con todos, hizo varios quiebros a los defensas y desperdició un mano a mano con Marc Martínez. Además, en un lío de piernas dentro de área, un defensa sacó su disparo desde el suelo. El portero del Recre, sabedor del oleaje, montó un paripé para detener el encuentro un par de minutos. Fingió una agresión de Cordero.

Salmerón también interpretó el momento y, definitivamente, cerró la persiana en el tramo final. Con Tropi robó balones en la medular y con Quiles pisó territorio albinegro. Ayala, un defensa imperial, lo mantuvo todo en orden. También Antonio López, que cumplió en ausencia de Moisés. Es más que fiable. El delantero Ródenas abandonó el campo por el defensa Pina, para colocar el 'autobús', cubrir el rancho e impedir que la insistencia de los recambios, con Fito Miranda, Moyita y Cruz, surtiera efecto.